Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES PRESIDENTA- EDITORA: SÁBADO, 17 DE MARZO DE 2012 abc. es opinion ABC CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR: BIEITO RUBIDO RAMONDE Director ABC Córdoba Francisco J. Poyato Pino Secciones: Rafael Ángel Aguilar Juan Soldán Infante Javier Gómez Postigo Redactores: Baltasar López Luis Miranda Javier Martínez Collantes Davinia Delgado Antonio Montes Pilar García- Baquero David Jurado Valerio Merino Ana Delgado Galán Directora General: UN ESTADO QUE PODAMOS PAGAR Director Álvaro Ybarra Pacheco Gerente Álvaro Rodríguez Guitart Operaciones: Juan José Bonillo Publicidad: Rafael Olmedo Márketing: Fernando Rebollo Editado por Diario ABC, S. L. San Álvaro, 8, 1 3 14003 Córdoba ABC ANDALUCÍA E La estabilidad presupuestaria y los controles previos por el Estado central se ratifican como métodos imprescindibles para que el derroche de unos deje de repercutir en todos Publicidad 957 497 675 Suscripciones 901 400 900 Att. al cliente 902 530 770 Centralita 957 497 675 Precio ABC 1,30 euros Con Mujer hoy 1,50 euros Diario ABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 34.503 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid L golpe de mano del Gobierno contra el exceso de sociedades públicas de titularidad estatal- -podrían llegar a 90 entidades las que sean extinguidas, liquidadas o desinvertidas- -es un paso ejemplarizante en el camino de austeridad y reducción de la estructura pública del Estado. Puede que la cifra de ahorro en sueldos y dietas- -algo más de un millón de euros- -de las 24 sociedades eliminadas ayer por el Consejo de Ministros no sea significativa en un déficit público del 8,51 por ciento, pero sí lo es ante unos ciudadanos que tienen derecho a que sus sacrificios sean correspondidos por las autoridades en su propio ámbito. A las administraciones autonómicas corresponde ahorasumarse al ejemplo delGobierno central yreducir su número de forma drástica. El nepotismo, la opacidad y el derroche han sido los rasgos distintivos de muchas de estas empresas públicas autonómicas, como se está demostrando en Andalucía. Si el ejemplo no basta, sí debería hacerlo la confirmación de la deuda pública definitiva en 2011, que ha llegado al 68,5 por ciento para todas las administraciones públicas, sin contar, por tanto, con la deuda privada. La deuda pública española está por debajo de la media europea, pero el problema es doble. Por un lado, su progresión constante, pues en 2004 el PSOE se encontró la deuda pública en el 51 por ciento; por otro, el encarecimiento continuo, aunque sea oscilante, de la financiación de esa deuda. Luego hay que discriminar responsabilidades, porque las comunidades autónomas aumentaron en un 17,2 por ciento su deuda en 2011, con Cataluña liderando la lista, conel 29,8 por ciento de la deuda autonómica. Por tanto, el endeudamiento público es un problema estructural, ciertamente, pero que se agravó en los años de los gobiernossocialistaspor laindisciplinapresupuestaria yelgastopúblicomasivoque elPSOE consintió yanimó. La coartada delas políticas sociales justificó cualquier despilfarro. Ahora hay que pagar la factura, en el sentido más estricto de la expresión. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció ayer que los casi dos millones de facturas contabilizadas por el momento, en el plan de pagos a proveedores de ayuntamientos, ascendían a un importe de 9.584 millones de euros. Son datos provisionales, así que las cifras finales podrían confirmar los 17.000 millones de deuda con autónomos y pymes, siempre que estos créditos estén debidamente documentados y reconocidos. El cuadro macroeconómico de la crisis está bien claro con las cifras de deuda pública, déficit y morosidad municipal. La estabilidad presupuestaria y los controles previos por el Estado central se ratifican como métodos imprescindibles para que el derroche de unos deje de repercutir en todos. No se trata de desmontar el Estado autonómico ni la autonomía local, pero sí de anteponer los intereses nacionales. ÍNDICE La Tercera 3 Editoriales 4 Enfoque 5 Opinión 12 Cartas 14 Córdoba 24 Agenda 38 Andalucía 42 España 46 GentEstilo 57 Internacional 72 Economía 75 Sociedad 79 Cultura 82 Carteleras 86 Deportes 88 El Tiempo 98 TV 99 E GRAN OPORTUNIDAD PARA CANARIAS ciento del consumo diario del país. El proyecto prevé la creación de 5.000 puestos de trabajoen Canarias (la comunidadcon mayor tasa de paro) y una inversión de 10.000 millones. Las cifras son apabullantes. Por eso es inaceptable la reacción de los socialistas y los regionalistas canarios en nombre de un sedicente ecologismo que no va más allá de la retórica para ocultar intereses partidistasa corto plazo. El ejecutivo regional prefiere apuntarsea una polémica estéril antes que cumplir con su obligación de promover los intereses sociales y económicos de las islas. Estamos ante una oportunidad a la que Canarias (y España en su conjunto) no puede renunciar. Lo lógico sería una plena colaboración entre las administraciones sin alimentar miopes recelos competenciales. l Consejo de Ministros autorizó ayer las prospecciones petrolíferas de Repsol YPF frente alas costas de Fuerteventura y Lanzarote, a la vista de los estudios científicos que apuntanhacia la existencia de importantes yacimientos dehidrocarburos, explorados ya por Marruecos. El planteamiento del ministro Soria responde a la lógica de una política energética que intenta reducir la dependencia española en este ámbito estratégico y ofrecer recursos adicionales a la economía canaria. En tiempos de carestía de los carburantes, es una buena noticia para los consumidores, ya queabrela expectativa dequeEspañapuedagestionar sus propios recursos en un terreno de posibilidades limitadas. Se prevé que en ocho años, el yacimiento suponga el 10 por