Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 OPINIÓN SÁBADO, 25 DE FEBRERO DE 2012 abc. es opinion ABC BREVERÍAS Andalucía polémica La delegada del Gobierno de la Junta, Isabel Ambrosio, se encargó ayer de poner la chispa de la vida, en este caso de la polémica, al acto que conmemoraba la creación del estatuto de autonomía andaluz. Se confundió de papeles y de discurso y dio un mitin sobre el futuro que le esperaba a Andalucía si ganaba el PP. No podemos volver atrás insinuó. Y claro, los representantes del PP en el acto- -el alcalde y el subdelegado del Gobierno, entre ellos- -bien molestos e indignados que se fueron. Es lo que tiene la cercanía de las elecciones, que lo confunden todo. Poniendo el tono La chirigota Los que llegan hasta el fondo actuará mañana en el estadio municipal El Arcángel para repetir el excelente pasodoble que dedicó al Córdoba CF en el concurso de Carnaval en el Gran Teatro. La plantilla y el cuerpo técnico ya pudieron escucharlo en directo la semana pasada a la conclusión de un entrenamiento. El tinerfeño Airam Cabrera, que sigue con entusiasmo poniéndose a tono físico y musical, reconoció que fue espectacular. Mañana, los casi diez mil habituales que asisten al estadio tienen otro motivo para divertirse. Cicerone de honor El paso adelante que está dando la edil Aurora Aguilar, de Unión Cordobesa, en el desempeño de sus funciones municipales es cada vez más firme. Lo pudieron comprobar hace apenas unos días los escolares de un céntrico colegio público, que acudieron de excursión al Ayuntamiento y fue la concejal de UCOR quien les mostró el salón de Plenos. Las preguntas de los colegiales fueron de lo más peregrinas, pero a todas ellas les buscó una respuesta clara y precisa Aurora Aguilar, que lo mismo preside una comisión de investigación que hace de maestra. Olor a incienso Todas y cada una de las dependencias del Ayuntamiento de Córdoba estaban ayer inundadas por un intenso olor a incienso. Los moradores de la Casa Consistorial apuntaron, sin siquiera preguntar, al delegado de Fiestas, Rafael Jaén, como el responsable de llevar los efluvios de la Semana Santa a la Administración local. Algunas voces comentaban que había encendido una varita de incienso y tal afirmación se convirtió en una convicción inalterable. De nada sirvió que Jaén lo negara. Y es que es harto conocida la devoción que el edil siente por los días de Pasión. HAY MOTIVO TOMÁS CUESTA EL MAYO QUE NO CESA Siempre nos quedará París... El guion está escrito y el atrezo dispuesto. El parvulario en armas revienta el callejero S I el Sur también insiste, si se consuma el hundimiento, si a los hombres del saco les afeitan en seco, al socialismo en quiebra, demediado y anémico, siempre le quedará París (sólo le quedará París) para bizmar sus mataduras con el ungüento de los sueños. La anhelada victoria del candidato Hollande en el jeu décisif allende los Pirineos, sería recibida, aquende, como agüita de mayo por los voceros de la izquierda. Sería un balón de oxígeno, un chute guiñolesco, un espejismo mágico de los que planchan las arrugas y endulzan la epidermis. Sería, por abreviar el cuento, un anticipo a cuenta de otra explosiva primavera. Un periplo al futuro amartillado en el pretérito. Supongamos que, al cabo, los augures aciertan y que, de aquí a dos meses, el esmirriado Hollande se cae en la marmita de la grandeur francesa. Otrosí: supongamos que, muerto Sarkozy, agoniza la rabia de la señora Merkel. Que la reconstrucción de Europa, apenas esbozada, se parte por el eje. Que el crédito, de nuevo, suplanta a la solvencia. Que la jeta feroz de los contables con manguitos que pretenden tasarnos la mamandurria al céntimo da paso a la sonrisa beatífica de quienes se remangan hasta el codo cuando le meten mano al presupuesto. Que Don Carnal, en suma, retorna por sus fueros y que Doña Cuaresma hace el petate y se escaquea del carnaval perpetuo. Es mucho suponer, sin duda alguna, pero, aun así, en la duda no conviene abstenerse. De prosperar el vuelco tras el telón de piedra, Rubalcaba franquiciaría el bar de Rick en la trinchera insulsa que ocupa en el Congreso. Y madame Valenciano, por su parte, camuflaría su inopia lenguaraz profiriendo memeces con deje del Liceo. Nada nuevo, en resumen: un remake, uno más, de la resurrección pendiente. Y sin embargo aquí, en un país lastrado por fervores unánimes y vergonzantes titubeos, la martingala progresista todavía amedrenta a los que piden árnica, mendigan compasión y suplican clemencia si les acosa la reala de los inquisidores tuertos. Siempre nos quedará París... El guion está escrito y el atrezo dispuesto. El parvulario en armas revienta el callejero. Centellean las porras, Peter Pan alza el vuelo, los niñatos perdidos se encaran con las cámaras farfullando improperios y consignas mostrencas. Flamean las pancartas, los eslóganes reptan, ruge la marabunta, la autoridad enmudece. ¿Se arrepienten, quizá, si es que han leído a Gil de Biedma, de los palos que dan y de los que no les dieron? Pues vaya usted a saber, a lo peor ahí les duele. El caso- -a lo que íbamos y a lo que nunca llegaremos- -es que si Sarkozy termina desplumado (por engallarse en demasía y cacarear sin tiento) la gauche caviar seráfica y sesentayochesca ejercería de nodriza de la gauche aviar ibérica. Guerrilla urbana, pues, y zurriagazos dialécticos. Paris, toujours Paris El mayo que no cesa. CARTAS AL DIRECTOR Carta de agradecimiento Con la presente carta, en nombre de Juana Calderón Navas y de toda su familia, queremos expresar nuestro más sincero agradecimiento a todo el personal médico y de enfermería que ha participado de forma directa e indirecta en su atención y cuidados durante los 20 días de estancia hospitalaria en diferentes unidades. Cansados de ver en los distintos medios sólo noticias sobre mala praxis, creemos que es sensato destacar y gratificar la buena praxis de los profesionales que nos atienden, que por otra parte es lo más habitual, pero no por ello menos justo destacarlo y hacerlo público. Desde los compañeros del 061 que la atendieron en la mañana del fatídico día 17 de enero de 2012, tras el trágico atropello que sufrió, pasando por los compañeros de Urgencias en su llegada a Críticos, así como los compañeros de UCI que de forma tan diligente, humana y eficaz la atendieron desde el primer momento. Soportaron nuestra demanda de información, nuestras inquietudes, nuestras incertidumbres en un momento crítico y encontramos más que palabras de ánimo, de esperanza, pero también de realidad, ya que la situación era crítica. No tenemos más que palabras de elogio y agradecimien-