Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 27 DE MARZO DE 2012 abc. es deportes DEPORTES 73 EL PATO MAREADO APOEL, MODESTO PERO PELIGROSO No tengo que justificar nada pero, para complementar la respuesta, no soy yo el responsable de que no se hable. Yo no decido absolutamente nada Jugadores y técnicos La ley del silencio JOSÉ MANUEL CUÉLLAR LOS SONIDOS DEL SILENCIO Un Chiotis para frenar al Madrid BEl portero, el mejor de un equipo que ya ha eliminado a Oporto, Shaktar y Lyon J. M. C. Los entrenadores sueñan en victorias cuando sus futbolistas les hacen soñar en triunfos. Si tienes un equipo que no te da esperanza, nada te hace soñar El Apoel tiene mucho equilibrio en sus filas y mi equipo tiene que serlo también si queremos ganar esta eliminatoria tuario, aunque esta fue más velada. Preguntado de nuevo por el Apoel y si podían soñar con eliminar al Madrid, el portugués respondió: Los entrenadores sueñan en victorias cuando sus futbolistas les hacen soñar en triunfos. Si tienes un equipo que no te da esperanza, nada te hace soñar E Jugar con orden Caso Coentrao El técnico volvió a lanzar otro mensaje a sus jugadores, y también al entorno, sobre una supuesta complacencia ante el partido de hoy (20,45 TVE- 1) Hubo mucha gente que dijo que el partido ante el CSKA iba a ser fácil y yo dije que de eso nada. Al final se comprobó que yo tenía razón. En la ida conseguimos un resultado apañado para luego resolver a la vuelta en casa. Aquí aspiramos a lo mismo, conseguir un buen resultado y definir a la vuelta. Claro que si podemos ganar saldremos a ganar, pero son eliminatorias de dos partidos Y por último, se refirió a Coentrao y su estado de ánimo tras los pitos del Bernabéu, cuando salió en la segunda parte del partido frente a la Real Sociedad: No valoro lo que hizo el Bernabéu. Fabio está bien pero claro que podía estar mejor. Lo importante es que está recuperado de su lesión y podemos contar con él l fútbol español le debe dos cosas a Mou, aunque ninguna de ellas las haya hecho a propósito. La primera es la de que el Madrid saliera con todos los jugones durante cierto tramo de la temporada, justo cuando le sacó los diez puntos de ventaja al Barça. Claro que fue casi por necesidad. Tenía lesionados a sus mastodontes del medio campo, tampoco podía contar con Di María y el Bernabéu le acababa de abroncar por amedrentarse ante el Barça. Así que no tuvo más remedio que sacar a Granero, juntar a Kaká y Ozil y tirar para adelante. Miren por dónde, ¡oh sorpresa! cuando sacas a gente que juega el fútbol, el equipo juega al fútbol. Así que se lo encontró casi sin buscarlo. No le debió gustar aunque fuera ganando porque en cuanto pudo destrozó la quimera para imponer a sus dinosaurios en la medular, pero esa es otra historia. La lección quedó. El segundo punto es la ley del silencio. Se agradece. Los chavales que mandamos a las zonas mixtas buscando unas declaraciones se congratulan de no tener que ir detrás de los jugadores pidiéndoles, por favor, unas palabras para que estos, en la mayoría de los casos, les denigren públicamente mirándoles por encima del hombro o simplemente ignorándoles. Eso sí, cuando deciden pararse (porque hoy estoy de buen humor les preguntan por un lance del juego y contestan eso tan profundo de partido muy difícil, rival complicado, pero hemos merecido el triunfo Respuesta muy meditada y sacada de la profundidad de los libros más sabios. Está claro que los socios no echan de menos esas boutades. Así que sí, mejor callados. Solo se observan dos puntos oscuros en esta nueva ley: que los socios no van a poder oír a sus ídolos (aunque sean los topicazos de siempre) y que muchos no van a poder curar su insomnio cuando les oyen... El Apoel intentará plantar cara al Real Madrid, pero apenas tiene armas para ello. Su presupuesto es de nueve millones de euros y sus jugadores tienen una ficha media de 250.000, menos dos que cobran 400.000. El desequilibrio es evidente. Sin embargo, en esa misma supuesta debilidad es donde se encuentra el gran peligro. Equipos como el Oporto, el Shaktar o el Olympique de Lyon se confiaron y perdieron con los chipriotas. A pesar de ello, la diferencia entre los dos equipos resulta tan abismal que, aunque el Madrid se confiara, debe demoler a un conjunto como el chipriota, que apenas tiene nada. Si ha llegado hasta aquí ha sido más por la excesiva confianza de los rivales, si bien ellos aportaron organización, ilusión y mucho entusiasmo. A nivel deportivo no tienen excesivas cosas. El mejor es Chiotis, su portero, héroe de la eliminatoria ante el Lyon al parar dos penaltis en la tanda decisiva de lanzamientos desde los once metros. El guardameta llegó a ser internacional griego, pero no tuvo continuidad en la selección. Es su cuarta temporada en el equipo chipriota. El resto es sacrificio, mucho sacrificio y esfuerzo. Todo debido a su entrenador, Ivan Jovanovic, elegido técnico serbio del año, que les imprime una gran fortaleza mental. El equipo se nutre, principalmente, de una defensa pegajosa y firme. Paulo Jorge y Oliveira en el centro mandan sobre todo el equipo y en la derecha está Poursatidis, que es un lateral de largo recorrido, con mucha fuerza. Ausencia de Manduca En el doble pivote, mucha lentitud con Sousa y Morais (un centrocampista que estuvo algunas semanas a las órdenes de Mourinho en el Chelsea) intentando contagiar ese ritmo casino a los rivales para luego sorprenderles. En la media punta tienen al único jugador con cierto talento, que es Charalambides, el encargado de distribuir todo el juego ofensivo del equipo chipriota. Arriba destacan el potente Ailton y Manduca, aunque éste no podrá jugar hoy ante el Real Madrid al estar sancionado. Su puesto será ocupado por Trickovski. J. M. Cuéllar analiza la rueda de prensa dada por José Mourinho Chiotis, portero del Apoel, detiene un balón AFP