Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO, 22 DE ABRIL DE 2012 cordoba. abc. es CÓRDOBA 29 Evolución de los planes de pago aplazado con la crisis B 2009 Expertos aseguran que el abono a plazos agiliza el cobro BAbogan por incluir bajo esta modalidad a todos los tributos en época de crisis P. GARCÍA- BAQUERO CÓRDOBA 1.563 Con la crisis, ya sacudiendo fuerte, ésa fue la cifra de familias y empresas que formalizaron el plan de pago aplazado. posible su cobro ya que dispone del dinero de las familias, en menor cantidad más veces al año, y en tiempos de crisis, más aún Es lo que popularmente conocemos, asegura, como pagar sin darnos cuenta Más tributos fraccionados B 2010 4.056 Se percibe ya en este ejercicio un salto cuantitativo enorme. El crecimiento interanual de este programa es del 159,5 B 2011 6.182 De nuevo, los planes de pago personalizados tuvieron un fuerte incremento: 52,4 si bien se quedó por debajo del de 2010. B 2012 10.427 Ésa es la cifra que se lleva sólo en lo que va del presente ejercicio. Son ya 4.245 más que en todo 2011. 2012- -la crisis ha hecho que el número de parados en la capital pase de 26.981 a 45.440. En un cuatrienio, se contabilizan 18.459 más. Eso supone un incremento del 68 Y además el desempleo está castigando, de nuevo, fuerte en los últimos meses. A esto hay que unir el gran peso que en Córdoba tienen las personas que llevan más de un año desempleadas, lo que supone un gran riesgo de agotar todas las prestaciones. De los citados 45.440 parados que hay en la capital, 20.238 acumulan más de 365 días buscando un trabajo sin éxito. El pago fraccionado de tributos se perfila para expertos economistas como la mejor opción tanto para un Ayuntamiento de Córdoba con riesgo de que sus vecinos no puedan hacer frente a los impuestos de golpe como para los propios vecinos que pagan sus tributos sin apenas darse cuenta Expertos como Fernando Lara, profesor del área de Economía Aplicada de la Universidad de Córdoba, apuesta por el fraccionamiento de impuestos por considerarlo, siempre que sea una opción, una medida adecuada sobre todo por la facilidad que podamos tener los ciudadanos para organizarlos con pequeños pagos que con un gran pago al año Lara analiza para ABC el hecho de que se hayan disparado las cifras de solicitantes de pago fraccionado este año, y asegura que es lógico porque la incertidumbre y la pérdida de renta hace que, aunque sea algo psicológico, nos cueste menos hacer frente a pequeños pagos que a un gran pago Lara va más allá y recuerda que el IRPF es el impuesto más importante y que pagamos todos de forma fraccionada desde hace tiempo. Este experto economista es partidario de que los pagos sean fraccionados, sobre todo, en momentos en que cuesta más trabajo disponer de grandes cantidades de dinero acumuladas para hacer frente a ellas. Esta medida, a su juicio, lo que genera son unas necesidades de control mayor pero con los procedimientos y los medios que hay ahora no creo que haya problemas En todo caso, son beneficiosos también para la Administración Local ya que al tener estos cobros, aunque son fraccionados, permiten ingresar cobros parciales evitando el impago completo, facilitando así la recaudación Por su parte, el profesor del área de Economía del Departamento de Economía General, Ciencias Jurídi- Fernando Lara PROFESOR DE ECONOMÍA Es lógico que se dupliquen los cobros fraccionados por la incertidumbre a la pérdida de renta en tiempos de crisis Pedro Pablo Pérez Todos los tributos, incluido el de plusvalía, que ahora sólo es aplazable, deberían adaptarse al pago fraccionado PROFESOR DE ETEA cas y Sociología de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Córdoba (ETEA) Pedro Pablo Pérez, asegura que el impuesto fraccionado responde a una parte de la economía denominada demanda de dinero por transacción- precaución La premisa se basa en que cuanta más frecuencia exista en realizar el pago menor es la demanda de dinero y de menor cantidad hay que disponer para afrontar esos pagos. En su opinión, los beneficios son cuantiosos para la propia administración pública, en este caso, la local, ya que recauda porque hace más En cuanto a los ayuntamientos, Pérez aboga por llevar al pago fraccionado todos los tributos, incluido el de plusvalía que, si es verdad que se puede aplazar el pago a seis meses, sería bueno esta modalidad de cobro. Pérez considera que la situación económica actual nos lleva a padecer la subida de impuestos para paliar un anterior gasto excesivo, lo que obliga a sanear las cuentas. En esta línea, este experto se muestra optimista y apuesta por que en 18 a 24 meses se produzca una relajación en los impuestos por lo que las cargas impositivas a los contribuyentes serán menores Por su parte, el abogado y asesor fiscal José Capdevila recuerda además el hecho de que los ayuntamientos estén ahora pagando a los proveedores va a permitir además que estos cumplan con sus obligaciones tributarias. Como experto asesor fiscal le consta que se han multiplicado los cobros por fraccionamiento de pago, aunque sea de cuantías pequeñas, y de esta forma la administración se garantiza el cobro y el particular cumple con sus obligaciones de forma fácil Además, el Ayuntamiento permite que hasta los 18.000 euros por contribuyente no es necesario llevar aval bancario, un gesto que se agradece en tiempos de crisis, cuando antes la cuantía sólo llegaba a los 6.000 euros asegura Capdevila. El pago fraccionado es una medida de demostrada eficacia recaudatoria, por lo que a juicio de este letrado deberían de poner bajo este sistema a todos los tributos de todas las administraciones Los aplazamientos se hacen a seis meses, pero si se falla la primera vez se paga de un golpe toda la deuda con un 20 por ciento de interés, un trago amargo para cualquier bolsillo. El siguiente paso es el embargo de la cuenta, nómina, fondos de bienes y derechos, por muy pequeña que sea la cantidad adeudada.