Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 25 DE FEBRERO DE 2012 abc. es estilo GENTESTILO 53 NICOLÁS CORONADO A sus 23 años, mi hijo aún se está formando y está buscando su camino. Yo lo encontré a los 29 años. Soy un privilegiado El emotivo y fugaz regreso de Silvia Abascal La inesperada intervención de la actriz en la gala de los Goya confirma su mejoría JOSÉ EDUARDO ARENAS se en pareja sentimental de la cantante Mónica Molina, con quien tuvo a su hija Candela. El listón siempre me lo pongo muy alto. La mía es una profesión difícil y para estar en activo siempre hay que estar a la altura o, por lo menos, intentarlo explica. La fama de seductor es cosa del pasado. Ahí está, pero hace bastante que me ven de otra manera, o eso quiero creer confiesa el actor, que actualmente rueda en Barcelona la película El cuerpo junto a Belén Rueda y Hugo Silva. El azar me llevó a esta profesión y a la semana me enamoré totalmente. Cuando calibré que podía vivir de esto es cuando me dije os vais a enterar Y aquí estoy dice. -Su suerte es que su hijo Nicolás (Dominguín de segundo apellido) no ha salido torero. -Aún está buscando su camino. Se está formando. Estudió Bellas Artes, pinta estupendamente y a sus 23 años está en esa búsqueda. Yo encontré mi camino a los 29. ¿Satisfecho? -Muy satisfecho. Me considero un privilegiado de la vida. Diez meses después de padecer un ictus, el 2 de abril de 2011 (día de la clausura de la última edición del Festival de Cine de Málaga) Silvia Abascal regresó el domingo pasado a la escena pública al subir al escenario del Palacio de Congresos del Parque Ferial Juan Carlos I para presentar un premio durante la gala de los Goya. Horas antes se intuía su presencia, pero no se confirmó hasta el último momento. De hecho, pilló a los asistentes en plena tensión ante el derroche de galardones. Pero la ansiedad reinante quedó aplacada en segundos cuando ella apareció, la más elegante de la noche (llevaba un vestido de Lorenzo Caprile) con su dulce sonrisa. Le bastaron unas cuantas frases para relajar a los presentes; algunos, incluso, con lágrimas en los ojos (impresionante Juanjo Artero) La ovación con la que le obsequiaron puso de manifiesto el cariño que se siente por una actriz que un día, no hace tanto, cuando estaba a punto de cumplir los 14 años, apareció de la mano de su madre en la oficina de Chicho Ibáñez Serrador, quien buscaba nuevos personajes para el Un, dos, tres Ya apuntaba maneras, incluso era capaz de transformar su voz de cría para emular a Linda Blair en El exorcista Impresionado, Chicho la contrató. Enseguida pasó a ser Silvita, la niña del programa. Dejó huella en todo el equipo y en los espectadores. Luego voló alto en el plano profesional hasta convertirse en una gran actriz, cuyo rostro no ha cambiado. En el certamen malagueño de hace diez meses la noticia de su ictus dejó a todos atónitos. A la misma hora en que la gala final empezaba, Silvia Abascal ya había sido ingresada en la UCI del hospital Carlos Haya de Málaga. Poco tiempo antes, mientras era maquillada, le sobrevino un terrible dolor de cabeza, preludio del derrame cerebral que a su edad nadie esperaba. Días más tarde se supo que se trataba de una malformación vascular congénita cerebral, según los doctores del hospital Gregorio Marañón de Madrid. Pero es este mini regreso triunfal y la ovación de sus compañeros de profesión- el mayor premio es el amor de tu gente. Ese es el Goya dijo con- Ovación de los compañeros Comienzos precoces Estaba a punto de cumplir 14 años cuando, de la mano de su madre, se presentó en la oficina de Chicho Ibáñez Serrador Tranquilidad En su piso, lejos de Madrid, sigue con la rehabilitación para recuperarse del ictus de manera definitiva Mónica Molina Con ella tuvo a su hija Candela. Comenzaron a salir en marzo del 2001, tras conocerse en un desfile. Él acababa de salir de un corto romance con la modelo Esther Cañadas movida- el mejor regalo que ha hecho a todos los que consideran que cualquier trabajo con Silvia Abascal dentro gusta más. Nadie duda de su coraje y valor al ser también la primera en salir a escena. Desde el piso que eligió fuera de Madrid, lejos de los turbulentos ruidos de la gran ciudad, aún sigue haciendo la rehabilitación necesaria para superar totalmente las secuelas del ictus. Y recordará siempre la noche del pasado domingo junto a su familia y su pareja sentimental, el fotógrafo Rubén Martín. Esperamos que te recuperes muy pronto para que vuelvas a los escenarios es una de las muchas frases de ánimo que se han escrito en Twitter.