Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN SÁBADO, 17 DE MARZO DE 2012 abc. es opinion ABC BREVERÍAS Córdoba en el alma El exministro del Interior y actual eurodiputado del PP, Jaime Mayor Oreja, se pasó ayer por Córdoba para impartir una clase magistral en la Facultad de Derecho. Al iniciar su discurso aseguró estar encantado de regresar a Córdoba, lugar donde repite cada año ya que le resulta un honor hacerlo. Pero lejos de sonar a la típica entrada que se tiene que comentar en cada ciudad a la que se acude, el europarlamentario parece que iba en serio. Entre otras cosas porque aseguró haber vivido en esta ciudad dejando un recuerdo imborrable en mi vida A buenas horas El congresista del PSOE Antonio Hurtado es un político mesurado, pero las autonómicas le han perdido. Colgó ayer en twitter un mensaje en el que pedía que se cree una plataforma ciudadana de apoyo al proyecto de Rem Koolhaas de Centro de Congresos. El PP decidió enterrarlo después de que IU y PSOE le dedicaran 11 años de gestiones y 10 millones sin poner la primera piedra. No hubiera estado de más algún que otro tweet antes de Hurtado pidiendo una mejor gestión a IU y PSOE o más apoyo de los socialistas desde Gobierno y Junta al Centro de Congresos. A la que salta El líder de UCOR, el empresario Rafael Gómez, aprovechó el anuncio del Consistorio de limitar a 150 euros la factura de los móviles de los concejales para subirse al carro del populismo y, a través de su página de facebook, reclamar que los miembros del Gobierno local se pague cada uno su factura telefónica, ya que al resto de los trabajadores de Córdoba no les paga el teléfono nadie Resulta extraño que un empresario de la talla de Gómez desconozca la existencia de los móviles de empresa y las ventajas de sus tarifas. Inexplicable Tuvo gracia la comparecencia de la plana mayor del PSOE local en el solar del ya difunto Palacio del Sur, que más bien sirvió para airear las vergüenzas de la gestión del PSOE en el Ayuntamiento que para poner en entredicho el proyecto de Nieto en el Parque Joyero. Entre los presentes se encontraba alguien a quien debería ruborizarle especialmente el desatino de su partido con el centro de congresos de Miraflores. Se trata del nuevo concejal Emilio Aumente, que fue asesor de José Mellado en los tiempos, justamente, en los que éste comenzó a idear el edificio. VIDAS EJEMPLARES LUIS VENTOSO DÍA DEL PADRE Estudio antropológico de un ser en perpetua evolución P ASADO ya el Día Internacional de la Mujer, llega el Día del Padre. Analicemos antropológicamente a este espécimen. A diferencia de la mujer, nos encontramos ante un bípedo de psique rudimentaria. Cojamos a un hombre hispano en una muestra aleatoria. Plantémosle una Mahou, un plato de cacahuetes y un partido cutre de fútbol en una tele de 52 pulgadas. En minutos, el homínido de sexo masculino entrará en trance. Atontado ante la pantalla y medio piripi, se sumergirá en un Nirvana extático, que solo se verá alterado cuando su congénere del otro sexo, que dispone de dos teles más en la casa, musite: Oye, guapo, ¿y no podíamos poner el concurso de Sobera? No es grata la vida del padre. Cada mañana, aún legañoso, debe embadurnarse el careto con espuma mentolada y fingir que afeitarse es un ejercicio de cirugía de élite, coartada con la que logra escaquearse de preparar los desayunos. Al salir de la ducha, llega la contemplación compungida del bandullo cervecero y la promesa, siempre incumplida, de moderarse con la priva y la manduca. Después, a trabajar, asfixiado por la corbata, un anacrónico distintivo de ceremonia, que provoca que si el tipo entra en El Corte Inglés a hacer un recado, no falte alguna clienta en la berza que le pregunte por los bolsos de la Puri. La mujer envejece con cierto decoro. El pelo no cae. Las canas se colorean sin escarnio. El hombre se va quedando descapotable, pero si se compra pelo de pega en un quirófano, o se lo tiñe, se arriesga a que los pirañas del curro lo apoden raudo Elton John, o lo que es peor, Pepe Bono. El futuro paternal pinta calvo, con canillas de grosor quijotesco, flotadores laterales y piños amarillos a golpe de café. En nuestro tétrico horizonte, siempre la próstata ¿Qué es el hombre? Un ser al que tarde o temprano se le atranca la próstata. Si él y ella salen de cumbia hasta las cinco, al día siguiente el tipo parece un zombi rescatado de un cuadro de El Greco. Ella entra en el váter, tres brochazos, y salud desarmante. En la vida amatoria, la mujer contempla el futuro sin agobio. La otra mitad de la humanidad sabe que tarde o temprano deberá batirse con las leyes de Newton: el sonrojo de sucumbir en acción; o abonarse al suplemento azul. Por último: el test de estrés. Padrazo, su mujer y los críos viajan en air cutrangas a una ciudad italiana y se echan a pasear rumbo a su afamado duomo. Él invoca su mítico sentido de la orientación y se pone al mando (no sin antes afearle a ella que se orienta fatal) Como es norma, acaban extraviados en un suburbio sórdido, momento en que ella sugiere cauta: ¿Y por qué no le preguntamos a ese señor que viene ahí? Él masculla un par de tacos. Los niños lloran. El tipo gesticula como un poseso, se mesa los cabellos, asegura que todo está controlado... y deja que ella pregunte y arregle el desaguisado. De vuelta en casa. Ella hace la cena. Él se sirve una birra y desde el fondo del sofá pronuncia el gran clásico: ¿Te ayudo? CARTAS AL DIRECTOR A la empresa Chopera Las imágenes que a diario nos ofrece Canal Plus de las corridas falleras nos dan un severo aviso de lo que puede ser la tónica de la actual temporada taurina. Ejemplo, si Valencia, una capital con un elevado nivel de vida, registra menos de media entrada en corridas que los actuantes no ocupan los puestos altos del escalafón, ¿qué entrada ofrecerán los cosos en capitales como Córdoba, ciudad que atraviesa tantas dificultades económicas, con una elevadísima tasa de paro? Resumiendo, que para llevar público a las plazas es necesario agudizar el ingenio e hilar fino en la confección de los carteles, bien rematados, en ganado y toreros. Es cierto que ello es costoso, pero si el aficionado se aprieta el cinturón, igualmente deben hacerlo toreros y ganaderos. Como jubilado pediría a la empresa Chopera la habilitación de parte de algún tendido, tanto en sol como en sombra, para jubilados y estudiantes, a un precio algo más reducido, y no solo ofrecer la localidad más alta de la plaza, con las limitaciones que ello ofrece a las personas mayores Esperemos que la empresa Chopera devuelva la ilusión a esta ciudad con tan alta tradición taurina pero de bajo nivel económico. MANUEL PAVÓN TORRES CÓRDOBA