Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 ESPAÑA DOMINGO, 26 DE FEBRERO DE 2012 abc. es españa ABC Ataque a la bandera española de Sant Pol BUn encapuchado intentó quemar la restituida enseña del balcón consistorial MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA Un encapuchado intentó el pasado miércoles por la noche quemar la bandera española recién restituida en la fachada del Ayuntamiento de Sant Pol (Barcelona) Según ha podido saber ABC, el desconocido lanzó pelotas de tenis, a las que había prendido fuego tras rociarlas con un líquido inflamable, contra la enseña, pero no logró su objetivo, pues un agente de la policía local le sorprendió. El encapuchado se dio a la fuga. El pasado martes, tras diez años de ausencia, la bandera fue recolocada en la fachada y en la sala de plenos del Consistorio de Sant Pol, a requerimiento de la delegada del Gobierno en Barcelona, María de los Llanos de Luna. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) obligaba al Ayuntamiento a izarla, pero tanto la actual alcaldesa, Montse- rrat Garrido, como su predecesor, se habían negado a cumplirla. En una entrevista a ABC, De Luna advirtió el pasado viernes de que sería inflexible con el incumplimiento de la Ley de Banderas y que llevará ante el juez a todos aquellos ayuntamientos que se niegan a colocar la bandera española en sus edificios. Asimismo, la delegada del Gobierno ha pedido a la Abogacía del Estado que analice si en el acto celebrado el pasado 18 de febrero en Sant Pol, en el que un grupo de personas izó una bandera española prestada por otros municipio para luego arriarla y colocar la estelada (bandera independentista se cometió un delito de ultraje a la bandera. Por otro lado, la alcaldesa Montserrat Garrido (CiU) ha revelado que está recibiendo correos electrónicos de apoyo después de haber recibido escritos con insultos y amenazas recriminando que no colgara la bandera española en el ayuntamiento. Ha puesto el caso en manos de la policía. Con todo, la primera edil lamenta que la colocación de la bandera sea una imposición judicial y reivindica que los municipios deberían tener suficiente libertad para decidir. Fachada del Ayuntamiento de Sant Pol con la bandera que se quiso quemar ABC EL ROMPEOLAS. ESPAÑA VISTA DESDE CATALUÑA POR JUAN CARLOS GIRAUTA L LAS URNAS O LA CALLE hostigar al partido del gobierno que la formación política tunecina de Ben Alí- Agrupación Constitucional Democrática- fue hermana del PSOE en la Internacional Socialista, y que su expulsión es posterior a las revueltas árabes. Y que lo mismo puede decirse del egipcio Partido Nacional Democrático de Hosni Mubarak. Y que el libio Muamar el Gadafi no sólo fue socialista y respaldó ampliamente en los años setenta a múltiples correligionarios occidentales, sino que, tal como ha explicado este diario, tuvo a Felipe González como único líder occidental merecedor de su confianza; hasta el final. En cuanto al Partido Baath Árabe Socialista, al que pertenece el déspota sirio El Assad y perteneció el iraquí Sadam Hussein, fue observador de la Internacional Socialista, a cuya vicepresidencia accedió en 1976 Felipe González y que había resultado decisiva en la toma del control del PSOE en Suresnes. Así que, en principio, quienes deberían erizarse ante cualquier analogía revolucionaria primaveral legó la nueva y esperada coproducción, con aval socialista, copyright de extrema izquierda levantisca, digo levantina, y surtido de figurantes: okupas, antisistema, neocomunistas, indignados, separatistas, escarbatumbas, sindicalistas y maestros a punto de baja por depresión. Primavera valenciana es el título. O etiqueta, porque la obra llega con todo su merchandising, y se estrena en las mejores calles de las principales ciudades españolas, incluyendo cine fórum performativo ante las sedes del Partido Popular. Un título oportunista, sí, pero el marketing manda. No está claro si en esta primavera a incendiar se compara a Rajoy con Ben Alí, con Mubarak, con Gadafi o con El Assad, pero los parangones no son halagüeños: todos tiranuelos más o menos carniceros, depuestos o a punto de caramelo, carne de juicio sumario o ejecución sumarísima. Qué cosas tiene la vida. Vayan a contarles a los primaveras que agitan su relato revolucionario para patrimonialización felipista del poder, se despertó un nervio dormido de nuestra izquierda: la negación a la derecha democrática de su son los socialistas españoles, que legitimidad para gobernar. Por tantos dictadores conmilitones fortuna, los años treinta quedaban árabes han visto caer. Pero la lejos, pero el ínterin no estuvo exento agit- prop hace milagros, sobre todo de conspiraciones, padrinazgos en un entorno analfabetizado que, mediáticos para echar a Aznar de la por mucho que se sumara al oxímo- pista y tentaciones a alguno de sus ron de la memoria histórica, ni hombres para que le traicionara. El conoce la historia ni PP contaba en el Congreejercita la memoria. Lo so con mayoría simple y Lo que la que la izquierda ha su mandato se previó izquierda ha perdido en las urnas breve. Sin embargo, no con estrépito, piensa perdido en las sólo lo agotó sino que lo recuperarlo en la calle renovó en 2000 con urnas quiere semana a semana, mes recuperarlo en mayoría absoluta. Aquel a mes. Esa calle no es PSOE recuerda al actual: la calle ágora para el debate derrotado sin paliativos, sino escenario de ruido dividido, desmoralizado Esta calle no es y desorientado ideológiy furia, consigna e ágora para el injuria. Acoge una camente. Almunia tuvo debate sino mentira formidable el gesto que no ha tenido escenario de armada con centenares Rubalcaba: dimitió. Tan de verdades parciales, perdido tenía que estar ruido y furia esos vídeos provocados el PSOE que el ignoto y tomados con móviles, diputado Zapatero hoy convertidos en tesis con la devino su secretario general. Tomó inestimable ayuda de una televisión aliento y, en 2002, se echo a la calle, pública que va a hacerle la cama al para no abandonarla hasta la jornada gobierno de España. Cuando Aznar de reflexión del 13 de marzo de 2004. ganó por los pelos las elecciones Ocho años después, el PSOE reedita generales de 1996, tras minuciosa estrategia. Ojo.