Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 CULTURA Muere el maestro SÁBADO, 7 DE ABRIL DE 2012 abc. es cultura ABC Emotiva despedida a Antonio Mingote B Medio centenar de coronas Llegaron de todos los puntos de España, desde las que enviaron la Familia Real, el diario ABC, Vocento, a la de sus vecinos de Samaria, 10 B Miles de Por la capilla ardiente, que se instaló en los Jardines de Cecilio Rodríguez, la riada de miles de admiradores de Antonio Mingote no cesó admiradores B Telegramas de Innumerables telegramas llegados desde fuera y dentro de España mostraban sus condolencias a la familia por la muerte de Antonio Mingote condolencia Capilla ardiente, en el Retiro Las cenizas del genio reposarán en B El Retiro estaba huérfano de aquel guarda que amaba cada piedra del camino. Faltaba la pieza clave de la viñeta de ese edén mingotiano ANTONIO ASTORGA ROSARIO PÉREZ MADRID Yo es que a la gente la quiero de verdad decía Antonio Mingote, uno de los seres más admirables del universo porque admitía la crítica sin rechistar. Y la gente, su maravillosa gente, a la que historió en un libro imprescindible, le arropó en su último adiós, en la despedida en los Jardines de Cecilio Rodríguez, donde estuvo la capilla ardiente durante dos días. Desafiando las inclemencias del tiempo, la lluvia y el intenso dolor por la llamada de la Parca a un ser irrepetible, fue visitada por centenares de personas la tarde- noche del martes y la mañana y la tarde del miércoles, antes de ser incinerado. Las cenizas de Antonio Mingote reposarán en el cementerio de la Almudena, en la tumba de los padres de Isabel Vigiola, en el Madrid donde vivió y murió. Con gran emoción, la familia de Antonio Mingote guarda dos cartas enviadas por Sus Majestades los Reyes y los Príncipes de Asturias, en las que esculpían con gran cariño la figura de un artista y de una persona por la que sentían devoción. Antonio Mingote era muy querido en la Casa Real; de ahí la admiración y la extensión con las que ambas misivas glosan su ejemplar trayectoria. a nuestro cartero honorario del Ayuntamiento de Ribadesella, de Casa Ciriaco, de Bodegas Valduero, de Natalia y Raphael con enorme cariño de Chicho Ibáñez Serrador, del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes; del hospital Gregorio Marañón, de la Asociación de la Prensa de Madrid, del Ayuntamiento de la ciudad de Daroca- -de la que Antonio Mingote fue nombrado marqués por Don Juan Carlos- de los empresarios de Madrid y Arturo Fernández, de la Asociación Existe Teruel de Mapfre, de Círculo de Lectores, de la Fundación Garbanzo de Plata, de la Villa y Corte, del Centenario de Madrid, de Cuqui Fierro, de Amparo y José Sacristán, de la agencia Efe, de la familia Leandro Navarro, de la Universidad Rey Juan Carlos, del Café Gijón y del Real Madrid, entre otras muchas. Entrañable fue la de sus vecinos de la calle Samaria, 10, con esta dedicatoria: Siempre te recordaremos, Antonio. Siempre Mientras llovían coronas intercaladas como lágrimas que se confundían con la lluvia en el Retiro, una imagen queda enmarcada en la cripta de cristal que despedía a don Antonio. Un corredor de fondo, en su soledad, enfilaba los Jardines de Cecilio Rodríguez por un lateral. De repente, al ver la riada de flores y asistentes que despedían a don Antonio, se detiene, se acerca a una de las cristaleras y mira el féretro del maestro. Al comprobar que es Mingote, se coloca la mano en el corazón y con un gesto de dolor reza por el creador. La imagen fue conmovedora. Mingote era un hombre de exquisita ternura, que rebosaba bondad. No extraña, por tanto, el manantial de cariño que le tributaron sus fieles en la peregrinación a la capilla ardiente en el Retiro, en esa lluvia de coronas que vistió de primavera los Jardines de Cecilio Rodríguez. El corazón en un puño Riada de coronas Las cifras del cariño popular hacia el maestro Mingote son abrumadoras. Además de las dos coronas enviadas por la Familia Real, por el diario ABC a nuestro Antonio Mingote y por Vocento con devoción y cariño hubo un aluvión de flores llegadas desde todos los rincones de España: del Ayuntamiento de Madrid, de la alcaldesa de Madrid, de la presidenta de la Comunidad de Madrid, de la Real Academia Española, de Correos Imagen conmovedora Un corredor enfilaba los jardines por un lateral. Al ver la capilla ardiente de Mingote, se colocó la mano en el corazón El árbol de la vida Junto al lago del parque, una pareja buscaba el abeto que plantó Mingote