Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN SÁBADO, 7 DE ABRIL DE 2012 abc. es opinion ABC BREVERÍAS El perfil de Carreto Si hace poco sorprendía a los periodistas analizando la crisis económica con un vídeo musical de Bruce Springsteen, ahora el presidente de los empresarios cordobeses, Luis Carreto, ha decidido seguir dando pasos hacia la modernidad y ha inaugurado un perfil personal en la conocida red social Facebook. Por el momento, el responsable de CECO sólo cuenta con un amigo en la citada red, aunque habrá que ver la cara que se le pone a más de uno cuando le llegue el mensaje Luis Carreto quiere ser tu amigo Habrá que estar atentos a sus reflexiones. Velasco reflexivo El ex número dos del Partido Socialista en Andalucía, Rafael Velasco, ha abandonado a través de las redes sociales del velo de intimidad en el que se había cobijado desde su salida forzada de la política, hace un año y medio. El exparlamentario se desahoga ahora a través de Twitter, donde se ha abierto una cuenta en lleva por leyenda Siguiendo un camino, para que de pronto llegue la VIDA y te diga: Por ahí no era! En uno de sus últimos mensajes afirma que cuando el miedo desaparece se consigue la libertad Reflexivo que está Rafael. Apoyo celeste Los jugadores del Lucena CF siguen los pasos de los futbolistas del Córdoba CF, primer equipo de la provincia, y buscan su sitio en las redes sociales. Una de las incorporaciones ha sido el capitán del Lucena y excordobesista, Antonio Sarmiento, que ayer acudió a twitter para solicitar el apoyo de la afición en un momento crucial de la temporada para su equipo, que puede conseguir por primera vez la clasificación para el play off de ascenso a Segunda. El centrocampista quiere ver el campo lleno porque echa a andar un cuento maravilloso Desactualizado PARECE que el exalcalde de Córdoba Andrés Ocaña no tiene tiempo ni de actualizar su Facebook desde que ha vuelto a la docencia. Será que sus pupilos no le dejan ni respirar o tal vez que desde que ha cambiado su ocupación no presta tanta atención a Internet. Como muestra, un botón. En la biografía de su perfil concluye con la frase ...y desde entonces soy alcalde de Córdoba También aparece como político incluso la fotografía de su muro tiene algunos años. Se ve que, desde que dejó el sillón Consistorial, entra poco, porque su actividad en la red es nula. MONTECASSINO HERMANN EL GÓLGOTA DE GRASS La decepción ya la tuvimos hace años. Cuando dijo que en el Grupo 47 de escritores alemanes de la posguerra gracias a Dios no había habido filosemitas E STABA claro que no iba a tardar en aparecer. Y lo hizo ayer. Para lamentarse. Afligido. Sufriente. Perseguido. Por los judíos y sus compinches. Y en Jueves Santo. El calvario del poeta que carga con la cruz por decir la verdad. Y su verdad es, dice, tan terriblemente peligrosa que él ya sabía que sufriría tormento por proclamarla. Y pese a ello, ahí está él, mitad héroe, mitad mártir. ¿O mesías total? Para decir la verdad en nombre de todos. De todos los que callan porque tienen miedo a los judíos. A que les llamen antisemitas. Él se sacrifica por todos y la verdad según Grass es antisemita. La escenificación de Günther Grass es tan consumada que entra de lleno en el lodo del mal gusto. Nos lanza el miércoles un poema con un pretexto falaz, trufado de sugerencias mentirosas y afirmaciones viles. Utiliza todos los mecanismos clásicos del antisemitismo de manual haciendo de Israel una especie de fuerza del mal que amenaza a la paz del mundo. Y lo hace con sus secretos y oscuros poderes, con ayuda alemana ¡qué perversión! para exterminar a un pueblo pacífico en Irán. Y se olvida de que lo cierto es lo contrario. La única amenaza de exterminio total procede de Teherán, del fanatismo islamista, de forma reiterada, contra un estado democrático judío. Pero además hace, como haría un perfecto antisemita el juego siniestro del paralelismo de culpas, muy fino él, muy sensible. Para decirnos que los judíos están a punto de hacer algo gravísimo y con ayuda de los hijos de los nazis, contra otros pacíficos pueblos. En esa sugerencia late en Grass incontrolable la aversión contra ese Estado con carácter único, contra el estado judío. Nunca habría alzado la voz contra un pequeño estado que se arma en autodefensa contra otro Estado infinitamente mayor que ha proclamado pública y oficialmente su intención de hacerlo desaparecer. Grass nos sugiere que las víctimas están a punto de convertirse en los verdugos de un crimen. Sí, deja claro que el crimen nazi fue único. Pero ve una alianza entre víctimas y verdugos de antaño. Lo que los equipara. Y él es tan sensible que nos avisa a todos. Y acepta su cruz. Porque todo lo tiene que solemnizar hasta la náusea. Y su victimismo vuelve a ser total, como entonces cuando no pudo seguir aguantando el peso del engaño de toda una vida y nos confesó que había sido miembro de las Waffen SS. Lo hizo en su libro de memorias Pelando la cebolla Pelando, pelando, cayó en que había callado más de medio siglo aquel pequeño detalle de su vida. Medio siglo en el que había ejercido de implacable látigo moral contra un sinfín de compatriotas por sus diversas conexiones con el Tercer Reich, muchas de ellas leves, nimias y marginales. Pero la suya, la militancia en una agrupación militar de elite de voluntarios, la WaffenSS, célebre por sus terribles matanzas, ese detalle le había parecido una minucia que no hubo que mencionar. Hasta que, la vejez más que la integridad, su necesidad de redención más que el amor a la verdad, le llevó a pelar la cebolla No se preocupe el señor Grass que nadie le va a crucificar hoy ya. La decepción ya la tuvimos hace años. Cuando a mí me decía en una entrevista del 10 de septiembre del 2006, tras la publicación de pelando la cebolla que en el Grupo 47 de escritores alemanes de la posguerra gracias a Dios no había habido filosemitas no entendí hasta qué punto estaba revelando lo que Henryk Broder llama el problema de Grass con los judíos Hoy está claro. CARTAS AL DIRECTOR Andalucía siempre a la cola Los andaluces somos fieles a nuestra historia y sino a saber: antaño teníamos como verdaderos ídolos a José María El Tempranillo a los Siete Niños de Ecija bandidos que se ocultaban en la sierra después de atracar y robar no solo a los ricos sino a cualquiera que pasara por allí. Pues bien, hoy día seguimos conformándonos y mal viviendo con las migajas que nos reparten estos actuales gobernantes a los que conocemos con nombre y apellidos que cometen sus fechorías con total descaro y a pleno día sin ningún tipo de pudor, enriqueciéndose a nuestra costa, no sólo ellos, sino toda su familia, dando lugar a que desde el resto de España, y ya también desde fuera de ella, se nos considere a los andaluces unos vagos que estamos todo el día en el bar o durmiendo la siesta sin dar golpe gracias a estas migajas. Hemos dado lugar a ello y tenemos pues lo que nos merecemos. Increíble que después de que estos politiquillos que nos gobiernan se han apropiado de más de 1.000 millones de euros destinados a los parados y a las gentes que están pasando hambre en nuestra tierra, que