Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 INTERNACIONAL LUNES, 2 DE ABRIL DE 2012 abc. es internacional ABC CONFESIONES DE UN DESERTOR DE LAS FUERZAS DE ÉLITE La disciplina del Ejército de Al Assad te rompe el alma BUn desertor cuenta a ABC los secretos de la temida Cuarta División, principal fuerza represora del régimen sirio, dirigida por el hermano del presidente sacudieron Siria entre 1978 y 1982. Participaron en las operaciones contra Alepo en 1980, y en la masacre de Hama dos años después. En aquella época las dirigía Rifat al Assad, hermano del entonces presidente sirio, Hafez al Assad. Tanto fue el poder que la Cuarta División dio a Rifaat, que este trató de utilizarlas para derrocar al dictador y hacerse con el poder. Aquel golpe fracasó, y las unidades de élite fueron reconvertidas a su forma actual. Yo no elegí unirme a la Cuarta División; me enviaron allí durante mi servicio militar explica el desertor. La disciplina de esta unidad raya con el sadismo. Nos obligaban a hacer ejercicio físico constantemente, nos tenían en calzoncillos todo el tiempo a pesar de que hacía mucho frío. No nos daban bastante comida ni nos dejaban dormir lo suficiente, y nos hacían caminar por aguas fecales describe. Las palizas por faltas disciplinarias eran constantes. Todo lo malo y duro que te puedas imaginar nos lo hicieron. El propósito es romper tu alma, que recibas órdenes sin pensar asegura. Nuestro jefe de batallón quería que creyésemos todo el tiempo que estábamos combatiendo a terroristas. No se nos permitía hablar con amigos ni familiares. Al principio lo creíamos. Pero me di cuenta después de que era todo mentira desde el mismo momento en que nos enviaron a las calles explica. Una tradición familiar C uando me enteré de que me destinaban a la Cuarta División, supe que iba al infierno nos cuenta un desertor de esta unidad de élite del Ejército sirio. No quiere dar su nombre: no solo por miedo a las represalias contra su familia, que sigue en el interior de Siria, sino también porque el estigma de la pasada pertenencia a la Cuarta División pesa como una losa en los campos de refugiados de Reyhanli, en Turquía, donde le encontramos. Y es que esta fuerza de élite del Ejército está dirigida por Maher al Assad, hermano del presidente sirio. Y Maher ha sido quien ha estado siempre en primera línea de la represión de las protestas contra el régimen, especialmente en Daraa, Homs y Damasco. La Cuarta División Acorazada es como el niño mimado del Ejército, es el juguete de Maher al Assad. Pueden hacer lo que quieran, lo que les venga en gana, explica el joven. Es lo suficientemente potente como para ir a donde quiera, y actuar en varios lugares a la vez. Está integrada por 24.000 combatientes, la mayoría alauíes nos dice. Él era uno de los pocos suníes de la división. Su compañero, en cambio, sí es alauí, pero aunque escucha con atención, se niega a hablar con periodistas. Ha matado a bastante gente, por DANIEL IRIARTE CAMPO DE REFUGIADOS DE REYHANLI (FRONTERA TURCO SIRIA) eso no quiere contar nada nos explicará luego Qais, otro militar desertor, cuando estemos a solas. En realidad, la Cuarta División es heredera de las Compañías de Defensa de antaño, las guardias pretorianas que sirvieron como vanguardia en la represión de las rebeliones que Instrucción No nos dejaban dormir ni nos daban de comer. Nos tenían en ropa interior pasando frío. No parábamos de movernos Las palizas por faltas disciplinarias eran constantes Adoctrinamiento Querían convencernos de que combatíamos a terroristas... No nos dejaban hablar con la familia Represión Abandono y fuga Si no disparábamos a los manifestantes, nos disparaban a nosotros reclama la oposición, pero que supondría un balón de oxígeno para el languideciente Ejército Sirio Libre. Por ahora, las anteriores promesas de enviar material bélico hechas por Arabia Saudí y Qatar no se han concretado, e informaciones de inteligencia sugieren que la principal fuente de abastecimiento militar del ESL, el mercado negro libanés, se está agotando. Un sueldo para los desertores Algunos países del Golfo Pérsico planean crear un fondo multimillonario para apoyar indirectamente a la insurgencia a través del pago de sueldos y subsidios económicos a los desertores del Ejército sirio, señalaron fuentes diplomáticas. Una medida que se queda muy lejos del envío de armas que Cuenta, entonces, su deserción. Ocurrió en Douma, en el extrarradio de Damasco, hace cinco meses. Nos enviaron a disparar contra las manifestaciones. Mis amigos y yo no queríamos, pero los manifestantes se acercaban más y más, cantando El pueblo y el ejército, unidos en una sola mano De repente nos rodearon y nos abrazaron, y dos soldados y yo desertamos explica. En los días siguientes, los combatientes del Ejército Sirio Libre (formado por desertores como él) los llevaron de refugio en refugio hasta alcanzar Turquía. El responsable último de las acciones de la Cuarta División es Maher al Assad. No está presente en todos los teatros de operaciones, pero es él quien da las órdenes a los coroneles que mandan cada batallón nos relata. La comunidad internacional sabe muy bien que Maher es uno delos principales responsables de la represión, y de ahí que haya sido incluido en la lista de personalidades sancio- nadas por EE. UU. la Unión Europea y la Liga Árabe. En los campos de refugiados, los desertores lidian con la culpa como pueden. La mayoría de los soldados no quieren disparar contra el pueblo. Pero el mujabarat el servicio de inteligencia del régimen ejecuta a los que no lo hacen asegura. Creo que yo no maté a nadie insiste. Al lado, su compañero guarda silencio. Videoanálisis sobre el conflicto sirio y deserciones en el Ejército