Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 CÓRDOBA Agricultura LUNES, 9 DE ABRIL DE 2012 cordoba. abc. es ABC Gana peso la idea de que el cerdo de bellota lleve una vitola que lo distinga BAsaja apoya una propuesta extremeña, consensuada con todo el sector, en la que prima distinguir el criado en dehesa ASUNCIÓN FDZ. DE CASTILLEJO SEVILLA. La interprofesional del cerdo ibérico estudiará una propuesta de modificación de la norma de calidad del cerdo ibérico que tiene como eje fundamental de distinción de la calidad a la dehesa. La idea es que el consumidor pueda conocer a simple vista si un cerdo ha comido bellota o ha sido criado de otra manera. El de bellota, sea ibérico puro o cruzado, llevará una vitola de un color específico y para distinguirlo del resto no hará falta leer mucho más La propuesta, que ha recibido el apoyo de Asaja Nacional y el de las demás organizaciones agrarias, productores de cerdos, de chacinas e industriales y mataderos a nivel extremeño, parte de un acuerdo firmado en Extremadura, por todos los sectores implicados y por la Administración autonómica, que aborda todos los pasos necesarios para que cuando una pieza de cerdo ibérico de bellota llegue al consumidor, bien sea carne, chacina, loncheado o cualquier otro formato, lleve un distintivo que lo haga fácilmente reconocible y que certifique que el cerdo del que proviene ha sido criado en una dehesa y alimentado con bellota. forma de esta norma es aceptada unánimemente, aunque por el momento hay diferentes propuestas sobre la mesa. El asunto más polémico y que queda por ello más a expensas de los debates pendientes es el del apellido de los cerdos: ibérico puro, ibérico cruzado, etc. Juan Bilbao, que representó a Sevilla en la sectorial nacional de Asaja, explicó a ABC que el documento extremeño se basa en la idea de defender la dehesa más que a un cerdo sobre otro. Ibérico es el que está en la dehesa y el que está en un corral, si esa es su raza, y eso no se puede negar Por eso, la idea que prima en esta propuesta no se basa en distinguir la calidad en función de la raza sino de si se ha alimentado o no en la dehesa. Se trata de llamar la atención a un hecho: el cerdo criado en extensivo es de una calidad distinta Aceptado ese punto, en el acuerdo extremeño se avanza paso a paso en como certificar de forma incuestionable que un animal es el producto de su crianza en montanera y hacerlo de tal manera que el marketing no pueda llevar a engaño al consumidor. En este sentido, el acuerdo firmado en Extremadura es categórico, ya que en su introducción afirma que la experiencia ha demostrado a todos los sectores y las administraciones públicas que la norma de calidad para la Hay unanimidad en la necesidad de cambiar la norma e identificar claramente carne, el jamón la paleta y la caña de lomo ibérica presenta un alto grado de incumplimiento Achacan, asimismo, a la actual norma buena parte de la responsabilidad del desastre en que se ha visto sumido el sector del cebo de campo y a los graves problemas que amenazan actualmente la supervivencia del cerdo de bellota. Así, para empezar el acuerdo extremeño propone excluir de la norma a las explotaciones intensivas de rejilla. En su texto, el acuerdo detalla normas para garantizar la calidad de los productos de bellota y su trazabilidad, normas para preservar el uso de animales de raza ibérica, clarificar la norma para los productos de cebo y aumentar su calidad, así como medidas concretas para garantizar el cumplimiento de la propia norma. Entre las medidas para garantizar la calidad y trazabilidad de los productos de bellota, destaca la propuesta de que las dehesas sean aforadas en función de la fracción de cabida LA TRILLA Diferentes propuestas JUAN QUINTANA El acuerdo extremeño tiene posibilidades de tener aceptación a nivel nacional ya que en la sectorial nacional de Asaja, en la que han participado 12 provincias, ha sido bien recibida. Además, el presidente de esta sectorial, José María Molina, lo es asimismo de la interprofesional Asici y será quien la presente en este foro para su discusión. Si fuera aceptada sería llevada al Ministerio como propuesta de todo el sector para la modificación de la norma de calidad. La necesidad de re- E AVES CÓMODAS, BOLSILLOS VACIOS Además y de acuerdo con el COPA Cogeca, el precio de los huevos destinados a ovoproductos para uso industrial ha superado al de los huevos de mesa, cuando hasta hace solo unos meses era un 40 por ciento inferior. Este dato es todavía más relevante si se considera que los huevos de consumo directo también han incrementado su precio hasta en un 50 por ciento, si se compara con el mismo periodo del pasado año. Quizás la limitación de oferta haya abierto otros mercados exteriores, con menos exigencias Medidas de control La propuesta incluye controles desde antes del comienzo de la montanera hasta la llegada del producto al consumidor L pasado 1 de enero entró en vigor la nueva directiva europea de bienestar animal. Regula los sistemas de alojamiento de las aves ponedoras y, entre otros aspectos, obliga a aumentar el tamaño de las jaulas. En consecuencia, se reduce el número de aves en explotación y cae el volumen de producción. Según fuentes del sector, el descenso ya ronda el 10- 15 por ciento en la UE, aunque las estimaciones de la Comisión son menos pesimistas y rondan el 2,5 por ciento. medioambientales y de bienestar, y por tanto, más baratos; una paradoja que ya es un clásico en el agro europeo. Las nuevas importaciones provienen de espacio económicos donde sí utilizan las jaulas convencionales. Es decir, se reduce el número de gallinas que aquí se crían en este tipo de jaulas y aumentan en otros países productores. En definitiva, o bien los ganaderos acondicionan más naves para mantener la producción, algo complicado en la situación económica actual; o se controlan las importaciones para que provengan de sistemas homologados con el nuestro. Es fácil imaginarse el coste administrativo de esta norma, lo que la hace inviable o, al menos, muy costosa. Ahora las gallinas, van a vivir con más espacio, pero todos, ganaderos y consumidores vamos a pagarlo de nuestros bolsillos.