Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 CULTURA LUNES, 9 DE ABRIL DE 2012 abc. es cultura ABC Günter Grass, persona non grata en Israel BEl Nobel alemán advirtió en un poema que el Estado judío era una amenaza para el mundo por su poderío nuclear JOSÉ- PABLO JOFRÉ CORRESPONSAL EN BERLÍN D El Nobel que fue miembro de las SS El Nobel alemán aprovechó la publicación de un libro de memorias, Beim Häuten der Zwibel (Pelando la cebolla) para revelar que fue miembro de las SS. Este organismo no formaba parte de la Wehrmacht, el ejército regular, sino que reunía bajo el mando de Heinrich Himmler a las unidades armadas de las SS y la policía. Nació como grupo de élite en torno a Hitler, pero con el tiempo y la participación de voluntarios, devino en una especie de ejército secundario con más de 900.000 miembros. Hasta ahora, en las biografías del autor de El tambor de hojalata nacido en 1927, se dice que ejerció de auxiliar de artillería antiaérea en 1944 y que después sirvió como soldado. Según explicó en su día en una entrevista en el Frankfurter Allgemeine Zeitung Grass se presentó como voluntario para la flota de submarinos y fue reclutado luego por las SS en Dresde. Quería salir de ahí. De la estrechez de la familia. Quería terminar con eso, así que me presenté como voluntario Grass reconoció que aquel episodio de su vida que reveló públicamente le provocó un sentimiento de culpa que he venido lastrando como una vergüenza esde que el Nobel de Literatura alemán Günter Grass, de 84 años, publicara su poema político en verso en el diario Süddeutsche Zeitung la semana pasada, han sido pocos quienes lo han apoyado. Entre ellos, sobre todo los organizadores de las Marchas de Pascua; las protestas pacifistas que hace medio siglo se realizan en Alemania y que culminan hoy lunes. Sus críticos han sido los políticos de casi todo el espectro: comenzando por el Primer Ministro israelí y el ministro de Relaciones Exteriores alemán. La primera crítica llega desde Israel, done el primer ministro, Benjamin Netanyahu, lo ha tachado de ignorante y reprensible aunque no le sorprende teniendo en cuenta el pasado de Grass en las Waffen SS, el cuerpo de élite de Hitler. Es vergonzosa la equivalencia moral establecida por Grass entre Israel e Irán. Dicen muy poco sobre Israel y mucho sobre Grass declara Netanyahu, y agrega que es Irán una amenaza para la paz y la seguridad mundial y el que apoya a organizaciones terroristas que disparan cohetes contra civiles inocentes y el que lapida a mujeres, ahorca a gays y reprime brutalmente a decenas de millones de sus propios ciudadanos El ministro de Asuntos Exteriores alemán, el liberal Guido Westerwelle, afirmó que comparar Israel con Irán es absurdo poner a Israel e Irán a un mismo nivel moral no tiene nada de ingenioso declaró el ministro, quien echó en cara a Teherán llevar adelante su programa nuclear sin tener en cuenta las críticas de la comunidad internacional Marcel ReichRanicki, uno de los críticos más influyente de Alemania, lo primero que pensó al leer el poema de Grass es que publicar algo así es una infamia: Lo hace por un motivo muy sencillo. Grass siempre estuvo interesado en sensacionalismos, líos y escándalos. Sus poemas no le han llevado muy lejos, en cuanto a sus novelas, sólo tiene una extraordinaria, El tambor de hojalata afirmó. Entre tanto, el ministro del Interior israelí, Elie Yishai, ha declarado a Grass Persona Non Grata y le ha prohibido entrar en Israel. Según el comunicado, El poema de de Günter es una tentativa de atizar las llamas del odio contra el Estado de Israel y contra el pueblo israelí; si Günter quiere seguir diseminando sus obras deformadas y engañosas, le aconsejo que lo haga desde Irán, donde encontrará un público que le apoya ha añadido Yishai. El crítico literario más influyente de Alemania, Marcel Reich- Ranicki, también ha arremetido contra el texto que calificó de repugnante en una entrevista publicada por el Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung. Sí que es un poema repugnante. Presenta el mundo al revés. Un país quiere borrar al otro, Irán quiere hacer desaparecer a Israel, es algo que anuncia constantemente el presidente (Mahmud Ahmadineyad) y Günter Grass compone lo contrario declaró el prestigioso crítico, de origen judío. Según Reich- Ranicki, lo más repulsivo del texto es la intención del mismo, atacar el Estado judío Lo hace por un motivo muy sencillo. Grass siempre estuvo interesado en sensacionalismos, líos y escándalos. Sus poemas no le han llevado muy lejos, en cuanto a sus novelas, sólo tiene una extraordinaria, El tambor de hojalata afirmó. Para Reich- Ranicki, con su obra literaria (Grass) ha alcanzado lo que podía alcanzar, más no tiene para ofrecer El crítico reconoció que la obra del Premio Nobel carece de estereotipos antisemitas, pero en su opinión, el literato simplemente ha reprimido y vencido por completo el antisemitismo que lleva dentro Por su parte, el escritor, que se ha defendido en distintas entrevistas, asegura ser objeto de una campaña para destruir su reputación: El tono general de los debates es no sumergirse en el contenido del poema, sino realizar una campaña contra mí comentó en una entrevista en la televisión pública. Dice que su poema no pretende criticar al Estado judío en sí sino a su gobierno, y concluye: Espero que con una cierta distancia el debate va a racionalizarse reconociendo no obstante que si tuviera que escribir de nuevo su texto lo formularía de otra manera: Evitaría el término genérico de Israel y mostraría más claramente que me refiero principalmente al actual gobierno de (Benjamin) Netanyahu El movimiento alemán Cooperación por la paz ha sido uno de los pocos en defender a Grass, por haber contribuido al debate por una solu- La réplica de Grass Atizar el odio Respuesta de Netanyahu Es vergonzosa la equivalencia moral. Dice muy poco sobre Israel y mucho sobre Grass Grass se defiende El tono general de los debates es no sumergirse en el contenido del poema, sino realizar una campaña contra mí ción pacífica al conflicto iraní al tiempo que llamó a Alemania a sumarse a este esfuerzo. El cofundador de las marchas pacifistas de Pascua en Alemania Andreas Buro respondió con otro poema en nombre de Cooperación por la paz- -movimiento que engloba a una cincuentena de organizaciones pacifistas alemanas- Las marchas de Pascua se llevan a cabo en Alemania desde 1960. Tradicionalmente toman como blanco no solo los conflictos armados, sino también la energía nuclear y la amenaza que esta hace correr a la humanidad.