Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CULTURA Oscar 12 Todos sus secretos DOMINGO, 26 DE FEBRERO DE 2012 abc. es cultura ABC BBB (más allá del mejor vestuario en el cine) la alfombra roja del Teatro Kodak es el evento de moda más importante en Hollywood. Y el impacto de un buen vestido, puede convertir a cualquier principiante en una verdadera estrella. El mejor ejemplo fue Marion Cotillard cuando ganó con La vida en rosa Y el año pasado, Anne Hathaway se cambió nada menos que siete veces, para poder lucirse en la presentación del premio. Rodeo Drive y el Hotel Four Seasons en Beverly Hills se convierten en las mejores pasarelas del momento. Por allí pasan los famosos para probarse los soñados diseños exclusivos de Valentino, Giorgio Armani o Chanel que piensan usar el día del Oscar. Meryl Streep Thatcher demostró que una mujer puede ser líder OPTA AL OSCAR A MEJOR ACTRIZ POR SU PAPEL EN LA DAMA DE HIERRO BSuma ya 17 nominaciones a los Oscar, aunque solo ha ganado dos. Su brillante trabajo en la piel de Margaret Thatcher podría valerle el tercero F. W. WAINTAL LOS ÁNGELES Doble categoría. Aunque elSindicato deActoresylaAsociación de Radio y TV premian también a los dobles que se encargan de filmar las escenas de riesgo de las estrellas, la Academia se niega a agregar más categorías a los Oscar. El sindicato que representa a los dobles sigue insistiendo, pero al menos por este año seguirán las mismas 24 categorías de siempre. Ensayos. Hasta los más famosos tienen que ir al Teatro Kodak un día antes de la ceremonia para ensayar lo que van a decir exactamente en la gala. Incluso las cámaras tienen un ensayo general el sábado anterior, enfocando las butacas con las fotos de los posibles ganadores, que también están estratégicamente ubicados para facilitar la transmisión. Solo los ganadores pueden improvisar. Memorial. La orquesta sonará al compás de ciertas imágenes que recordarán a los artistas que fallecieron el último año, incluyendo los rostros que Hollywood todavía sigue llorando, como Elizabeth Taylor o Whitney Houston. ¿Con más nominaciones al Oscar quecualquieractor, reconoce quefigura entre los mejores de Hollywood? -Bueno, por lo general no suelen nominar al Oscar a gente que no esté entre los mejores de Hollywood (risas) En el caso de La dama de hierro fue interesante conocer a una mujer que creció duran- te la guerra, seguirla después de la guerra, en Gran Bretaña, en los tiempos de privaciónyvercómoalguien desarrollaba su propia filosofía y la ponía en práctica con soluciones que ella encontró para su país. ¿Resulta difícil encontrar personajes parecidos en Estados Unidos? -Fue realmente generoso contar con un personaje tan inusual. Es una mirada detrás del poder, desde el punto de vista de alguien que ya no tiene poder. Tampoco es una biografía, ni un documental. Es una mirada muy selectiva de ciertosdesafíosque recuerdaunaanciana como Margaret Thatcher. ¿Por qué cree que se merece el Oscar? ¿Qué fue lo más difícil? -Lo más difícil fue mostrar el poder que tenía Margaret Thatcher. Ella se mantuvo en el Parlamento y tuvo éxito porque tenía los nervios suficientes comoparaconvencercon unsimplerespiro. Yo pasé por escuelas dramáticas y me costó repetir los discursos que ella había hecho. Me quedaba sin aliento con el lenguaje de su oratoria y la complejidad de sus pensamientos, donde siempre lograba encontrar el punto al que quería llegar. ¿Pero la película no muestra el lado suave de Thatcher? -En muchas partes de la película, ella va recordando; es la historia de una anciana desde su punto de vista. Irónicamente, ella es muy frágil al final de su vida. ¿A nivel personal admira a Margaret Thatcher, incluyendo la polémica guerra con Ar- Musicales. Este año también se presentarán los musicales de las mejores canciones nominadas, pero esta vez solo nominaron dos: Man or Muppet de la película Los Muppets y Real in Rio de Río Coraje Futuro. Mientras la Academia si- gue con el arcaico sistema de votos manuscritos con sobres enviados por correo, confirmaron que el próximo año contarán con un sistema de votos electrónicos más moderno y ya contrataron a la empresa Everyone Counts. Tuve el coraje de interpretar a Thatcher porque marchó por la política sin sentirse intimidada. Pensé: Si ella pudo, yo también La mujer en EE. UU. Vídeo sobre la gran fiesta del cine, que se celebra hoy Estoy luchando por el primer museo sobre la historia nacional de la mujer en EE. UU. gentina y las Islas Malvinas? -Yo admiro a cualquiera que decida tomar un papel de liderazgo y para una mujer es mucho más difícil. Es un desafío. Admiro a la gente que decide dar un paso adelante, que decide tomar ese venenoespecialqueestáreservadoala política. Pero a nivel personal, yo tenía un punto de vista reducido sobre Margaret Thatcher. Hice lo que hacemos todos con los líderes políticos con los que no estamos de acuerdo. En cierta forma, los encapsulamos. Y fue interesante ver al ser humano detrás de los titulares, imaginando cómo se ve una vida tan grande y controvertida, tratando de lograr cierta compasión con alguien con quien no estoy de acuerdo. No hay muchos directores de cine que se interesen por investigar lo que significó semejante liderazgo para una mujer. Por eso me interesó tanto hacer la película. ¿Lo que más destaca de la verdadera historia? -Margaret Thatcher generó un cambio. Demostró que una mujer puede ser líder. No tenía problemas en conducir el país. Y los hombres no tuvieron ningún problema en seguirla. Para mí, como actriz, fue una tarea muy intimidatoria hacer este papel, porque estaba rodeada de actores británicos maravillosos y yo era la única mujer en la sala. Pude entender lo que sentía Margaret Thatcher cuando entraba a un lugar donde los otros políticos eran todos hombres. Por suerte, el equipo me dio la bienvenida a este territorio al que no pertenezco. Y en cierta forma, tuve el coraje de interpretar a Margaret Thatcher porque marchó por la política sin sentirse intimidada. Por eso mismo pensé: Si ella pudo, yo también puedo ¿Si tuviera que agradecer a alguien, ahora, como si estuviera a punto de recibir el Oscar? -A la directora, Phyllida Lloyd, que logró casi lo inexplicable. Tiene mucha paciencia y claridad mental. Nunca tuvo miedo de hacer la película. ¿Y si pudiera preguntarle algo a la señora Thatcher, qué sería? -Me interesaría saber lo que piensa ahora de Europa, con la crisis de la deuda y si sus puntos de vista evolucionaron. ¿A qué otras mujeres históricas admira? -Me interesan las historias femeninas que todavía no se escribieron. Incluso estoy tratando de conseguir que el Congreso permita comprar un terreno para construir el primer museo sobre la historia nacional de la mujer en Estados Unidos. Es algo que debería existir. Como dijo Margaret Thatcher: Si quieres que alguien hable sobre algo, pídeselo a un hombre. Pero si buscas que algo se haga realmente, pídeselo a una mujer