Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES, 27 DE MARZO DE 2012 abc. es andalucía 25- M PRIMER PLANO 17 Elecciones A L EN ANDALUCIA Rajoy, orgulloso del resultado El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró ayer muy orgulloso del PP- A y de su líder, Javier Arenas, por su gran resultado electoral aunque no pueda gobernar, y aseguró que las reformas continuarán porque España no se puede quedar parada y la UE está detrás En política no siempre consigue uno el cien por cien de los objetivos que se propone afirmó en una primera valoración de los comicios andaluces a su llegada a Seúl, donde hoy participará en la II Cumbre de Seguridad Nuclear. A su juicio, el resultado de las elecciones no es un fracaso en absoluto ya que los populares han ganado y han logrado el mejor resultado en la historia del partido, a pesar de no haber conseguido la mayoría absoluta necesaria para dirigir la Junta. Rajoy rechazó que los votantes hayan podido pasar factura por las reformas puestas en marcha. La caída de la izquierda dejó a tiro de piedra el gobierno, pero el PP perdió uno de cada cuatro votos del 20- N ¿Por qué pinchó el PP? M. CONTRERAS SEVILLA hay quien asegura en privado que, pese que esta entero no se descarta que se replantee su futuro antes de presentarse una quinta vez. En lo que todos coinciden es en que nadie se explica porqué el PP- A ha perdido más de 400.000 votos desde el 20- N después de haber ganado de forma consecutiva las municipales y las generales. La corrupción no ha funcionado electoralmente igual que no afectó en Valencia concluía una fuente consultada que insistía en que ha calado más el mensaje del miedo al cambio que otra cosa. Ahora, a la espera de que Arenas (que ayer comió con los presidentes provinciales) presida hoy la ejecutiva y haga público su análisis, ya hay quién confía en que el futuro pacto PSOE- IU caiga por su propio peso. Que no dure toda la legislatura y que se pueda producir una situación similar a la de Asturias donde Francisco Alvarez Cascos se vio obligado a adelantar elecciones. O como ocurrió en 1996 cuando Chaves hizo lo propio ante la imposibilidad de gobernar en minoría. Está claro que el futuro del Gobierno andaluz y el de la oposición es aún una página por escribir. Los resultados electorales tienden a resumirse en conclusiones elementales que con frecuencia son inexactas. Así, la percepción generalizada tras el 25- M es que el PP no logró la mayoría absoluta porque los votos que perdió el PSOE no fueron suficientes y además fuero masivamente a reforzar a IU. Pero un análisis de los resultados evidencia que las cosas fueron diferentes, ya que la clave del resultado no reside tanto en la movilización de la izquierda como en la desmovilización de la derecha. Así, las cifras revelan que el gran derrotado de las elecciones andaluzas es el PSOE. Todos los análisis en el partido señalan que José Antonio Griñán sale reforzado porque seguirá como presidente, pero los socialistas pierden 664.379 votos respecto a la anterior convocatoria electoral- -con Manuel Chaves como candidato- -e incluso 76.927 votos respecto a la debacle de las generales del 20- N. No es cierto, por tanto, que el PSOE se haya mantenido en esta complicada cita electoral, su salvación ha sido que, al ser la participación tan baja- -diez puntos menos que en 2008- -sólo pierde nueve diputados. Tampoco es cierto que el voto de la izquierda se ha consolidado porque lo perdido por el PSOE lo gana IU. La candidatura de Diego Valderas ha logrado 117.160 votos más que hace cuatro años, un 25 por ciento de apoyos, aunque la baja participación le ha permitido incrementar un 100 por cien su número de diputados. Considerando que este incremento provenga íntegramente del PSOE, es llamativo que hay casi más de medio millón de votantes socialistas que no han querido apoyar a IU. Así, la suma de los dos partidos de izquierda se ha dejado 547.490 votos de 2008 a 2012, una sangría que debería haber bastado para dar la mayoría absoluta al PP. ¿Por qué no ha sido así? Porque el PP también ha bajado, un factor que no estaba contemplado en las en- cuestas. Los populares obtuvieron el domingo 173.852 votos menos que en 2008; la tercera parte de estos votos perdidos podría haberle bastado para lograr la mayoría absoluta. Si se compara el resultado con las cifras del 20- N, la caída es aún más llamativa: en sólo cuatro meses, los populares pierden 425.789 votos. Dicho de otro modo, uno de cada cuatro personas que votaron a Rajoy no lo hicieron por Arenas. Pérdida de votos Sólo con la tercera parte de los votos que el PP se ha dejado de 2008 a 2012 hubiera logrado gobernar En el PP la sensación ayer era de haberse ahogado en la orilla. Según los cálculos populares, hubieran bastado 50.000 votos más repartidos por las diferentes provincias para haber superado los 55 diputados que marcaban la mayoría absoluta. En algunos casos el disparo dio en el poste: en Córdoba, por ejemplo, faltaron medio millar de votos para arrebatar un diputado a IU. ¿A qué obedece esta desmovilización del voto popular? Aparte de la incidencia de los recortes de Rajoy- -sobre todo en el voto prestado que recibió el PP el 20- N- una campaña anodina y de perfil bajo parece haber favorecido la desmotivación de un votante que llegó a asumir que el partido ya estaba ganado. Javier Arenas, tras depositar su voto el pasado domingo REUTERS