Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 PRIMER PLANO DOMINGO, 26 DE FEBRERO DE 2012 abc. es españa ABC El lanzamiento de un huevo contra el coche de Urdangarín, único incidente de una jornada tensa, pero sin altercados El paseo más largo del Duque E P. MUÑOZ A. LIMONGI PALMA DE MALLORCA l lanzamiento de un huevo al coche en el que iba Iñaki Urdangarín a declarar, por parte de una mujer de más de 60 años, se convirtió en el incidente más destacable de una jornada tensa, pero que transcurrió con absoluta tranquilidad. El amplio despliegue policial alrededor de los juzgados resultó eficaz, si bien ni el número de personas congregadas, apenas doscientas, ni su actitud, fueron agresivos. La cordura de los ciudadanos de Palma, una vez más, se impuso a los temores de quienes creían que podía haber incidentes. A las ocho menos cuarto de la mañana la Policía ya había cortado la calle que debía enfilar el coche del Duque de Palma. A esa hora, la única presencia masiva era la de los periodistas- -un centenar largo- y la de las Fuerzas de Seguridad. El frío de la mañana y el hecho de ser sábado no invitaba precisamente a la reivindicación. A esa hora un hombre de corta estatura, abdomen generoso y gorro de lana calado hasta las cejas era el único que se desgañitaba profiriendo todo tipo de insultos contra Urdangarín, en medio de la indiferencia de los presentes. Aún tendría que pasar más tiempo hasta que llegara un grupo significativo de personas. Pero su presencia no obedecía al deseo de protestar contra el Duque de Palma, sino para reivindicar, pancartas en ristre, que se dote a la ciudad de un urólogo infantil. También los componentes de un grupo de teatro aprovecharon la ocasión para darse a conocer, con la esperanza de que los medios de comunicación se hicieran eco de su presencia. Hubo que esperar hasta poco antes de las ocho y media para que llegaran, ya sí, personas que querían secundar la concentración convocada por grupos radicales e independentistas para dar la bienvenida a Urdangarín. Pancartas más o menos ingeniosas- Nóos decía una de ellas- y otras de dudoso gusto comenzaron a aparecer junto a cuatro banderas republicanas. La pre- Ocasión propicia Varias decenas de personas, ante los juzgados; arriba, el juez Castro EFE sencia de los tres fiscales Anticorrupción de Mallorca, Pedro Horrach, Juan Carrau y Miguel Ángel Subirán, fue acogida como si de toreros de éxito se tratara, mientras los ánimos se caldeaban a la espera del imputado. Finalmente, a las 8.48 de la mañana, el Opel de color azul en el que iba el Duque de Palma, escoltado por otro vehículo y agentes en moto de la Policía, llegó a los juzgados. Fue entonces cuando se desveló la sorpresa ya adelantada ayer por ABC: Urdangarín había decidido ir andando desde la calle hasta la puerta del edificio. Lo cierto es que en momento alguno hubo contacto visual directo entre él y los manifestantes. Los gritos, como es lógico, arreciaron en ese momento, pero nadie mostró una actitud especialmente agresiva. Después reinó la calma. El amplio despliegue policial siguió y los manifestantes, pocos pero tenaces, insistieron durante horas con sus consignas contra la Monarquía y los Duques de Palma. En vista del panorama, sobre las once de la mañana comenzaron a abandonar la zona buena parte de los congregados. Las decenas de periodistas, por su parte, se refugiaban en los bares en busca de calor, café y compañía, conscientes de que el día iba a ser muy largo. A las dos de la tarde aumentaron de nuevo los decibelios. La salida, de nuevo a pie, de Urdangarín, que almorzó con Doña Cristina en Marivent, volvió a estar acompañada de gritos e insultos, que se tornaron en vítores cuando salió el juez instructor, José Castro. El regreso del Duque de Palma ya fue tranquilo, pues todos los manifestantes habían decidido acabar con su jornada de protestas. I Pancartas y banderas Unas doscientas personas se congregaron cerca del juzgado y corearon gritos contra Urdangarín prestar declaración a pie, se avino a ser tratado como un perjudicado más de ese injusto sistema. CURRI El caso Urdangarín ha puesto VALENZUELA de relieve también la indefensión ante la que se encuentran muchos imputados ilustres por la publicación de parte de sumarios declarados secretos e incluso por la difusión en algunos periódicos (afortuñaki Urdangarín ya ha sufrido su El abuso de la pena de telediario nadamente, no todos) de informes pena de telediario, esa que impuesta a personajes públicos policiales, a veces manipulados, de consiste en tener que pasear ante (sobre todo del PP) acusados de los que no tiene conocimiento el las cámaras de televisión antes corrupción en los últimos años de juez instructor. En ningún país de de entrar a declarar como imputado Gobierno (y fiscal general) socialis- nuestro entorno se consienten esas en una sala de Justicia para que tas ha sido generalizado. Un ejem- filtraciones, cuyo origen ni siquiera muchos noticiarios le presenten plo reciente: el forzado paseíllo se investiga en éste. Independientecomo culpable antes de ser juzgado. diario de Francisco Camps para mente de lo que haya hecho el Muchos piensan que así se demuestra llegar al tribunal que le juzgaba en Duque de Palma con sus negocios, que todos los españoles somos Valencia mientras el exministro de que no parece que sea ejemplar, se iguales ante la ley. Nada más falso: Fomento José Blanco podía acudir merece otro trato del que está ejemplos como este dejan claro que la a declarar ante el Supremo por el recibiendo en los telediarios. Un Justicia en España puede llegar a ser caso Campeón en coche hasta la trato que hay que extender a todos igual de injusta, desproporcionada y misma puerta. De manera que para que podamos decir que la arbitraria para muchos. cuando Urdangarín llegó ayer a Justicia nos trata a todos por igual. PENA DE TELEDIARIO