Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 SEMANA SANTA LUNES, 2 DE ABRIL DE 2012 cordoba. abc. es ABC DOMINGO DE RAMOS La eternidad que dura un instante Las malas previsiones se demuestran fallidas y Córdoba vive un Domingo de Ramos en plenitud de belleza y emoción en las abarrotadas calles Por LUIS MIRANDA UEDA en la memoria y quedará para muchos años, el misterio de un silencio sobrevenido al último golpe del llamador, la sorpresa de una ausencia de movimiento, de un salto que no llega, de unos flecos de oro novísimo que no chocan contra unos varales. Queda en la memoria la armonía que asciende sin que se vea, como un amanecer puro y gozoso, la música que nace en un momento y despierta al alma ensoñada para urgirla a que no deje de mirar porque hay algo hermoso al alcance de la vista. Hiniesta se llamaba la música y parecía que su levedad andaluza, o la destreza de quienes saben lo que tienen que hacer aunque de la luz pura de un Domingo de Ramos sólo les llegue un resplandor filtrado por la plata, o la inspiración divina de todas las manos y todos los corazones que hacían posible el milagro, prolongarían para toda la vida el momento en que la Virgen de la Candelaria subía a pulso, en la cima de una calle de la Feria que su cofradía había hecho suya. Como si la Virgen nunca hubiera salido de largo con elegancia exquisita, en aquellos segundos eternos cabía un Domingo Q El Señor de la Oración en el Huerto gira en la calle de la Feria poco después de salir del de Ramos de sueños cumplidos, de esperanzas ciertas en el poder de las oraciones, de músicas y aplausos que hacen callar a los paraguas y a las voces agoreras. Se había vestido pronto la dicha de azul, como si el ir de los niños hebreos hasta San Lorenzo asustara con la pujanza de su ilusión a las nubes grises y al viento que se marchaba para otros lugares con sus pésimos presagios. El cielo se abrió y los horizontes eran menos una promesa que un camino por el que adentrarse sin darle sitio a las dudas. Apenas tardó cuatro minutos en decidirse la Entrada Triunfal y parecía que con estar en la calle convocaba la esencia pura del Domingo de Ramos. A su paso nacían las familias con niños buscando al Señor, las mesas de las cofra- LAS NUBES SE MARCHABAN AL MISMO RITMO AL QUE IBAN SALIENDO LOS NIÑOS HEBREOS A LA PLAZA DE SAN LORENZO