Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 CÓRDOBA Agricultura LUNES, 2 DE ABRIL DE 2012 cordoba. abc. es ABC La UCO destina terrenos para siembra como una fuente extra de financiación BLa Universidad planta cebada en Rabanales para captar unos 78.000 euros de ayudas de la PAC H. F. CÓRDOBA La necesidad de captar más recursos económicos ha llevado a la Universidad de Córdoba (UCO) a meterse a agricultor toda vez que en algunas parcelas de la finca del campus de Rabanales se ha sembrado cebada con el objetivo de captar ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) aprovechando estos terrenos disponibles. Nueva vía para ingresar dinero que no es la primera vez que utiliza la UCO, pues en 2010 ya se sembró trigo y la Universidad recibió 77.717 euros de ayuda directa del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) correspondiente a esa campaña. Una cifra similar a la que se espera recibir este año, según indicaron fuentes de la Universidad. En concreto, esta subvención fue recibida el pasado año por la empresa Finucosa (perteneciente a la Corporación Empresarial de la UCO) encargada de la explotación y gestión de la finca de Rabanales, que mayoritariamente se utiliza para fines de investigación y docencia. Sin embargo, y ante el hecho de que mucha superficie de esta finca se quedó el pasado año sin uso específico a cargo de ningún equipo de investigación o departamento docente, la Universidad planteó esta siembra con vistas a la PAC y así poder obtener una ayuda económica como señaló la propia vicerrectora de Infraestructuras y Campus, María del Pilar Dorado. La vicerrectora respondió así a una pregunta formulada en el seno del Consejo de Gobierno de la Universidad por el decano de la Facultad de Veterinaria, Librado Carrasco, que mostró su preocupación de que estas siembras fueran contraproducentes con los objetivos de la finca: promocionar actividades investigadoras y docentes No obstante, y en la línea de lo indicado por María del Pilar Dorado, fuentes de la Universidad explicaron a ABC que este año, al igual que en Vista del Campus Universtario de Rabanales de la Universidad de Córdoba otros anteriores, se ha aprovechado para recuperar dinero por la PAC tras haberse quedado algunas parcelas sin uso concreto. Respecto a la próxima subvención que se espera recibir, similar a la ya citada, estas mismas fuentes señalaron que la universidad aún no ha cursado la correspondiente petición, aunque el plazo para solicitar estas ayudas directas de la PAC 2012 continúa abierto hasta el próximo 30 de VALERIO MERINO abril. Solicitud que, por otro lado, no podrá ya cursar Finucosa, habida cuenta de que esta empresa fue absorbida el pasado mes de diciembre por la propia Corporación Empresarial de la UCO. LA TRILLA Parcelas sin uso JUAN QUINTANA S AGUA DE RIEGO produzca en el sector agrario. En la Unión Europea disponemos de una Política Agraria Común, que debe garantizar unos mínimos alimentarios. Por supuesto, en estos países no podemos aumentar superficies de cultivo; por tanto, debemos potenciar la explotación de la tierra que ya está en producción, sin esquilmarla. El agua, en nuestro entorno, debe ser utilizada con cautela y control, pero debe ser adecuadamente distribuida sin criterios políticos, sino económicos. Los costes de los regadíos se basan en el consumo de Actividad extraordinaria Los terrenos son para fines docentes e investigación y sólo se cultiva en los que están sin uso EGÚN datos de la FAO, la superficie cultivada ha aumentado un 12 por ciento en 50 años, mientras que la producción alimentaria ha crecido entre en 150 y el 200 por ciento. Alrededor del 40 por ciento del incremento en la producción de alimentos proviene del regadío, que se ha duplicado en este mismo periodo. Por otro lado, es necesario gastar 1.500 litros de agua para producir un kilo de grano y 15.000 litros para conseguir un kilo de carne, lo que explica que el 70 por ciento del consumo de agua se agua y en la eficacia de los sistemas de bombeo y distribución, en definitiva, en la tecnología. Andalucía es la cuarta región española en cuanto al coste del agua de riego, por detrás de Canarias, Murcia y Comunidad Valenciana; alrededor de 415 euros por hectárea y año. El no adecuado aprovechamiento del agua dulce como agua de riego, recurso renovable pero no infinito, es un riesgo para el equilibrio alimentario, empezando en España, y un riesgo de perder importantes batallas en el sector primario, algo que una economía como la española no se puede permitir. El sol, junto con el agua, la tecnología y no poca superficie cultivable, son ingredientes de éxito en el mercado agrario europeo y mundial, que la situación geopolítica española todavía no nos ha permitido combinar con suficiente habilidad.