Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 ABCdelDEPORTE Liga BBVA Jornada 31 LUNES, 9 DE ABRIL DE 2012 abc. es ABC A LA ORILLA DEL RÍO La penitencia rojiblanca E Diego y Xavi Torres, en la disputa del balón EFE El Atlético se duerme BEmpieza a despedirse de la Champions al perder con el Levante en un abúlico partido LEVANTE Munúa Pedro López Ballesteros Cabral Juanfran Iborra (62) Xavi Torres Valdo (89) Ghezzal (57) Barkero Koné Bothelo (57) Farinós (62) El Zhar (89) 2 ATLÉTICO Courtois Juanfran Miranda Godín Filipe Luis Mario S. (70) Gabi Arda Turan Diego Salvio Adrián Falcao (65) Fran Mérida (70) Pizzi (79) 0 vía más cuando de profesionales se habla. Se presentó el Atlético ante el Levante con el porvenir en juego, un espacio reservado en la Champions 2013. Salvoconducto para la institución y garantía de grandes noches entre semana con los mejores clubes del continente. Compareció el equipo rojiblanco ante un enemigo directo con las manos en los bolsillos, medio dormido, sin entender que las palabras de su entrenador quejándose de los horarios y la escasa recuperación no servían como atenuante. Hizo el canelo el Atlético en los primeros minutos. Jugó andando y mirando, sin la predisposición que se requiere para un partido así, sin el oropel de la Liga Europa y frente a la aridez del estadio Ciudad de Valencia. En vez de pelear, retrocedió. En vez de saltar, encogió el cuello. El Levante, sometido por el hambre, se desayunó al Atlético en nueve minutos. Fueron los detalles más que los hechos. Antes de cumplirse el minuto dos, Barkero puso un centro dulce al área y ahí se vieron las diferencias. Miranda y Filipe aplaudieron con la vista el vuelo del balón y Valdo entregó su alma por hacer contacto. El cabezazo rebotó en el poste y en- Jugó andando GOLES 1- 0, m. 1: Valdo. 2- 0, m. 9: Kone. EL ÁRBITRO Iglesias Villanueva. Amonestó a Ballesteros, Koné, Juanfran, Arda, Diego, Gabi, Salvio y Mario Suárez. Expulsó a Miranda por doble amonestación (m. 83) JOSÉ CARLOS J. CARABIAS Suele patinar el Atlético cuando regresa de Europa a la Liga y repitió esta vez con más estrépito. Perdió ante el Levante (2- 0) en el Ciudad de Valencia en un lamentable inicio de partido. El equipo se durmió y entregó gratis el premio de la victoria a un Levante que olfatea Europa en 2013. Hay pocos defectos más irritantes que la indolencia. Esa actitud tan próxima a la abulia que rechina toda- Inicio indolente El Levante consiguió dos goles en los primeros nueve minutos con el Atlético mirando tró. Y ocho minutos después, lo mismo. Barkero volvió a lanzar suave y efectivo y Koné se anticipó a un equipo somnoliento. Cierto que al Atlético le falta la costumbre de jugar jueves- domingo y que su plantilla es corta, pero Simeone tampoco hace circular a sus futbolistas. Actúan casi siempre los mismos, sobre todo en la defensa, donde carece de chispa. El Atlético navegó desde ese instante contra dos goles y el plomo en los bolsillos. Ese desapego inicial condicionó el partido. El Levante lo tiene claro durante todo el año y también ayer. Líneas juntas, faltas tácticas y un contragolpe vertiginoso por la parte de Valdo. El partido estuvo más minutos cerca del 3- 0 que del 2- 1. Devino entonces en la lucha del Atlético contra los elementos. El marcador, el cansancio y, sobre todo, la fe. Nunca se vio al equipo convencido de la remontada, como si esos dos goles fueran la excusa para no asumir un hecho posible. Apretó y lo intentó con más empeño que fútbol, más pose que intensidad. El Levante lo dejó hacer porque le convenía para sus intereses al contragolpe. Tuvo el tercero Koné y más tarde Farinós. El Atlético se grapó a Diego, a las ocurrencias de Juanfran por la derecha y a los cabezazos de Falcao, pero tuvo poco más. Fue perdiendo jugadores a medida que caían las tarjetas producto de la impotencia (Salvio, Mario y Miranda- -expulsado- -no jugarán contra el Madrid) y acabó descosido, sin las costuras que tuvo al principio de los tiempos, cuando Simeone sustituyó a Manzano. l Atlético es un equipo difícil de entender. Yo lo llevo intentando años y cada vez lo entiendo menos. Cuanto más importante es el partido, más inesperado es el Atleti. La de ayer era una fecha que los rojiblancos deberían tener señalada en el calendario para poder cumplir el objetivo Champions, pero esta vez en Semana Santa el equipo volvió a disfrazarse de Santa Claus y regaló al Levante los tres puntos más fáciles de todo el año. Diez minutos de partido, 0- 2, y a otra cosa mariposa. Que Roures ha abusado del horario matinal con este equipo demostrando una vez más que los incompetentes tienen demasiado poder en este país, es una realidad como un templo, pero si a los nueve minutos has perdido el partido por cansancio, mejor colgar las botas. Ese argumento cuela si pierdes en la última media hora, pero la realidad es que las lagunas mentales de este equipo le hacen perder cantidades desorbitadas de puntos, y como son más necesarios que sobrantes, la próxima Champions se hace inalcanzable. Da igual que el entrenador sea Simeone, Manzano o Benedicto XVI, se necesita más de una mano para contar los partidos regalados esta temporada en menos de 15 minutos. La derrota de ayer convertirá en doloroso cualquier resultado que se dé el miércoles ante el eterno rival y eso si es preocupante, porque ganar al Madrid tendrá valor si se consiguen objetivos. Para que la Europa League compense tanta pena, solo vale ganarla. Demasiado riesgo el poner todos los huevos en una cesta, ya que la estabilidad económica del club pasa por quedar entre los cuatro primeros sí o sí. Es la única manera de poder contar con jugadores como Diego, Falcao o Arda Turan. GONZALO MIRÓ