Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ANDALUCÍA SÁBADO, 25 DE FEBRERO DE 2012 abc. es andalucia ABC Andalucía imparable La alfombra de la verdad FRANCISCO ROBLES B ajo las lámparas de diseño que jamás arrojarán la luz que podría librarnos de la tiniebla en la que ha caído este Régimen, las alfombras de San Telmo absorben con el mullido tejido de la propaganda y la demagogia los pasos perdidos de Griñán, ese guía que está haciendo todo lo posible para llevar a los suyos hasta el abismo. Esas alfombras, diseñadas para sobrevolar la realidad andaluza a golpe de eslogan como si fueran realmente mágicas, están perdidas de polvos pasados, de antiguos lodos que han ido depositándose en su urdimbre por obra y desgracia del paso del tiempo y del abuso del poder. Ya no estamos ante la estera humilde e inmaculada del 28- F. Hace demasiado tiempo que la Junta de Andalucía perdió su limpieza original, esa ausencia de pasado que la situaba por encima de los vetustos ministerios donde aún se divisaban las sombras de los prebostes franquistas. Treinta años les han bastado para ponerlo todo perdido. Mientras manchaban las alfombras, tejían los hilos de la red clientelar más extendida que se haya concebido nunca en Andalucía. Jamás el poder controló tanto y de una forma tan ostentosa. O estabas dentro o te dejaban fuera. Y al que criticaba, la etiqueta de enemigo de Andalucía y aquí paz social compra- Es hora de levantar alfombras. Necesitamos saber qué pasó para exigir a los nuevos inquilinos de San Telmo que no caigan en la misma podredumbre da a golpe de ERE y después la gloria bendita del reparto de prebendas entre los afines. En estas vísperas electorales, cuando la Cuaresma llama a la conversión en el calendario litúrgico de esta Andalucía donde la Semana Santa es mucho más que una fiesta, el candidato Arenas ha dicho que levantará las alfombras si llega a San Telmo. Eso no es una propuesta o un farol. Eso es una obligación moral que le exigiremos los mismos que no tenemos empacho alguno a la hora de señalar los tejemanejes de su partido en los ayuntamientos que controla. La promesa de Arenas es algo más, infinitamente más que una simple proposición electoral. Ahí, en ese levantamiento de las alfombras, está el futuro de esta Andalucía que quiso desembarazarse de las cadenas que la ataban cuando febrero agonizaba en los almanaques. De aquello han pasado 32 años. Es hora de abrir ventanas y de levantar alfombras. Necesitamos saber qué pasó en realidad para exigirles a los nuevos inquilinos de San Telmo que no caigan en la misma podredumbre. No podemos dejar que Andalucía sea un territorio abonado para el cultivo de la corrupción donde la democracia se reduzca a un cambio de nombres en la escritura del cortijo. Aunque algunos nos den más que a una estera por decirlo, la alfombra mágica del Régimen ha de pasar por la tintorería. Como no podremos mirar bajo esas alfombras antes de depositar la papeleta en la urna, entonemos el añejo cántico progre- -el envejecimiento del zapaterismo es digno de estudio- -con un cambio temporal en la salmodia laica: después de votar queremos la verdad... Verano andaluz Leer en twitter a los líderes del Régimen es uno de los pocos placeres que nos reserva la vida. Estos días han celebrado la primavera valenciana y han jaleado a los ultras, como si uno pudiera ser un antisistema mientras viaja en coche oficial. Esta actitud rayana en el belicismo es el avance de lo que puede pasar si el PP gana las elecciones andaluzas. La contestación que Arenas se encontrará en la calle será similar a la que sufre Rajoy aunque lleve dos meses en la Moncloa. No hace falta ser un adivino ni un asesor para prever un verano andaluz muy calentito... Fuera de contexto El presidente del PSOE sevillano y de la Diputación Provincial de Sevilla, cargos que confluyen en la misma persona como sucedía en los tiempos del Movimiento, ha dicho en la tribuna pública que Guerrero es un chorizo, un putero y un alcohólico. Pero lo mejor vino luego, cuando pidió que esos adjetivos no se sacaran de contexto. Pues nada, que llamen a unos cuantos académicos para que nos expliquen qué quiso decir Villalobos... Acoso proporcional A veces la política degenera en una versión diabólica de la geometría. Cuantos más escalones suba la juez Alaya en la pirámide de los ERE, mayor será el acoso que sufrirá por parte de los barandas y los voceros del Régimen. El eslogan de los cuatro golfos ya es papel mojado. Los consejeros están a punto de caer. El cerco es como la pirámide cuando llega a sus últimos tramos: se estrecha. Por eso van a por ella. Y por eso el acoso seguirá creciendo a medida que se acerquen las elecciones. Creían que podían controlarlo todo. Y afortunadamente no es así.