Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 9 DE ABRIL DE 2012 abc. es sociedad SOCIEDAD 75 en Cataluña ¿Sabe que su hijo se perderá Sociales? advierten a los padres Toni Romaguera Profesor de Religión E. ARMORA BARCELONA ENTREVISTA ABC ALGUNOS INSTITUTOS LA ESCONDEN Es muy difícil competir con una hora de juegos E. ARMORA BARCELONA La escuela rural también discrimina. Isabel Escaich lleva seis años impartiendo la materia, ahora en los colegios de cuatro localidades de la provincia de Gerona. En tres de los cuatro centros acoge a todo el alumnado y ofrece la asignatura de Cultura de las Religiones, que funciona muy bien pero en otro, donde imparte solo Religión la cosa se complica porque el centro boicotea la materia contraprogramando actividades lúdicas. Los niños que no cursan Religión pueden ir a jugar comenta la maestra, quien reconoce que es muy complicado hacer más atractiva una hora de clases que una de juego Isabel denuncia también que existe cierto complejo hacia nuestra cultura religiosa, algo que no sucede con las otras Recuerda cómo en una ocasión en un centro se ordenó quitar el ángel de un pesebre viviente porque entre los 30 alumnos había una niña marroquí. Eso sucede por nuestra incultura religiosa afirma Escaich. En Educación Secundaria (ESO) sucede algo parecido. Miquel Verdaguer, profesor del Instituto de Sant Feliu de Guíxols (Gerona) explica cómo en algunos centros se oculta la asignatura Muchos padres no saben que existe la materia porque el centro ofrece las alternativas y no dice nada de la clase de Religión. También se ofrece a los padres una visión sesgada y la asignatura se asocia a adoctrinamiento Toni Romaguera, de 42 años, empezó a impartir clases de Religión en 1992. En estos veinte años de experiencia ha encontrado centros más y menos sensibles. Hay colegios que se han mostrado sumamente respetuosos con la materia y otros que no tanto afirma el maestro, que actualmente imparte clase en las escuelas Tanit y Serra de Marina de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) En general, su experiencia la califica de positiva, aunque reconoce que hay un grupo minoritario de colegios que desde hace años están haciendo contracampaña a la materia. ¿A qué se refiere cuando apunta que hacen contracampaña -Lo que quiero decir es que algunas escuelas, por suerte no la mayoría, colocan como alternativa a la clase de Religión materias de peso como las Ciencias Sociales. Además, advierten a las familias de que si sus hijos la eligen, dejarán de hacer una materia importante dentro de su currículo, y eso es competencia desleal. ¿Usted ha vivido esta situación? -Sí. Cuando impartía clases en el colegio L Heura de Barcelona colocaron las Ciencias Sociales a la misma hora que mi asignatura. Empecé el año con tres alumnos. En apenas dos meses me quedaba solo uno. Debo decir que cuando dejé la escuela me sustituyó una maestra que acabó toda la etapa de Primaria con un único alumno. ¿El centro intentó disuadir a los padres para que no eligieran la materia? -Efectivamente. Es una escuela que hace bandera del laicismo y utiliza estas tácticas para condicionar a las familias. En otros casos lo que hacen es hacerles desistir comentándoles que su hijo va a ser el único que curse la materia y a ningún padre le gusta que su hijo sea el diferente. De este modo, solo las familias más militantes desde el punto de vista religioso luchan para que sus hijos cursen la materia- ¿Pero no es de obligada oferta para los colegios? -Sí lo es, aunque hay centros que la marginan en sus planes de estudio. Yo lo viví en este centro y me consta por mis compañeros que está suce- Toni Romaguera lleva 20 años dando clase de Religión INËS BAUCELLS Solo las familias más militantes luchan para que sus hijos cursen la materia diendo en otros colegios. También se usan otras técnicas de discriminación de la materia. ¿Como cuáles? -Pues, por ejemplo, cuando se permite a los alumnos que no hacen Religión que se dediquen a ordenar archivos o hacer los deberes. Eso hace que los que cursan la materia tengan que hacer los deberes en casa y ordenar en horas de patio. ¿Hay muchos centros de estas características? -Por suerte, no. El grueso de los colegios ofertan la materia y si hay demanda la ofrecen sin replicar ni intentar condicionar a las familias. También hay escuelas, una minoría, que demuestran una gran sensibilidad con la asignatura. Es el caso de las dos en las que estoy actualmente. Competencia desleal