Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 CULTURA JUEVES, 8 DE MARZO DE 2012 abc. es cultura ABC El Arqueológico, único museo de la Junta que sube en visitas en 2011 BEl de Bellas Artes, con un descenso de 11,66 fue el que registró más pérdidas el año pasado J. M. C. CÓRDOBA 185.300 visitas, mantiene un flujo similar al del pasado año (185.542) fecha en la que las visitas se dispararon un 11 por ciento, gracias al nuevo museo, y todo hace pensar que 2012 será el año de la consolidación para intentar llegar a los 186.000. De hecho, las cifras aportadas por la Delegación de Cultura sobre los datos de enero y febrero del presente ejercicio suponen subidas que llegan a ser abrumadoras, incluso para el Bellas Artes. Así, en estos dos primeros meses del año han pasado por la Sinagoga 23.050 personas, mientras que por Medina Azahara esa cifra llegó a los 22.786. Respecto al Museo Arqueológico, ya han pasado por allí 21.671 visitantes y si se hace una comparativa sobre los dos primeros meses de 2010, el aumento es del 38,5 por ciento (13.324 visitas en 2010) y si uno se fija en el de Museo de Bellas Artes también hay un hueco para el optimismo de seguir con esa tendencia: Si ya ha asumido 13.162 visitas entre enero y febrero pasado, en 2010 las cuentas se quedaron en 6.140 personas, y eso supone un importante incremento del 53,3 por ciento. Únicamente el Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba, con un incremento de casi el 2 logró en 2011 más público, mientras que los demás centros museístico dependientes de la Junta de Andalucía experimentaron todos un decrecimiento, según datos aportados a ABC por la Administración autonómica. En algunos casos, como Medina Azahara, las bajadas fueron apenas significativas (del 0,14 por ciento) pero las hay muy llamativas, como el 11,66 por ciento de descenso experimentado por el Museo de Bellas Artes o la Sinagoga, con un 9,11 por ciento menos de afluencia de visitantes. Eso da que pensar en que una buena remodelación que aporte otro sentido y dimensión a un museo, como ha ocurrido con el Arqueológico cordobés, ha sido suficiente como para afrontar con cifras positivas (63.668 visitas en 2011 frente a las 62.500 del año anterior) el periodo de crisis, que es el principal causante de que los turistas reduzcan sus movimientos. El ejemplo contrario es el de Bellas Artes, que necesita cuanto antes ese cambio que se lleva anunciando desde hace tiempo con una nueva sede para frenar la sangría de visitantes que experimenta hace años. Así, las 48.017 personas que lo vieron en 2011 son casi un 12 por ciento menos que en 2010, que, a su vez, ya experimentó una bajada de más del 13 por ciento sobre 2009 (62.675 visitas) mientras que en 2008 alcanzaron la suma de 65.578 (una bajada del 4 por ciento) El caso de la Sinagoga, con diferencia el más visitado de los cuatro (con 307.850 visitantes el pasado año) despierta la curiosidad por la particularidad de que en 2010 había incrementado la afluencia de su público un 1 por ciento, llegando a los 338.700 y ha terminado la temporada con casi 31.000 visitantes menos. Por su parte Medina Azahara, con Un cambio necesario Un visitante contempla ayer el interior vacío de la cafetería que hay en Medina Azahara VALERIO MERINO QUEJAS DE LOS VISITANTES AL CENTRO DE RECEPCIÓN Medina Azahara lleva cinco meses sin cafetería ni fuentes P. GARCÍA- BAQUERO CÓRDOBA Los dos primeros meses En lo que va de 2012, las cifras dan pie al optimismo con aumentos del 53,3 en el Bellas Artes y del 38,5 en el Arqueológico El conjunto arqueológico Medina Azahara, gestionado por la Junta, lleva cinco meses sin cafetería ni fuentes de agua para los visitantes. Esta circunstancia se da desde que en octubre pasado se rescindió el contrato con una conocida empresa cordobesa de restauración y ninguna otra ha ocupado su lugar, pese a que el pasado 20 de febrero se celebró un concurso en el que concurrió otra firma. La Consejería de Cultura sólo ha confirmado esta situación a ABC, pero no ha dado las razones por la que se encuentra sin servicio de cafetería ni agua en las fuentes. La defensa que hacen desde esta Administración es que no han llegado reclama- ciones de los visitantes al ente andaluz, y aquí estamos para mejorar el servicio Sin embargo, al parecer, sí que los visitantes han puesto reclamaciones, según constataron diversas fuentes, pero no llegan a destino. En este punto, el visitante puede llevarse una desagradable sorpresa, ya que la página del conjunto arqueológico ofrece el servicio de Cafetería- restaurante que cuenta con menú del día, así como con repostería y bocatería sin advertir de su cierre. Nada más lejos de la realidad. Si un visitante llega sobre las 13.00 horas al yacimiento, que se encuentra fuera del casco urbano, no tendrá sombra ni a la hora de bajarse del autobús turístico ni para esperarlo nuevamente al borde de las 17.00 horas. Eso, sin contar con que no se pueden tomar un refresco, beber agua, y mucho menos pedir un sandwich, como ha constatado ABC. El recinto arqueológico, cita obligada y uno de los mayores reclamos turísticos de la ciudad junto con la Mezquita- Catedral, ha tenido incluso las fuentes de agua fuera de servicio, con un precinto que hacía imposible su uso, según han denunciado varios visitantes a ABC. Los casos más lamentables se dan en familias con niños, porque no pueden siquiera calentar un tarro de comida de los pequeños al no haber cocina. Otro de los visitantes sufrió recientemente una lipotimia coincidido con la subida de las temperaturas y la falta de azúcar, según recogen las quejas llegadas a este periódico. La situación de dejadez del conjunto arqueológico parece impropia en una ciudad que ha optado a ser Capital Europea de la Cultura reza en una de las denuncias. Y estas quejas parecen no llegar a ningún lado, ya que a la Consejería de Cultura no le consta ninguna reclamación.