Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES, 2 DE ABRIL DE 2012 abc. es toros Galería de imágenes del mano a mano en Las Ventas en abc. es cultura toros TOROS 91 Vientos fuertes, toros flojos LAS VENTAS MONUMENTAL DE LAS VENTAS. Domingo de Ramos, 1 de abril de 2012. Dos tercios de entrada. Toros de Jandilla y Vegahermosa (2 flojos y deslucidos. IVÁN FANDIÑO, de caña y oro. Estocada y descabello (silencio) En el tercero, media y dos descabellos (silencio) En el quinto, gran estocada. Aviso (saludos) DAVID MORA, de blanco y azabache. Estocada (palmas) En el cuarto, dos pinchazos y dos descabellos (silencio) En el sexto, estocada (palmas de despedida) P ANDRÉS AMORÓS MADRID rimera corrida de la temporada en Las Ventas: ilusionante mano a mano, ovación inicial a los toreros; luego, casi nada... La fuerza está en el viento, no en los toros de Jandilla. No fracasan Fandiño y Mora pero tampoco triunfan. La inauguración de la temporada taurina madrileña era antes un acontecimiento nacional; según Edmundo de Amicis, más que un cambio de ministerio (lo cual no es mucho decir) Los que andan escasos de dineros hacen economías; los padres prometen a los jóvenes estudiosos que los llevarán a la corrida; los amantes lo prometen a las hermosas Toda España desarrugaba el ceño, con los toros: eran otros tiempos... Fandiño y Mora son ahora las esperanzas, para muchos aficionados. Los dos se han formado a la antigua, en corridas duras. El toreo de Iván es recio, viril, centrado en lo esencial: el poderío y el valor. Además, se entrega a la hora de matar. David está menos toreado pero sigue también los cánones del toreo clásico: ¿es coincidencia que viva en Borox, el pueblo del admirable paleto Domingo Ortega? Su búsqueda del temple lo avala. Esta tarde- -como tantas- -reina el viento en Las Ventas. En los primeros toros, sobre todo, hace casi imposible torear con lucimiento. ¿Cuántas veces se ha dicho que se buscaría un remedio? ¿Qué se ha hecho? Nada. Recuerdo el título de una novela de Elena Quiroga, gran aficionada: Viento del Norte Y otro, de Pearl S. Buck, que leí de joven: Viento del Este, viento del Oeste Sólo falta el viento del sur: no en Las Ventas. No es feliz la vuelta de la ganadería de Jandilla a esta Plaza. La corrida, desigualmente presentada, es noble pero deslucida: el segundo y el cuarto, muy flojos. Todos se paran, transmiten muy poco, se apagan enseguida. Como las antiguas gaseosas de bolita... Con estos Iván Fandiño, metido entre loz pitones del toro anduvo muy valiente toros, aquí, no cabe triunfar, aunque los dos diestros muestren su disposición, toda la tarde. Es emocionante y original la forma de recibir al primero de Fandiño: a portagayola, de pie, con el capote a la espalda. Compiten los dos matadores en quites. El toro se deja pero queda muy corto. Iván, muy plantado, brilla sólo en algún derechazo. Mata con facilidad. Vuelve a estar firme en el tercero, PALOMA AGUILAR Entrega sin premio Iván Fandiño y David Mora muestran su disposición y su toreo clásico Deslucida corrida No es feliz la vuelta de Jandilla a Madrid. Los toros se apagan enseguida es DON BENITO (BADAJOZ) NAVALMORAL (CÁCERES) Triple puerta grande de Morante, El Juli y Talavante El empresario José Cutiño volvió a bordarlo en el coso pacense de Don Benito. No defraudó el cartel de primeras figuras: Morante de la Puebla, con una oreja en cada toro; El Juli, que hizo pleno con cuatro trofeos; y Alejandro Talavante, que también desorejó a su lote, salieron a hombros entre la aclamación de los tendidos, que casi llenaron la plaza y aguantaron la lluvia. Se lidió una buena corrida de Garcigrande. Castella y Juan Pablo Sánchez salen a hombros El francés Sebastián Castella y el mexicano Juan Pablo Sánchez cortaron tres orejas por coleta y se marcharon en volandas de la cubierta de Navalmoral de la Mata. No tuvo la misma suerte su compañero de cartel, Francisco Rivera Ordóñez Paquirri que hubo de conformarse con sendas ovaciones por culpa de su fallo con el acero. Con los tendidos casi llenos, se lidió una interesante corrida de Alcurrucén. que mansea, rebrincado. Aguanta derrotes, sin posibilidad de lucimiento, en medio del vendaval. Saca nobleza el quinto, demasiado soso. Fandiño clava los pies en la arena, manda y liga en los derechazos. Al natural, el toro se queda corto, engancha la muleta. Prolonga con manoletinas que poco aportan. Una gran estocada cierra su digna actuación. El segundo es muy flojo, piden su devolución. Lo mantiene el presidente, en medio de la bronca. David Mora vuela con temple el capote, luce su buen estilo en derechazos de mano muy baja. Hace la estatua al recibir al cuarto, huido: es vistoso pero no es lo adecuado. Da mucha distancia al toro, lo embarca con gusto, le saca naturales a regañadientes pero todo se desluce por las caídas de la res. Esta vez no se entrega al matar. Banderillea lucido El Chano al sexto. Comienza David flexionando bien la rodilla. Consigue muletazos sueltos valerosos, obligando al toro, que acaba desentendiéndose del trasteo. No ha podido haber palmas de triunfo en el Domingo de Ramos. La fuerza- -repito- -debe estar en los toros, no en el viento. Para Fandiño y David Mora, tan dispuestos, ha sido una tarde decepcionante. Y para la afición. Esperemos verlos con los victorinos, en Sevilla.