Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 7 DE ABRIL DE 2012 cordoba. abc. es SEMANA SANTA 37 filas en torno a la herida que tardará todavía un tiempo en cerrarse y cicatrizar. Había en la calle una tristeza honda por saber Quién iba debajo del plástico, una sorpresa ingrata y cruel en quienes recibían la respuesta que nunca hubieran querido escuchar o nunca hubieran imaginado que tendrían. Como le pasa a alguien que está a punto de perder lo que quiere y sólo así es capaz de darle el valor que merece, así se pudieron sentir ayer muchos. Frente a las suspensiones casi generalizadas de 2011, este año se recordará por los regresos anticipados y los caminos acelerados a casa, como si no hubiera un mañana para las cofradías. La Virgen de los Dolores enseñó ayer que, porcentajes aparte, en Semana Santa a veces llueve, que las primeras semanas de abril y las últimas de marzo son inestables y traicioneras como muy pocas, que la primavera puede bendecir con un sol embriagador o castigar con un invierno anticipado, y que todas las ganas del mundo no pueden torcer las borrascas ni los vientos que cambian, como no hubo gente que soplando al cielo consiguiera que el clima respetara a Córdoba el Domingo de Ramos y el Lunes Santo. Ahora la Virgen de los Dolores reposa en la Catedral, velada por los arcos y las capillas antiguas, esperando el momento de la vuelta a su casa, a la veneración tranquila y gozosa de los días, y habrá que pedirle entonces aprender un poco del Viernes Santo hecho agua que se vivió ayer, reflexionar para ver lo que el agua ha lavado y ahora se puede mirar sin nada que lo vele. Malo fue todo lo que se vio, pero mucho peor sería que a la Virgen se le siguiese diciendo guapa por las calles, que se experimentase con su paso para ver si se da con una tecla mágica un año de estos, que se confiase su ajuar a cualquiera o que volviese a dar vueltas por el centro a paso de tortuga. Calle de la Amargura El Candelero Luis Miranda PUNTADA DE ORO TÚNICA A LA ALTURA La nueva túnica de Jesús Caído es una pieza a la altura de esta imagen, ofrece su mejor silueta y es una gran obra artesanal. Las cofradías antiguas no deben tener miedo a la novedad PUNTADA SIN HILO Lecciones y calles limpias SIN ABRA que pedirle a la RESPUESTA Virgen de los Dolores O no demasiados luces y entendimiento refugios para para comprender por qué pasos o no se pasó lo de ayer y de qué utilizan bien, sirvió el tormento angustipero la so al que su cofradía y sus miles de devocapacidad de tos se enfrentaron cuando los aguaceros respuesta de las y hasta el granizo descargaron con tanta cofradías a la rabia. Lo cómodo es decir que son nubes lluvia que las tormentosas, chubascos que llegan por el sorprende en la calle parece cada Golfo de Cádiz y descargan toda su enervez más limitada. gía destructora encima de una ciudad que ha estado meses suspirando por el agua y que se encuentra con ella precisamente cuando menos la necesita y que verá cómo a sus campos tampoco les sirve para demasiado el destrozo. Quizá esta tormenta traicionera y agreste pudiera servir para que el agua limpiase la ciudad por dentro y por fuera, se llevase todas las adherencias inútiles que se le han convertido casi en señas de identidad y dejase a Córdoba reducida a lo que siempre fue y sigue siendo aunque se le ponga una máscara que algunos, los globalizadores, reciben con aplausos e histrionismos como auténtica. La Virgen de los Dolores, el corazón de Córdoba tapado por plásticos y soportando una lluvia que a su cofradía le descartaron que llegara, sería así la presencia que confirme que todo esto debería servir para algo, aunque sólo sea para que la religiosidad El paso de la Virgen de los Dolores, ayer, cubierto por plásticos camino de la Catedral popular cordobesa cierre H ROLDÁN SERRANO