Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 17 DE MARZO DE 2012 abc. es estilo GENTESTILO 63 Margarita de Inglaterra La Princesa llegó para inaugurar la Feria Comercial Británica. En el Casino se le ofreció una fiesta con 640 invitados Cacería en Angola, 1953 Don Juan, Doña María y el Conde Marone fueron invitados por Manuel e Isabel Espírito Santo Fiestas de disfraces Anne de Orleáns, de española; su hermana Isabelle, de polaca, y Simeón de Bulgaria, de corsario La incontrolable Tití Los que conocieron a Tití de Saboya la califican de fuerza de la naturaleza En la foto, con Alfonso de Borbón de la realeza Casa Santa Marta en Cascais El hogar de Manuel, Isabel Espírito Santo y sus once hijos era lugar de encuentro, baños y risas entre las Familias Reales Italia a pie y embozado en su albornoz, el Rey Humberto, que, una vez en la puerta, preguntaba: ¿Se puede uno bañar Mateos Sáinz de Medrano utiliza variadas fuentes. Algunas, directas, y otras, escritas. Desde los informes de Ibáñez Martín, sucesor de Nicolás Franco, al Generalísimo, pasando por el siempre fuertemente subjetivo José Luis de Vilallonga o las cartas a su hijo el Infante Don Alfonso de la divertidísima Infanta Doña Eulalia. Sobre la Archiduquesa Augusta: Parece una vieja bruja, lleva una enorme y mal colocada peluca blanca hecha de pelo artificial que debe de haber pertenecido a un cordero O sobre la visita de Don Juan Carlos al Pardo al llegar a España para estudiar: Cuando fue al Pardo a almorzar con Franco volvió diciendo que se había divertido mucho porque le tocaron la trompeta y le saludaron los moros... Dicen que las cosas marchan, pero yo lo veo para largo La austeridad de la vida diaria, el trabajo político, las negociaciones con Franco, las decepciones de Don Juan y las tragedias se sucedían (tanto los Condes de Barcelona como los de París perdieron un hijo) También había momentos felices. La boda de María Pía de Saboya (con la Reina Victoria Eugenia encabezando el cortejo real) o la puesta de largo de la Infanta Doña Pilar, momento de exaltación monárquica con españoles acudiendo en masa a Villa Giralda Y con la actuación de Pastora Imperio. Queda la Infanta Doña Margarita, que tiene apartamento en Estoril. La niña que trepaba por los tejados y se lanzaba cuesta abajo en bicicleta La que, del frío que hacía en la casa, tenía que calentarse los dedos en agua templada para poder tocar el piano. COL. RICARDO MATEOS SÁINZ DE MEDRANO, ARCHIVO ORLEÁNS- BORBÓN, ANA ESPIRITO SANTO Y SALVADOR TABORDA ternaban cada quince días para acompañar a la Familia Real. Los nobles españoles tenían turnos de guardia para atender a Don Juan, con gran sacrificio económico para algunos. Alrededor de las Familias Reales en el exilio, la aristocracia portuguesa y la gran burguesía representada por los Espírito Santo, el mejor apo- yo financiero de Reyes y Príncipes. Ricardo estaba más cerca de los París; Manuel, de los Conde de Barcelona. De Manuel y de su esposa, Isabel, era la Casa Santa Marta, junto al faro de Cascais. En verano se llenaba de Borbones, Orleáns, Saboya o Búlgaros. Allí también llegaba algunas mañanas desde la cercana Villa