Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN DOMINGO, 26 DE FEBRERO DE 2012 abc. es opinion ABC BREVERÍAS Siempre superior Seguramente cuando estaban en activo tuvieron pocas oportunidades para jugar con las estrellas de su tiempo. Ahora e otra cosa. Los veteranos del Atlético Lucentino Industrial recibieron ayer a las viejas glorias del Real Madrid, que matan el gusanillo en bolos divertidos. Amavisca, Alfonso, Buyo y el mítico delantero centro Carlos Santillana se dejaron caer por la localidad de la Subbética y recordaron los años en que llenaban los estadios. Eso sí, la diferencia también se notó sobre el campo con un contudente 1- 7. Cirugía contable La oleada de recortes en el Hospital Reina Sofía, entre otros centros sanitarios cordobeses, es un secreto a voces entre los profesionales, que ven con preocupación cómo las dificultades financieras les obligan a redoblar sus esfuerzos por atender a los pacientes como es de recibo. El gerente del complejo sanitario cordobés, José Manuel Aranda, debe de tomar nota del malestar que se ha instalado entre la plantilla del hospital, que al menos se merece que la Dirección le hable claro acerca de los planes que maneja para reducir gastos. Hundido EL portero del Lucena Javier Vargas salió ayer goleado ante el Cádiz en el Ramón de Carranza. El técnico del conjunto lucentino, Rafael Carrillo Falete ha cambiado varias veces el arquero esta temporada entre Vargas y Coca. Ayer, le tocó el turno al primero se salir hundido de la Tacita de Plata. El equipo se coló en la fiesta final del Carnaval de Cádiz. El conjunto celeste no se puso el mono de equipo competitivo que le ha llevado a la fase de ascenso, sino el disfraz de equipo de la zona baja de la tabla clasificatoria. Al menos, sigue arriba. Pleno en familia El Pleno celebrado ayer en el Ayuntamiento de Córdoba fue el más claro ejemplo de conciliación familiar. Al coincidir con el fin de semana un pleno de trámite electoral tanto el teniente de Alcalde de Recursos Humanos, Rafael Navas, como el matrimonio de concejales de Hacienda y Juventud y Deportes, José María Bellido y Verónica Martos, fueron al salón de plenos con sus respectivos vástagos. Navas con dos niños que esperaron pacientemente en el pleno y la pequeña del matrimonio de ediles que aguardó en los pasillos del Consistorio, eso sí, acompañada. ZLA FERIA DE LAS VANIDADES FRANCISCO ROBLES EPITAFIO PARA UN ESCRITOR Como la oficialidad no ha registrado su fallecimiento, Manuel Barrios se ha convertido en un andaluz inmortal H A muerto Manuel Barrios y nos ha dejado escrita la página que mejor define la Andalucía actual: el silencio de los sectarios. Se ha ido el hombre pero se ha quedado aquel Epitafio para un señorito que publicó en 1972, cuando Franco vivía en el Pardo y el Gobierno estaba presidido por el almirante Carrero Blanco. Aquel retrato de la Andalucía dominada por los señoritos sigue presente en la memoria del joven que lo leyó y que ahora intenta escribirle un epitafio al novelista, al autor teatral, al ensayista, al amante y divulgador del flamenco, al articulista Manolo Barrios. Se la jugó cuando había que jugársela, con el antiguo régimen que antecedió al nuevo. Se la jugó antes de que se instalara el nuevo señoritismo andaluz disfrazado de un progresismo tan falso como hueco. Barrios no se arrimó a los nuevos señoritos para cobrarse el trabajo hecho durante los años del franquismo, cuando los que ahora llevan la chaqueta de pana se revestían con la camisa azul. Eso le habría reportado un entierro de primera categoría mediática, una serie de medallas y de títulos de hijo predilecto que no posee, una presencia masiva de coches oficiales en la puerta del tanatorio, un especial de Canal Sur, una lujosa edición de sus obras completas... No ha sido así. Y gracias a eso su mejor página es la que no ha escrito, la que nos ha dejado en este aire viciado de la Andalucía donde los señoritos han cambiado los cortijos por los despachos oficiales: el silencio. Cuando llegue la hora de juzgar al Régimen que lleva treinta años instalado en el poder, lo peor de todo no será la corrupción económica que ha agujereado la Administración hasta el punto de multiplicarla en decenas de organismos destinados a saltarse las reglas del juego democrático. Lo peor de todo será algo más etéreo, más intangible y por eso mismo más dañino. Lo peor de este Régimen está cifrado en ese silencio presuntamente despectivo- -no desprecia quien quiere, sino quien puede- -con el que maltrata a los andaluces que no se han plegado a sus designios. Es el mismo silencio administrativo que el franquismo aplicaba a los españoles que se atrevían, como Manuel Barrios, a cantarle las cuarenta al Régimen de los cuarenta años. Ni una medalla, ni un reconocimiento, ni una minúscula mención en el todopoderoso aparato propagandístico e ideológico de este Régimen que ha secuestrado a Andalucía con el cuento del progresismo de salón. Nada. Un silencio absoluto. Un silencio sectario. Un silencio miserable. Un silencio cobarde ejercido por los voceros del Régimen que tragan con EREs y carretas con tal de figuronear en el añejo mester de progresía. Un silencio que retrata a estos barandas que están pidiendo a gritos un epitafio similar al que Manolo Barrios les dedicó a aquellos señoritos cuando el franquismo no era carne de media memoria histórica, sino un peligro real. Gracias a ese silencio han conseguido llegar al humor que tanto fascinaba a este escritor enciclopédico. Como la oficialidad no ha registrado su fallecimiento, Manuel Barrios se ha convertido en un andaluz inmortal. ABC Y SUS LECTORES Palabras impresas y grabadas Escribe DAVID GARCÍA para felicitar a ABC en su doble versión, digital e impresa, por reproducir en distintos formatos las declaraciones en la Audiencia Nacional de Toñi Santiago, la madre de Silvia, la niña de seis años asesinada con el coche- bomba etarra en el cuartel de la Guardia Civil de Santa Pola en 2002, donde falleció también don Cecilio Gallego Creo que si los miembros del Congreso de los Diputados no tienen tiempo de pasarse por la Audiencia Nacional cuando hay un juicio de este tipo- -señala nuestro lector- aprenderían mucho si al menos viesen el vídeo colgado en ABC. es. Ahora que dudan sobre la ilegalización de Bildu y Amaiur (sucesores de Batasuna y que no condenan los atentados) que escuchen el testimonio de Toñi- -la mamá de Silvia- -narrando lo que supone que maten a su hija, y cómo tuvo que sacar a su pequeña de los escombros tras la bomba criminal. Si los diputados viesen la cara de indiferencia y las sonrisitas de los terroristas, si los diputados (y el resto de ciudadanos que no siempre nos acordamos de las víctimas) sintiésemos por un instante lo que debe de ser perder así a tu ser más querido, seguro que no habría tanta duda sobre cómo actuar con toda la ley y la justicia contra los terroristas y contra quienes les apoyan, como Bildu y Amaiur. Señores diputados: vayan de vez en cuando a un juicio en la Audiencia Nacional, vayan por Silvia y por las casi novecientas víctimas del terrorismo. Y luego, voten en conciencia