Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 2 DE ABRIL DE 2012 abc. es estilo GENTESTILO 99 Jennifer López y Casper Smart, dos ositos enamorados Dos ositos mirando al amanecer Así ha titulado Casper Smart, el novio bailarín de Jennifer López, la foto que ha publicado en su Twitter, en el que se ve a la pareja (habrá que suponer que son ellos, ya que aparecen de espaldas) sentada en la playa, a la orilla del mar. mientras el sol asoma por el horizonte y ella- -con un gran corazón en la espalda de su camiseta- -apoya cariñosamente la cabeza en el hombro de él. es Paloma San Basilio habla con nuestros lectores La cantante, una de las grandes voces de la música española, acaba de publicar su nuevo y sorprendente disco, titulado Amalop En unos meses volverá a ponerse en la piel de Eliza Doolittle en el musical My fair lady Y hoy estará a las 17.00 en el chat de ABC. es para hablar con los lectores, que ya pueden enviar sus preguntas a través de la web Michael Jackson y el doctor Arnold Klein, en una imagen de 2002 ABC El dermatólogo de Jackson, en la ruina El doctor Arnold Klein, responsable de las adicciones del cantante, se declara en bancarrota A. MARTÍNEZ LOS ÁNGELES Justin Bieber y Will Smith, bañados en baba verde Los premios Kid s Choice Awards que celebra desde hace un cuarto de siglo la cadena televisiva Nickelodeon, cuentan con una pringosa tradición: la de bañar a sus premiados con una viscosa sustancia, una especie de baba verde. La gala celebrada el sábado en el Galen Center, en Los Ángeles, no fue una excepción, y tanto el presentador del espectáculo, Will Smith, como uno de los galardonados, Justin Bieber (mejor cantante masculino) recibieron su pegajosa ducha. Otras víctimas fueron Taylor Lautner, Chris Colfer o Halle Berry. Michelle Obama, presente en la gala, se libró. Justin Bieber y Will Smith, tras la pringosa ducha verde REUTERS En Hollywood, y durante décadas, el doctor Arnold Klein (66 años) fue el dermatólogo más solicitado. De estrellas del espectáculo a directivos, su oficina (situada en Beverly Hills, estaba decorada con obras de Andy Warhol) era parada obligada para quienes pretendían rejuvenecer su aspecto. Arnold Klein tenía una gran vida en su mansión de Hancock Park, valorada en más de nueve millones de dólares; además, poseía una casa de doce millones en Laguna Beach y un bungalow de un millón y medio en Palm Beach. Coleccionista de arte y de coches de lujo por valor de diez millones de dólares, acaba de declararse en bancarrota. Su reputación está cuestionada y muchos de sus amigos se han olvidado de él. Su desventura empezó hace unos años, cuando concedió una entrevista al canal sensacionalista TMZ en la que, entre otras cosas, opinaba sobre losgenitalesdesuamigoypaciente Michael Jackson (se llegó a decir que Klein era el padre biológico de sus hi- jos) ysobreel usohabitual en Hollywood del llamado meth, una metanfetamina muy adictiva. No se lo perdonaron. Su hasta entonces íntima amiga ElizabethTaylorsemanifestócon contundencia: Pensaba que los médicos, como los curas, juraban secreto. Que Dios tenga piedad de su alma Hace unos meses, durante el juicio contra el doctor Murray por la muerte de Michael Jackson, Klein fue presentado como un médico ambicioso y sin escrúpulos, responsable de la adicción del cantante al analgésico Demerol. Tras el veredicto de culpabilidad contra Murray, la comisión médica investigó a Klein, aunque no le retiró su licencia. Los abogados de Klein atribuyen sus actuales problemas económicos a la pérdida de ingresos debido a su delicado estado de salud y a la muerte de Jackson. El doctor, además, señala a dos exempleados que supuestamente le han robado ocho millones de dólares. Los bienes del doctor Klein han sido diezmados y se encuentra en la ruina financiera dicen. Con su reputación por los suelos, solo Carrie Fisher le apoya: le ha prestado 150.000. Con los acreedores agolpándose en su puerta y los bancos pidiendo quese liquidensus posesiones, Klein trata de mantenerse a flote en una oficina más modesta, en Pico Boulevard, donde solo tieneuna enfermera y muchas horas por delante.