Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 INTERNACIONAL LUNES, 9 DE ABRIL DE 2012 abc. es internacional ABC Islamistas y ex de Mubarak se disputarán la Presidencia BLa entrada en liza del exjefe del espionaje, Suleiman, sugiere que el que fue hombre fuerte del régimen es el candidato de la Junta Militar secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa. El plazo para presentar las candidaturas concluyó ayer, pero aún no está claro quiénes serán los aspirantes definitivos. Varios candidatos podrían ser descalificados a pesar de haber conseguido reunir el apoyo de 30.000 ciudadanos de 15 provincias, 30 diputados o de un partido político con al menos un escaño, como requiere la ley. El que por ahora parece tener más difícil permanecer en la carrera presidencial es el salafista Hazem Abu Ismail, que ha protagonizado el mayor culebrón de la precampaña. El ultraconservador islamista, con un fiero discurso anti- norteamericano, se encuentra en la cuerda floja después de que se confirmara que su madre, ya fallecida, tuvo doble nacionalidad, egipcia y estadounidense. La ley electoral, modificada- -para más ironía- -con el apoyo de los islamistas, exige que los esposos o progenitores de los candidatos sólo tengan nacionalidad egipcia. La Comisión Electoral ha confirmado este dato, pero no ha aclarado aún si el candidato se encuentra fuera de la carrera presidencial. Abu Ismail ha dejado claro que no piensa marcharse sin pelear, y el pasado sábado, en un incendiario O PAULA ROSAS CORRESPONSAL EN EL CAIRO mar Suleiman, el que fuera hombre fuerte del régimen de Mubarak y jefe del espionaje egipcio durante décadas, redefinió ayer el concepto de sorpresa en una campaña electoral. Apenas 20 minutos antes del cierre del plazo de inscripción, el militar presentó los documentos con las firmas necesarias para entrar en la carrera presidencial egipcia, dos días después de anunciar su intención de concurrir a los comicios. La entrada de Suleiman ha dado un nuevo vuelco a las que van a ser, sin duda, unas muy reñidas elecciones que se van a disputar entre islamistas y hombres relacionados con el antiguo régimen. Miles de seguidores acompañaron al que fuera el último vicepresidente del país a la sede de la Comisión Electoral egipcia, cuyas puertas se han convertido en una suerte de primer escenario de campaña. Ayer, decenas de agentes de la policía militar custodiaban la entrada del edificio para proteger al candidato y evitar enfrentamientos entre admiradores y detractores, un cordón de seguridad que no se ha movilizado con otros aspirantes. Para muchos egipcios, que contemplan con dramática ironía la posibilidad de que, un año después de la revolución, el hombre fuerte de Hosni Mubarak pueda sucederle en el puesto, el despliegue de ayer no es sino una confirmación de que Suleiman es el candidato de la junta militar. El exespía cuenta con una base importante de seguidores, muchos de los cuales añoran la estabilidad que otorgaba a Egipto el antiguo régimen como explicaban ayer algunos ante la sede del órgano electoral. Pero dentro de este saco de posibles votantes, Suleiman deberá competir con el ex primer ministro egipcio Ahmed Shafik y también con el antiguo El general Suleiman entra en su coche tras depositar su candidatura Zancadillas de última hora El candidato salafista ha sido descalificado debido al el pasaporte de EE. UU. de su madre, y el de la Hermandad podría ser también vetado discurso en una mezquita de El Cairo ante cientos de fervorosos seguidores, reiteró que no se retiraba. Todo es un complot de Estados Unidos dijo el candidato, que cuenta con una base de apoyos fuerte. Otro que podría encontrarse con una sorpresa de última hora es Jairat el Shater, el candidato de los Hermanos Musulmanes. El multimillonario pasó más de cinco años en la cárcel por delitos como financiar a una organización prohibida, cargos que, durante el régimen de Mubarak, se presentaron contra muchos miembros de la Hermandad. Al Shater fue liberado tras la revolución y, según su abogado, perdonado por la junta militar. Sin embargo, el anuncio por parte de la Comisión Electoral de que otro candidato en las mismas circunstancias, el laico Ayman Nur, deberá esperar seis años para poder presentarse después del perdón, ha hecho temer a la cofradía que Jairat podría correr la misma suerte. Por si llegara esta eventualidad, la Hermandad presentó ayer a un candidato de repuesto, Mohamed Mursi, el presidente del brazo político de Tener banquillo La única candidata se queda fuera Buzaina Kamel, la única mujer que había manifestado sus intenciones de presentarse a las presidenciales egipcias, tuvo que asumir ayer su derrota. Kamel no consiguió las 30.000 firmas necesarias para concurrir a unos comicios que tendrán lugar el 23 y 24 de mayo, pero anunció ayer que seguirá trabajando para desarrollar la conciencia política de los egipcios Siempre supo que sería una Caja de sorpresas candidata con pocas posibilidades en un país tremendamente machista, pero su adhesión a la revolución podía haberle granjeado muchos apoyos entre los jóvenes liberales desencantados que ahora se encuentra con que las presidenciales están dominadas por islamistas y hombres del antiguo régimen. Otro que podría heredar ese voto del movimiento revolucionario es el ex- miembro de los Hermanos Musulmanes Abdelmoneim Abul Futuh, islamista también, pero más moderado y reformista que los demás.