Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 CÓRDOBA JUEVES, 8 DE MARZO DE 2012 cordoba. abc. es ABC CINCO MESES SIN ABC desvela las claves de los testimonios ante el juez del entorno directo de Bretón cinco semanas después de perderse la pista a los niños POR F. J. POYATO Y DAVINIA DELGADO CÓRDOBA A Versión inicial Jamás me dijo que desaparecieran en otro sitio; y me llevó al lugar donde los perdió la barra Siempre le he creído unque la Policía sospechó al principio del entorno familiar y más directo de José Bretón, las escuchas telefónicas grabadas en los primeros días con la autorización del juez Rodríguez Lainz descartaron una directa y decidida involucración del entorno familiar del imputado en los hechos objeto de enjuiciamiento; pero a la vez confirma una evidente propensión del encartado de implicar, por no decir manipular a tal entorno familiar en la estrategia de defensa diseñada por él mismo reza de forma literal en el auto del 9 de febrero pasado por el que se levanta parcialmente el secreto de sumario. La familia de Bretón, sus hermanos Rafael y Catalina, su cuñado José y su madre Antonia están en el foco de atención permanente pese a su discretísima presencia. Cinco semanas después de perderse la pista de los niños (el 16 de noviembre) compare- cieron ante el juez que instruye el caso después de haberlo hecho en varias ocasiones en la Comisaría. En algunos medios televisivos se apunta ahora, justo hoy se cumplen cinco meses de la desaparición de Ruth y José, que existe cierta desunión con José. Puede que su silencio hable por sí solo. Cada domingo, los padres acuden a la Prisión de Alcolea a visitarlo junto a Catalina. ABC ha tenido acceso a sus declaraciones, apenas unos 75 minutos, aquel 16 de noviembre. En ninguno de ellos hay rasgo de duda sobre Bretón, si bien, cada uno aporta datos que en contraposición a las posteriores versiones del padre de los niños han abierto dudas y contradicciones. Tensos, aturdidos (especialmente la madre) recelosos incluso con el reflejo de lo dicho a la Policía y muy preocupados... van respondiendo a las piezas sueltas de un complejo y enigmático engranaje aún sin resolver. Rafael Bretón Hermano Una llamada de once segundos y la mancha verde del parque Niño, que estoy aquí, he perdido a los niños. Yo entendí algo de un niño. Cuando le pregunté, ¿pero dónde está el niño? Ya me dijo que eran los dos... Entre el ruido, que le noté que no hablaba claro y que tenía mucha prisa por explicármelo no lo entendí... Así narra Rafael Bretón los once segundos de conversación telefónica, a las 18.18 del fatídico día, que mantiene con su hermano cuando le traslada la desaparición. Una conversación que levantó suspicacias en la Policía. En su declaración, de 30 minutos, Rafael cuenta que le instaló a José en el iPhone el programa latitude, un localizador de Google que permite ver el sitio donde está el receptor. Entonces 18.08 vi una mancha verde que sería el parque José mantiene que respondió un primer mensaje de su hermano a las 18.08 desde el coche aparcado en el entorno del parque, pero su hermano constata que en ese momento lo que vio fue la mancha verde. El juez señala esta contradicción. José Ortega Cuñado Le dije que si no tenía nada que ver, me diese una hostia El cuñado de José Bretón, marido de su hermana Catalina, José Ortega, compareció ante el juez inquieto, según las fuentes consultadas por ABC. Sin parar de gesticular y apretando su abrigo, relató que días antes a la desaparición, Bretón le dijo que iba a preparar algo. Me comentó que pediría la custodia de los niños y que iba a sacar todo (en alusión a los trapos sucios de su matrimonio y de su mujer, Ruth Ortiz) José Ortega estuvo presente durante uno de los primeros registros que se hicieron en Las Quemadillas, y es cierto que le dije que si no tenía nada que ver con el caso, me diera una hostia Explicó que su pensamiento ese día se contagio del ambiente generado por la Policía, que Contra la espada... Quise agotar todas las posibilidades, ponerlo en una situación extrema apuntaba al progenitor como el responsable de todo. El cuñado aclara, no sin dificultad, que mi intención era la de agotar todas las posibilidades, pero no es que dudara de José En este sentido, manifestó al togado que creo que alguien ha cogido a los niños, bien para hacerle una faena a José o para lo que sea porque no me creo que él (Bretón) les haya hecho algo Por lo que siempre ha apreciado, lo considero un buen padre. Siempre se encargaba de ellos y se preocupaba de ellos