Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES, 8 DE MARZO DE 2012 abc. es andalucia ANDALUCÍA 33 que los miembros del Gobierno no sólo estaban al corriente de los procedimientos utilizados en la Consejería de Empleo, sino que eran parte activa y hacían un seguimiento de aquellos asuntos que podían interesarles, ya que cada consejero preguntaba con frecuencia por las ayudas que iban destinadas a su provincia. En este sentido, explicó que Gaspar Zarrías- -secretario general del PSOE jiennense- -se interesaba por las ayudas destinadas en Jaén a Santana Motor, la empresa de automoción que pasó a titularidad de la Junta de Andalucía y que terminó cerrando sus puertas tras recibir más de 600 millones de euros de inversión pública. Asimismo, el onubense Isaías Pérez Saldaña preguntaba con frecuencia por las subvenciones concernientes a la Faja Pirítica de Huelva y José Antonio Viera- -hasta el pasado mes secretario general del PSOE de Sevilla- -se interesaba por las operaciones que suponían inversiones públicas en la Sierra Norte sevillana, muchos de cuyos protagonistas están hoy imputados en la causa judicial de los ERE fraudulentos. Guerrero, que trabajó con Viera y Fernández de consejeros, matizó que los miembros del Gobierno jamás le pusieron reparos y que informaba de todas las ayudas en el consejo de dirección de la Consejería, en el que estaban presentes el consejero, viceconsejero y delegados provinciales. Guerrero ha sido imputado por la juez por seis delitos: prevaricación, cohecho, malversación de caudales, dos de falsedad en documento oficial y uno de falsedad en documento mercantil. Durante la lectura de las imputaciones al exdirector general, una proceso que duró casi una hora, la juez relató que casi todas las ayudas que daba eran para ayuntamientos del PSOE o personas realacionadas con esa formación. ALAYA NO SALIÓ A COMER Mano de hierro, guante de seda La expectación generada por la declaración de ayer se correspondió con el contenido de su testimonio. Aunque no se salió de su guión y su comparecencia fue en la línea de tirar de la manta como el había dicho, el contenido fue jugoso si se tiene en cuenta que disparó hacia arriba al asegurar que todo el mundo en la Junta estaba al tanto de lo que el hacía en la Dirección General. El interrogatorio fue cubierto por una veintena de medios de comunicación que hicieron guardia en las puertas de la sala de donde entraban y salían los cuarenta letrados. Tuvo lugar en una sala de vistas, en lugar del despacho de la juez que Alaya apenas abandonó. De hecho, la magistrada, a quien ayer una mujer abordó para felicitarla a su llegada al juzgado, no salió a comer y se tomó un bocadillo de la máquina. Pero la comparecencia, una maratoniana sesión que se prolongó hasta entrada la noche y en la que hubo varios recesos, transcurrió sin acritud. Según cuentan, la juez trató a Guerrero con guante de seda e incluso se refirió a el por su nombre de pila. En ningún momento hubo tensión pese a la gravedad de los cargos que se le imputan y el ambiente fue de lo mas relajado. A ello contribuyó seguramente el carácter de Guerrero, que no se corta un pelo y también que la juez no debe querer que se enoje e interrumpa su testimonio. Le ha dado jabón dijo un abogado presente ayer en la sala de vistas. Así es mas fácil que siga cantando La Junta pagó cursos a 200 cargos públicos con el fondo de reptiles BEl PP denuncia que se desvió un millón de euros de esta partida para abonar másteres PABLO D. ALMOGUERA MÁLAGA Las imputaciones El escándalo de los ERE fraudulentos es de tal dimensión que sirve para cortar de raíz cualquier intento del PSOE de atacar la gestión del PP. Unos elitistas cursos por más de un millón de euros cargados al fondo de reptiles y contabilizados por dos empresas públicas de la Junta de Andalucía fue la explosiva combinación que los populares hicieron pública ayer para contrarrestar la denuncia de que dos vicepresidentes de la Diputación de Málaga recibieron formación pagada con fondos del ente supramunicipal. El secretario general del PP malagueño, Francisco Salado, fue el encargado de sacar la artillería pesada para zanjar una polémica a cuyo frente se ha puesto el secretario de Organización del PSOE en esta provincia, Francisco Conejo. Ofreció una serie de cifras y datos que resumió afirmando que 200 personas seleccionadas a dedo por la Administración autonómica se beneficiaron de cursos de alta dirección que supuestamente se cargaron a la partida que investiga la juez Alaya de Sevilla por su relación con el fraude de los ERE. El dirigente popular explicó que el exresponsable de la Dirección General de Trabajo de la Junta, Francisco José Guerrero, que precisamente ayer declaraba por los Expedientes de Regulación de Empleo fraudulen- tos, firmó en 2004 un acuerdo con la Fundación San Telmo para que 60 personas recibiesen cursos de formación a cambio de 252.000. Este dinero es asumido por el Instituto de Fomento de Andalucía (IFA) una empresa pública cuya función es la de evitar el cierre de empresas en crisis. El contrato se renovó en los tres años siguientes, aunque los beneficiarios de los cursos oscilaron hasta los 60 y la cantidad total abonar alcanzó los 280.000 euros. La principal diferencia es que el abono se realizaba a través de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) centrada en la ayuda a los emprendedores y la innovación. El último curso- -en 2008, pero que se carga a las cuentas de 2009- -se lleva a cabo Juan Márquez como nuevo director general de Trabajo y José Antonio Griñán como presidente autonómico. Salado explicó que el pago de 1.052.000 euros va más allá de un desvío de fondos de una empresa a otra pues todos los cargos cuentan con el código de contabilidad 31 L, que se corresponde al del fondo de reptiles Estamos ante un nuevo escándalo protagonizado por el PSOE al frente de la Junta de Andalucía manifestó el dirigente popular, quien añadió que no hay peor fraude que malgastar el dinero que debería ir destinado a quienes peor lo están pasando, los parados, a otro tipo de cuestiones y de forma tan irregular Francisco Salado aseguró que los 200 beneficiarios, designado por la Consejería de Empleo, serían personas vinculadas con el PSOE y entre ellas se encontrarían dirigentes de este partido. Guerrero informaba al consejo de dirección de la cuantía de las ayudas y de sus destinatarios. El consejero, el viceconsejero y los delegados provinciales de Empleo forman parte de este órgano Consejos de dirección Aseguró que el diputado socialista estaba en la Direción General de Trabajo como asesor y que asistía a todas las reuniones y estaba al tanto de todas las ayudas de este tipo que se daban Ramón Díaz Francisco Salado, secretario general del PP malagueño