Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES Mingote eterno (Años 50) 1 de julio de 1953 PRESIDENTA- EDITORA: LUNES, 9 DE ABRIL DE 2012 abc. es opinion ABC CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR: BIEITO RUBIDO RAMONDE Director ABC Córdoba Francisco J. Poyato Pino Secciones: Rafael Ángel Aguilar Juan Soldán Infante Javier Gómez Postigo Redactores: Baltasar López Luis Miranda Javier Martínez Collantes Davinia Delgado Antonio Montes Pilar García- Baquero David Jurado Valerio Merino Ana Delgado Galán Directora General: Homenaje al gran maestro Hasta el próximo 19 de junio (aniversario de la publicación de su primer chiste en estas páginas) ABC publicará una selección de sus viñetas. Director Álvaro Ybarra Pacheco Gerente Álvaro Rodríguez Guitart Operaciones: Juan José Bonillo Publicidad: Rafael Olmedo Márketing: Fernando Rebollo Editado por Diario ABC, S. L. San Álvaro, 8, 1 3 14003 Córdoba ABC ANDALUCÍA REFORMAS HASTA EL FINAL Publicidad 957 497 675 Suscripciones 901 400 900 Att. al cliente 902 530 770 Centralita 957 497 675 L L Lo que los españoles le han encargado a Rajoy es que salve al país de la quiebra, no que esté pendiente de su popularidad. El presidente está decidido a cumplir con Bruselas cueste lo que cueste A sanidad y la educación públicas son características de un Estado social de Derecho, tal como fue definido por la Constitución, lo que significa que todo gobierno tiene obligación de atender las necesidades básicas de la sociedad en estos campos. Sin embargo, incluso teniendo en cuenta esta previsión constitucional, la acción del Estado ha de tener a su vez objetivos claros de eficacia y racionalidad, y ni siquiera en estas áreas es posible gastar más de lo que se ingresa, especialmente cuando los recursos son escasos. Es más necesario buscar los medios de hacer más con menos. La intención absoluta del Gobierno de cumplir los objetivos de reducción de déficit marcados en la UE es la única manera de garantizar que el Estado siga cumpliendo con su papel en la sociedad, y no solo por tratarse de un compromiso constitucional, sino porque de la credibilidad de la gestión de nuestras cuentas públicas depen- Precio ABC 1,30 euros Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 34.503 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid de la financiación que en estos momentos- -y tras años de despilfarro- -es imprescindible para evitar la quiebra. La auténtica expresión de responsabilidad en el ejercicio de gobernar no puede basarse en cálculos electorales. Lo que los españoles le han encargado a Mariano Rajoy es que salve al país de la quiebra, no que esté pendiente de su popularidad. Y lo que él debe hacer es evitar que España se encuentre en una situación en la que esos recortes se harían con motosierra desde Bruselas, donde no habría miramiento por salvar lo esencial. Además, tanto la sanidad como la educación necesitan sus propias reformas: la calidad del sistema sanitario es indiscutible, pero hasta ahora nadie ha logrado asegurar su financiación a largo plazo. Y la educación pública adolece tanto de problemas de financiación como de eficiencia: es incomprensible que se hayan construido universidades en cada provincia, que no serán sostenibles, y que España obtenga pésimos resultados en secundaria y primaria, por no hablar del fracaso escolar. Estas reformas no serán las únicas ni las más sensibles; la sociedad todavía necesita redimensionar el aparato de la Administración, ajustarlo a lo que pueda costear. Lo que se juega Rajoy no es su cargo; todos nos jugamos el futuro del país. Y la sociedad debe entenderlo. EL PNV AMORTIZA A LÓPEZ OS nacionalistas vascos celebraron ayer su Aberri Eguna con la convicción de que en las próximas autonómicas expulsarán a Patxi López de Ajuria Enea. Tras los resultados de las generales de noviembre, la duda es quiénes formarán la mayoría que ponga a un nacionalista como lendakari. Antes que cambiar el curso de la inercia histórica, López y su partido han decidido actuar de patrocinadores de la izquierda abertzale con el propósito, cada día más verosímil, de formar con Bildu ese frente de izquierda al que aspira buena parte de la dirección del socialismo vasco. No es ocioso preguntarse para qué llegó Patxi López al Gobierno vasco. El PNV está en pleno calentamiento para volver al poder y reproduce su discurso soberanista para demostrar que la opción de la izquierda abertzale no es útil para el voto nacionalista. Su acreditado pragmatismo le obliga a mirar tanto a la mayoría absoluta del PP en Madrid como a la deriva del socialismo vasco hacia el pacto con la izquierda abertzale. Urkullu se siente ya el próximo lendakari, pero no sabe gracias a quién lo será. La ventaja del PNV es que, hasta 2009, siempre tuvo los apoyos necesarios para gobernar, bien del PSE, bien del partido proetarra de turno. Por su parte, la izquierda abertzale aspira a seguir acumulando fuerzas para forzar el proceso de negociación política con ETA. El cambio de gobierno es, en todo caso, la expectativa que anima a los nacionalistas de cualquier familia. ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 14 Cartas 16 Córdoba 18 Agenda 30 Andalucía 32 España 38 Deportes 47 Internacional 68 Economía 71 Sociedad 74 Cultura 78 Toros 82 Carteleras 86 Gente 90 TV 93