Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 ESPAÑA SÁBADO, 17 DE MARZO DE 2012 abc. es españa ABC CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS VÍSPERAS DE LA HUELGA S upongamos que triunfa la huelga general (HG) ¿qué pasará al día siguiente? Porque, por definición, toda HG es un éxito. Más aún, lo es desde el momento en que es proclamada. En estos momentos el Ejecutivo y los partidos que han apoyado la reforma laboral se encuentran ya en falta. La legitimidad de las fuerzas sindicales es tal, y tan rara, que basta con que sus direcciones convoquen una HG para que los hechos que la motivaron queden automáticamente condenados. Solo el arrepentimiento de la parte causante podría restaurar el proceso. Para los sindicatos, el Gobierno aún estaría a tiempo de impedir la convocatoria de la HG si se sentara en una mesa con ellos para replantear la reforma laboral. Por cierto, en ese caso tendría un enorme interés saber qué puntos de la reforma laboral habrían sido los decisivos en relación con la proclamación de la HG. Tendría morbo conocer las correcciones necesarias para que el texto de la reforma no pudiera ser considerado como la legalización del despido libre, etcétera. Pero vuelvo a la pregunta que planteaba al comienzo: ¿cuál será la estrategia de los sindicatos a partir del 29? ¿Entraremos en una fase de conflictividad permanente en la medida que la reforma laboral ha quedado sindicalmente desautorizada? Cabe decir, en todo caso, que para las izquierdas la HG quedará como la referencia legitimadora del orden social existente, y no precisamente las elecciones del 20 de noviembre. No solo para los sindicatos, para Alfredo Pérez Rubalcaba sobre todo, el triunfo de la HG será la voz de la calle por encima de la holgadísima mayoría absoluta del PP. A partir de la movilización del 29, las batallas serán más sociales y menos parlamentarias: lo que vengo calificando como una subversión legal, controlada, en la que irán de la mano PSOE, IU, ERC, UPG, CC... más UGT y CC. OO. Y, según los temas, UPyD o Amaiur. Alfredo Pérez Rubalcaba y Trinidad Jiménez, ayer, durante la reunión sobre política sanitaria EFE El PSOE estaría encantado de descontarse el sueldo el 29- M BFerraz dice que todos sus cargos irán ese día a trabajar para defender a la ciudadanía L. L. CARO MADRID Cuenta atrás con amenazas CC. OO. y UGT registraron ayer en el Ministerio de Empleo la convocatoria de la huelga general con una amenaza añadida referida a la fijación de los servicios mínimos. Sobre ellos, el secretario ugetista en Madrid, José Ricardo Martínez, advirtió que podrían pedir responsabilidades por prevaricación en caso de que se impongan criterios que consideren abusivos, en un ejemplo de un estilo bronco que se teme empañe los prolegómenos de la huelga. Por su parte, el secretario de CC. OO. llamó al Gobierno a sentarse a negociar y, en mensaje con cierto sabor a ultimátum, añadió que el Ejecutivo tiene tiempo para convocarles hasta el 29. hacerlo porque la iniciativa no ha partido de Ferraz ni del Grupo Parlamentario Socialista, sino del secretario general del PSOE en Madrid, Tomás Gómez, que fue quien avanzó ayer que él y todos los diputados autonómicos que le acompañan en la Asamblea madrileña solicitarán no cobrar el 29- M. La Dirección Federal de los socialistas aseguró a Efe que ese día también irán a sus puestos todos sus cargos orgánicos e institucionales. Eso incluye a los senadores socialistas, de los que su portavoz, Marcelino Iglesias, había dicho el miércoles que participarían en la huelga para estar en igualdad de condiciones que cualquier otro trabajador aunque posteriormente rectificó. El PSOE aclaraba ayer que ellos no convocan ni secundan huelgas que eso corresponde a los sindicatos, y están determinados a utilizar todos los instrumentos a su alcance, en todas las instituciones, desde las Cortes Generales hasta los ayuntamientos, para tratar de modificar la reforma. Y que mantienen en último término el recurrir al Tribunal Constitucional. Ya lo declararon ayer los sindicatos: comienza la cuenta atrás para la huelga general y, con ella, la toma de posiciones y la puesta en escena de gestos, muy oportunos políticamente si además faltan solo nueve días para las elecciones en Andalucía y Asturias. Desde el PSOE- -muy pocas horas después de que CC. OO. y UGT registraran en Empleo la convocatoria oficial de la protesta- la exministra Trinidad Jiménez subrayaba que los diputados socialistas estarían encantados de que se les descuente el sueldo equivalente al 29 de marzo como apoyo simbólico a la movilización, ya que, como representantes públicos, han decidido que esa fecha irán a trabajar. Según explicaban fuentes de la Ejecutiva del partido, esa es la mejor forma de reivindicar su postura frente a la reforma laboral y defender a la ciudadanía. Según la lectura legal, en realidad los cargos electos no tienen ninguna relación laboral con las Cámaras en las que ejercen, por lo que, Ni convocan ni secundan técnicamente, no cabría llamar a sus ausencias huelga Jiménez subrayaba que, en todo caso, tendrán que estudiar de qué manera poder provocar ese descuento salarial dentro del ámbito de la Ejecutiva Federal. Y tendrán que Fotogalería sobre la cuenta atrá para el 29- M