Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN AD LIBITUM PUEBLA MARTES, 27 DE MARZO DE 2012 abc. es opinion ABC MANUEL MARTÍN FERRAND ¡QUE VIENEN LOS ROMANOS! En lo que nos afecta, la actitud del sucesor de Silvio Berlusconi, innecesariamente hostil, no es de recibo E L ruido electoral de este pasado fin de semana unido a la ocupación italiana que padecen, o gozan, buena parte de los grandes medios informativos españoles, especialmente en lo audiovisual, le han puesto sordina al grosero bocinazo que, con efectos de perturbación en los mercados, ha lanzado al aire Mario Monti, el colega simultáneo de Mariano Rajoy y Luis de Guindos. El primer ministro italiano, escaso de la finezza que es gala entre los de su oficio y nacionalidad, ha dicho: España está dando a toda Europa motivos de gran preocupación porque sus tasas de interés suben Como es natural y resulta acostumbrado el presidente del Gobierno de España permaneció en silencio, que es lo que suele entender por prudencia, y las oficinas de La Moncloa- ¡ni siquiera las de Exteriores! -emitieron una tímida objeción sobre las muy inoportunas palabras del que antes que fraile gubernamental fue varias veces cocinero como comisario europeo de la Competencia y, antes, del Mercado Interior. Desde que, hace más de doscientos años antes de Cristo, lo romanos desembarcaron en Ampurias su presencia entre nosotros, la Hispania, fue fecunda y germinal para muchas de nuestras esencias; pero, a la vista de la descortés actitud de Monti habría que buscar un Obelix, como el de Uderzo y Goscinny, capaz de gritar ¡que vienen los romanos! y obrar en consecuencia. En unas pocas semanas, ante la acción reformista del Gobierno de Rajoy y la pasividad real del de Monti, la aceptación en el mercado de las deudas respectivas de los dos Estados, socios ambos en la UE, ha cambiado de signo. Se ha invertido el sentido de las correspondientes primas de riesgo y hemos descendido de lugar en el pelotón de los torpes de la Unión Europea. Será por algo. Decía aquí, Ad libitum, el pasado 3 de marzo que en el combate presupuestario de los países del sur de Europa, Italia nos aventaja por dos Marios (Monti y Draghi) a un Mariano y, desgraciadamente, los hechos parecen darme la razón. Enclaustrados en una política de cercanías, cortos de grandeza y más atentos al pasado mañana de una Huelga General que al futuro redentor del paro y la pobreza, tenemos más neuronas dedicadas a estudiar el fracaso del PP en Asturias y Andalucía que a bosquejar un éxito posible en los mercados. Dice Monti, refiriéndose a su país, que la cris es el resultado de la falta de decisiones durante las últimas décadas y así es allí y aquí; pero, en lo que nos afecta, la actitud del sucesor de Silvio Berlusconi, innecesariamente hostil, no es de recibo. Aunque la reciban gozosos, o resignados, muchos de los primeros editores de la Nación. CAL Y ARENA JOSÉ IGNACIO CUBERO CONTADORES DE NUBES A Andalucía la utilizarán desde Ferraz como punta de lanza contra el gobierno español, y si se hunde el barco, mejor E N las encuestas que se hacen en Andalucía antes de las elecciones falta una pregunta que permitiría acertar al cien por cien. Si es que las agencias consultoras no han cerrado por inútiles, la pregunta que deben hacer es ¿piensa usted irse a la playa el día de las elecciones? Márquese, además, la casilla correspondiente a su intención de voto. Adivine el lector la correlación entre ambas respuestas. Como los de las páginas de opinión tendremos que dedicarnos a otros menesteres, se me ocurre traer a colación el famoso mito de la caverna. No la de Felipe González cuando, con esa cara moldeada por el cincel del rencor, escupía invectivas sobre esta casa centenaria en la que siempre hubo luz y taquígrafos. No. Hablemos, ahora que ya la van a eliminar definitivamente, de cultura general. Me refiero al mito de la caverna de Platón. Es una pena que a Platón se lo estudie en la asignatura de Filosofía y no de Literatura, porque es un genio escribiendo y explicando. En el llamado mito de la caverna trata de enseñarnos cuál es su concepción del mundo que nos rodea; lo que vemos, pensaba él, no es más que una pobre imagen de algo que existe en un mundo distinto, perfecto, el mundo de las Ideas (de ideal no de ocurrencia Platón nos cuenta que los humanos vivimos en el fondo de una honda caverna donde sólo se ven las sombras que se producen cuando los auténticos seres reales (las Ideas) pasan por delante de la boca de entrada. Pero hete aquí que algunos de los infelices aherrojados en el antro logran escaparse y salir y ver lo que hay fuera, y vuelven maravillados prestos a contárselo a sus compañeros... Mirad, ahí fuera hay un mundo lleno de color y aromas, rebosante de formas plenas y pletóricas... Pero sus compañeros no se lo creen y, cansados del entusiasmo de los escapados, los matan... Como antes se decía al comienzo de algunas películas, todo parecido con la realidad andaluza es mera coincidencia No comparen las sombras de la caverna de Platón con el paro y los subsidios, ni el mundo de las Ideas con el del trabajo y la solidaridad, ni a los que permanecen en el antro con los sindicatos y su huelga general permanente, ni tampoco a los escapados con los otros... Mera coincidencia... Y como algo hay que comentar sobre las elecciones andaluzas, por supuesto que enhorabuena a los triunfadores, esto es, a Griñán y los suyos. No sé lo que van a hacer en pro de los andaluces, porque a Andalucía la van a utilizar desde Ferraz como punta de lanza contra el gobierno español, y si se hunde el barco, mejor. Ya lo hizo Chaves en su día. Los de ahora me traen a la memoria aquella soleá tan bonita: Tengo las manos vacías de tanto dar sin tener. Así son las manos mías Puro crédito concedido sobre la nada. Ya pagará el gobierno español. ¿Los andaluces... Sigamos con poesía: ¿Cuál es el fruto que tu labor te ha dado si no es tristeza y luto y el alma hecha sierva al vicio bruto? Quiebras, cierres, paro, subsidios... Qué grande era Fray Luis... ¿Los andaluces... En la cueva, al fondo, contando nubes como ZP, mejor dicho, las sombras de las nubes...