Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 7 DE ABRIL DE 2012 abc. es cultura CULTURA 71 Muere el maestro La huella de Antonio Mingote, de Norte a Sur BEl recuerdo del maestro desaparecido está presente en distintas localidades A. A. MADRID ÁNGEL DE ANTONIO Madrid Ayer, su parque estaba huérfano de aquel guarda que amaba cada piedra de su camino, cada pétalo de los jardines, cada gota de agua del estanque por donde tantas veces paseó. Bajo el sirimiri de la mañana y entre los rayos de sol que despertaron al mediodía, faltaba una pieza de la viñeta de ese edén mingotiano de las calles de Alcalá y Menéndez Pelayo. Faltaba Antonio Mingote, pero se respiraba su perfume de humor elegante. En un banco, dos ancianos hablaban de sus obras de arte en ABC; a pocos metros, junto a un columpio, dos madres ensalzaban también al genio mientras los chiquillos se aupaban en el vaivén al cielo de Mingote. A diez minutos caminando, junto al Lago, una pareja buscaba el abeto que plantó el maestro. Pocos saben cuál es, aunque con solo observarlo se nota que ese árbol está poblado de ramas especiales, de armaduras quijotescas del discípulo de Cervantes, armaduras que no impedían que sus hojas volaran como en un afán de acercarse a su creador. Mingote ha muerto, pero el árbol de la vida, de su vida de genio, continúa... El genio leonardino de Mingote, su luminosa personalidad y su generosidad hicieron de él un personaje extraordinariamente querido y popular en todos los rincones de España. En varios de ellos, además, su huella permanece. El Ayuntamiento de Madrid anunció tras su muerte que le dedicaría una calle, además de un centro educativo. También en el lugar donde pasó su infancia, la localidad argonesa de Daroca, habrá un paseo dedicado al maestro; lo anunció en estas páginas el alcalde de la localidad. Pero ya hay varias placas con el nombre de Antonio Mingote en distintos lugares de España: entre ellos Marbella, que frecuentaba desde los años sesent; allí el académico tenía una casa en la que pasaba los veranos. El propio Antonio Mingote descubrió en junio de 2010 la placa con el nombre de su calle en San Pedro de Alcántara (término municipal marbellí) que el Ayuntamiento le había otorgado años antes. El mismo municipio había ya rendido homenaje al genio en 2009 al colocar una estrella con su nombre en el Bulevar de la Fama. Y la también localidad malagueña Estepona le dedicó hace un tiempo una plaza. En Madrid quedan, como contaba ABC anteayer, muchas huellas de Antonio Mingote: la biblioteca pública de Latina lleva su nombre y dibujos suyos pueden verse en la calle de la Sal, junto a la Puerta del Sol, o en la estación de metro de Retiro. Pero posiblemente su más destacada huella esté en la localidad asturiana de Ribadesella, donde hace cinco años se instaló un museo al aire libre en el Paseo de la Grúa. En los muros de piedra originales del siglo XIX Mingote trazó en 2007 los momentos culminantes del tráfago riosellano en azul y sepia. Desde la Prehistoria, con la cueva de Tito Bustillo (equiparable a las de Altamira y Lascaux) a la modernidad; desde el nacimiento del piragüismo al siglo XXI, el artista desaparecido dibujó al precursor remando sobre un tronco ahuecado e inventándose el Descenso del Sella. Y su espíritu mordaz se encarna en la presencia de el crítico un persona- je que observa el trabajo ajeno, pone cara de desaprobación, y no da ni golpe Son, en total, seis paneles de cerámica de cuatro metros de largo por uno y medio de alto cada uno. El artista decía en ABC, tras la inauguración del mural, un acto presidido por los Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Letizia: Ha sido un trabajo costoso, pero me ha compensando porque ha tenido mucho éxito. Ha gustado, la gente lo aprecia, lo ve, lo mira, lo respeta, y es una especie de milagro que no hayan hecho pintadas, puesto bigotes ni esas cosas... Estoy muy contento porque ha sido muy bien aceptado por la gente del pueblo Placas y dibujos 2010 Antonio Mingote descubre la placa de la calle de San Pedro de Alcántara que lleva su nombre 2010 Carillón en la Antigua Relojería de la calle de la Sal FOTOS: ABC Mingote en el paseo de la Grúa de Ribadesella (Asturias) 2007 Paneles dibujados por