Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
7 66 ABCdelDEPORTE LUNES, 2 DE ABRIL DE 2012 abc. es ABC Juanito BHoy se cumplen 20 años de la muerte de Juan Gómez, el extremo imprevisible y eléctrico, mitad héroe y mitad villano, recordado en la grada del Bernabéu como uno de sus grandes ídolos MIGUEL ÁNGEL BARROSO La leyenda del santo pecador Copa de la UEFA, se acercó a Graziano Bini, defensa rival, y le espetó en un italiano macarrónico: Noventa minuti en el Bernabéu son molto longo (realmente lo fueron: en el partido de vuelta los blancos ganaron por 3- 0) Por eso aún se le recuerda en Chamartín veinte años después de su muerte en accidente de tráfico. El minuto 7 de cada partido está reservado a illa, illa, illa, Juanito maravilla rantes del régimen de Tito, haciendo gestos ostensibles con el pulgar hacia abajo. España ganaba 0- 1, gol de Rubén Cano con la espinilla, resultado que finalmente selló el pasaporte a la fase final. Expresé lo que sentía. Obré mal. Afortunadamente, el botellazo me lo llevé yo, y en paz A Juanito se le iba la pinza, pero después pedía perdón sin los circunloquios tan de moda hoy en día. Así lo hizo después de su gran borrón, el pisotón a Matthäus que le echó de las competiciones europeas para siempre y acabó con su carrera en el Madrid. Ocurrió el 8 de abril de 1987, en la ida de la semifinal de la Copa de Europa. El Bayern de Múnich goleaba a los blancos 4- 1 y apareció el pronto de dos segundos que me pierde. Fue un comportamiento irracional Y la gota que colmó el vaso. Jugó en el Málaga antes de colgar las botas en Los Boliches, cerrando el círculo. Siendo entrenador del Mérida viajó a la capital para asistir a un Real Madrid- Torino de la Copa de la UEFA; el partido suponía el regreso al Bernabéu de su gran amigo Martín Vázquez, que militaba en el equipo italiano. Al volver a Mérida, Juanito sufrió un accidente de tráfico mortal en Calzada de Oropesa, Toledo. Era el 2 de abril de 1992. Tenía 37 años. A prendiz de todo y maestro de nada, como le gustaba definirse, Juan Gómez Juanito rompió moldes en el Real Madrid, club en el que la calidad futbolística debía ir grapada a un comportamiento intachable. Así lo mandaba el gran patrón. Es posible que Santiago Bernabéu sopesara las dos almas del jugador malagueño, De los 70 a los 80 la caballerosa y la arrabalera, antes Pero es que, además, era un extremo de pagar al Burgos los 27 millones de rápido, eléctrico, un correcaminos de pesetas de su fichaje (poco más de la banda muy del gusto del respeta 162.000 euros) a mediados ble, y combinó bien con de la década de 1970. Sin las plantillas de las que duda acabó por convencerformó parte en su década le su compromiso inquede servicios prestados: el brantable con el proyecto. Madrid de los Pirri, CamaNacido en Fuengirola cho, Benito, San José, Del en 1954, se formó en un Bosque, Stielike y Santiclub de su tierra, el CD llana, y el de la Quinta del Los Boliches, hasta que Buitre. Ganó 5 Ligas, 2 Coen 1969 lo fichó el Atlépas y 2 Copas de la UEFA, tico de Madrid. Fue subieny se quedó a las puertas do peldaños en las categodel premio gordo en 1981, rías inferiores y debutó con cuando su equipo perdió el primer equipo en la tempola final de la Copa de Eurorada 1972- 73 en un partido pa ante el Liverpool. amistoso contra el Benfica, Durante esos años surdonde se lesionó de gratió de balones a la cabeza Illa, illa, illa... privilegiada de Santillavedad. Fin de su trayectoria como rojiblanco. Juanito maravilla jugó na, otro viajero intergeneRecaló en el Burgos, con diez temporadas en el racional, socio pero no el que logró el ascenso a Madrid, de 1977 a 1987 alma gemela. Santillana Primera en 1976. El moera el novio que todas las desto club castellano se madres quisieran para subió a las barbas de algunos gran- sus hijas. Guapo y formal. Marcaba des, mantuvo la categoría y Juanito goles y no fanfarroneaba. Juanito era no desaprovechó el escaparate. Ganó un truhán simpático y provocador. el premio al mejor jugador del año Toreaba vaquillas y luego mostraba otorgado por la revista Don Balón el vídeo a sus compañeros; se corría El Barcelona y el Atlético lo tentaron, juergas nocturnas y escupía a la cara pero finalmente don Santiago se lle- a excompañeros (Stielike, cuando juvó el gato al agua. gaba en el Neuchatel suizo) El Madrid siempre se ha surtido A veces la tomaban con él, claro. del aluvión, como la propia ciudad En el partido que la selección españoque nunca pregunta filiaciones, pero la disputó en Belgrado frente a Yugosha presumido de denominación de lavia el 30 de noviembre de 1977, clasiorigen: un sentido del deber refracta- ficatorio para el Mundial de Argentirio a la rendición. Juanito encajaba na, hicieron blanco en su cabeza con en el tópico. Por eso, tras perder su una botella. Un par de segundos anequipo 2- 0 con el Inter de Milán en el tes, al ser sustituido, había provocapartido de ida de las semifinales de la do a la grada, llena de soldados vocife- Escena clásica de Juanito: tarjeta y arrepentimiento Observando un remate de Santillana, su gran socio, en un partido frente al Burgos en 1979 Contra el Tatabanya Banyasz húngaro, en 1981