Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 ABCdelDEPORTE Liga BBVA Jornada 31 LUNES, 9 DE ABRIL DE 2012 abc. es ABC ASÍ LO DIGO YO P El triple reto de Guardiola ep Guardiola, monaguillo antes que fraile, le vio las orejas al lobo. No esperó ni una semana más y puso la venda antes de que se produjera la herida. El técnico ha capeado con maestría la euforia del entorno después de la eliminatoria contra el Milán. La Liga es otra cosa, firmado: el mister Y lo es. En La Romareda el Barça metió la Champions en el baúl de los recuerdos, miró al campeonato a la cara y asumió el triple reto: nueve puntos en ocho días. Zaragoza fue prueba superada. Muy superada. Ahora toca Getafe y después Levante. Y ¿después? Seguir. Porque para que la remontada no quede en palabrería. Para que las gestas de Messi- -60 tantos en la temporada- -tengan final feliz, el Barcelona más goleador de los últimos años no puede permitirse ni un resbalón. El margen de error es nulo. Y aún así no hay nada seguro. Guardiola lo sabe. Es por eso que Pep ha dibujado a sus chicos un escenario: el Barcelona no ganará la Liga. La Liga, en todo caso, la perderá el Madrid. La preocupación de los azulgrana, hoy, solo una: no fallar. Lógico. Un espíritu, el de Pep, el de la perseverancia, que se refleja como un dogma de fe entre sus futbolistas: el técnico ha inculcado a los muchachos el respeto al contrario, la modestia y el no agrandarse nunca. Trabajar y trabajar. Ser humildes. Y lo son. No rendirse jamás. Y no se rinden. Estos chicos tienen la Liga en la mollera. Una lucha en el campeonato que debe servir sí o sí para preparar la Champions y llegar en plenitud a la final de Copa. ¿El título? Vamos hablando. Messi celebra uno de los dos goles que marcó este sábado al Zaragoza en la Romareda AFP El Barcelona se ha crecido a los pies del argentino. Sesenta goles en el año. Ocho jornadas marcando. El equipo vibra Messi sostiene al Barça E T. GONZÁLEZ- MARTÍN QUIQUE GUASCH s el alma del Barcelona. Dicen que con Argentina no rinde como en su club porque no tiene a Xavi e Iniesta para darle pases medidos. También es verdad que cuando el Barça no funciona, él se encarga de solucionar los problemas. Se llama Leo Messi y se ha echado el equipo a sus espaldas. Es el culpable de que el conjunto azulgrana mantenga sus ilusiones de ganar la Liga. Guardiola afirma que el campeonato lo ganará el Madrid para quitar presión a sus hombres. El mejor jugador del mundo se quiere encargar de desdecirle en público, En el campo. Lleva sesenta goles en la temporada. Veintitrés en los últimos doce encuentros. Los del renacimiento del cuadro catalán. El renacimiento es él. Si Pep y sus hombres conquistan el cuarto campeonato español consecutivo será gracias a la Pulga Los números no opinan. Messi ha marcado en las últimas ocho jornadas. Suma 38 dianas en la clasifica- ción de goleadores. Es bonito el combate con Cristiano para convertirse en el Pichichi y establecer una nueva plusmarca de la Liga. Cuarenta aciertos es el récord, plasmado por Ronaldo en 2011. Ahora, los dos lo batirán. Aunque los dos mejores futbolistas del planeta tienen dos objetivos superiores: la Champions y el campeonato español. El argentino decidió la áspera visita al Zaragoza, como sentenció al Milán, y la afición blaugrana está ilusionada. Guardiola piensa que si el Madrid no gana la Liga es porque la perderá él. Lo que esconde es que para que la pierda el eterno rival debe ha- 60 de los 161 goles oficiales 23 tantos en 12 partidos El argentino ha levantado al equipo después del fracaso de Pamplona, que fue un punto de inflexión ber un Barcelona que no falle. Mañana tiene que vencer al Getafe y esperar a que el Atlético frene por fin a los blancos. No los vencen desde 1999. Después, el campeón del último trienio se medirá a la revelación de la competición: el Levante. La visita al Ciudad de Valencia será fundamental para discernir las opciones del cuadro catalán. Posteriormente llegará la gran final: el clásico. Guardiola asume que debe derrotar al Madrid para lograr el campeonato. Messi será decisivo. Si mantiene este nivel, la plantilla alberga muchas esperanzas de dar la vuelta a la clasificación. Es el futbolista que ha marcado la diferencia. El que ha solucionado la papeleta desde que la derrota en Pamplona abrió un punto de inflexión. Aquel fue el momento más bajo del grupo. Luego, Messi levantó el vuelo de sus compañeros. Es el culpable de que el Barça haya alcanzado 161 goles oficiales en una campaña. Es récord español. Leo ha puesto 60. No hay más que hablar.