Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 CÓRDOBA DOMINGO, 26 DE FEBRERO DE 2012 cordoba. abc. es ABC LAS CLAVES DE LA Contradicciones, pistas falsas, comportamientos extraños... ABC explica las razones por las que el padre de los hermanos está en prisión Más que indicios contra Bretón POR DAVINIA DELGADO CÓRDOBA C 1. Venganza ábalas y suposiciones. Por eso está mi cliente en prisión Así de contundente se mostró en su día José María Sánchez de Puerta, el abogado de José Bretón, padre de los dos hermanos a los que se vio por última vez el pasado 8 de octubre. Sin embargo, las razones que llevaron al juez que instruye la causa, José Luis Rodríguez Lainz, a encarcelar al progenitor- -a las que ha tenido acceso ABC- -van más allá de meras y simples conjeturas. Los múltiples indicios recabados obligan a retener tras los barrotes al que se yergue como el principal sospechoso del caso, ya que dichas señales le apuntaban, y siguen haciéndolo, como responsable de la desaparición de los menores. Desde el principio, la Policía fijó sus pesquisas en Bretón y su entorno familiar. Descubrió la existencia de un móvil aparentemente anunciado por el progenitor contra su mujer, Ruth Ortiz, de la que se estaba separando, dando entender a ésta que no volvería a ver de nuevo a sus hijos con vida recoge el auto. Algunos allega- dos del encarcelado aseguraron que el progenitor no asumía la realidad de la ruptura. Incluso quiso reconciliarse con ella el 7 de octubre. A partir de ahí, tuvo tiempo suficiente como para fraguar su estrategia, consistente en generar una coartada que pudiera justificar la pérdida de los niños en el Parque Cruz Conde Bretón, con el juez, su letrado y la fiscal, durante la reconstrucción en el parque maras tuvo lugar entre el escaso lapso de tiempo transcurrido entre la primera y la segunda llamada Igualmente, en sus distintas comparecencias ofreció versiones diferentes sobre la forma en la que se produjo la pérdida de los hermanos. Primero habló de que se sentó un momento en una barra de madera en una explanada de gran visibilidad en el Parque Cruz Conde para luego sugerir que se habría traspuesto momentáneamente, y, finalmente, dio a entender que dejó de verlos tras acercarse al coche relata el auto. Los investigadores destacan la concatenación de una serie de datos que restan cualquier verosimilitud a la coartada del encartado Así, el juez no se explica que una persona ordenada y meticulosa no eche cuenta de que sus hijos estaban sin comer Ni tampoco que se pusiera a prender objetos personales de su esposa en la hoguera que hizo el 8 de octubre en Las Quemadillas mientras a poca distancia dejó a sus hijos durmiendo El togado tampoco da crédito a que los pequeños, con pautas y hábitos de conducta normalizados durmieran una siesta de unas cuatro horas- -entre las 13.30 y las 17.15, aproximadamente- Además, es incomprensible, según Lainz, que al despertase, lo primero que se le ocurrió a Bretón fuera llevarse a los hermanos a la Ciudad de los Niños, y no a cualquier sitio para comer, cuando no le urgía presentarse allí Por otro lado, el juez hace referencia a que el progenitor no cambió el pañal a su hijo de dos años entre las 13.00 horas y las 17.15, pese a tener la previsión de querer ir con él a la Ciudad de los Niños. Se trata de un comportamiento realmente anómalo que apunta a la falta de realidad de que hubiera llegado a llevar a sus hijos al citado enclave recreativo. 2. Contradicciones A lo largo de sus declaraciones, José Bretón no ha sido capaz de dar cuenta de lo que realmente hizo con sus hijos Así, primero manifestó que el día de autos se los llevó de casa de sus padres sin comer con la excusa de haber quedado con unos amigos, para luego relatar que se fue con ellos a la parcela. Además, en sus comparecencias iniciales apuntó al carácter no habitado de la casa de Las Quemadillas, donde resulta que acudía con asiduidad. También manifestó que la tarde de autos se había citado en la Ciudad de los Niños con Rafael y Catalina, y los hermanos descartaron entre ellos tal posibilidad A esto se suma, según el juez, que se contradijo claramente cuando refirió primero a que telefoneó a sus hermanos para comunicarles la desaparición, pero el registro de las cá- 3. Circunstancias anómalas