Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 17.2.2012 Editado por Diario ABC, S. L. San Álvaro, 8, 1 3, 14003 Córdoba. DiarioABC, S. L. Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta publicación, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa. Número 35.114 D. L. I: M- 13- 58 Apartado de Correos 43, Madrid. Publicidad 957 497 675 Suscripciones 901 400 900 Att. al cliente 902 530 770. Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,30. Bélgica: 2,20 Francia: 2,30 Irlanda: 2,30 Italia: 2,00 Holanda: 2,20 Portugal Cont. 1,50 Reino Unido: 1,40 LE. Marruecos: 18 Dh. 12075 8 424499 000020 EL PULSO DEL PLANETA Este periódico está de moda Los libros y diarios de papel desfilan por las pasarelas de Milán y París como prueba de que siguen siendo los preferidos del lector más exigente lectos como Orsai (en español) o Revue XXI (en francés) ha sido acogido con prometedores resultados en el mercado, rompiendo además la dicotomía entre el pago por soportes reales de calidad y la gratuidad en el medio digital Cope sorprendió al auditorio de la última conferencia de la Asociación Británica de Agencias de Publicidad, celebrada a finales de noviembre, vinculando este recuperado sex appeal de la revista impresa con el movimiento slow de ciudades o comida lentas. Y recomienda la deliciosa revista Delayed Gratification del movimiento slow británico, que se define a sí misma como el último lugar para las noticias de última hora La experiencia placentera, formativa, entretenida y finita- -frente a la serendipia e infinitud del magma digital- -de pasar páginas estaría cada vez más valorada en los contextos, cada vez más codiciados, que nos permiten apartarnos por unas horas o días de nuestra trepidante vida hiperconectada de la era digital. Sería la experiencia que ofrecen los populares cafés de lectura de una ciudad como Shanghái, o los conocidos cafés manga de Tokio- -donde pagas por el tiempo de estancia en el local, tomando té y leyendo cómics- que han comenzado ya a dar el salto a Europa. Pero el papel tiene algo más, un inconfundible elemento de estilo y personalidad que llevó a los diseñadores Jil Sander y Nicole Farhi a hacer desfilar a sus modelos masculinos con periódicos debajo del brazo en la pasada pasarela de Milán, a finales de enero. El primero presentó, incluso, unas fundas de cuero para evitar la adherencia de la tinta de imprenta. En el terreno ya de la mística periodística- -más que de las tendencias de consumo- la firma española Loewe presentó a finales de diciembre el cool reporter su nuevo modelo de bolsa masculina inspirado en los macutos empleados por los periodistas en los 50 y los 60. ¿Por qué no desfilar con un iPad debajo del brazo? Un periódico o revista dice algo sobre quien lo lleva, mientras que un Kindle o un iPad no proyecta nuestra personalidad, ni nuestras creencias políticas ni nuestras preferencias culturales defiende Cope. VISTO Y NO VISTO POR IGNACIO RUIZ- QUINTANO ARCO A BORJA BERGARECHE CORRESPONSAL EN LONDRES S ería el titular más codiciado por una industria en plena transformación. Nadie duda de que los medios de comunicación luchan por adaptarse a las demandas de las nuevas audiencias digitales, y que la aparición de nuevos soportes ha modificado para siempre las prácticas de consumo de información. Más allá de las cifras de resultados, la demostración de que los tiempos cambian está en los rasgos definitorios de nuestra civilización: así, IKEA ha rediseñado sus populares estanterías para adaptarlas a la creciente presencia de soportes digitales frente a libros y revistas de papel Algunos contenidos virales, como el vídeo Una revista es un iPad que no funciona llevan estos nuevos usos al terreno de la motricidad infantil: varios niños son grabados intentando aplicar la lógica táctil de un iPad a revistas de moda. Sin éxito, claro. Pero algunos indicios empiezan a poner en valor ciertos atributos de lo impreso. Según datos recabados recientemente por Mintel, una consultoría de análisis de mercados, a un tercio de los hombres consultados les gusta leer revistas porque es tiempo para mí mismo y un 42 por ciento de las personas consultadas afirman que las compran cuando realizo viajes largos En general, un 71 por ciento afirman que prefieren la copia física de una revista frente a su edición digital, y solo un 10 por ciento dicen que se inclinan por los soportes digitales para leer revistas en un avión. Los últimos estudios indican que hay una creciente vinculación de la lectura de ciertas publicaciones al deseo de tomarse un respiro de la tecnología y de cortar con el trabajo explica a ABC Richard Cope, analista de tendencias en la oficina londinense de Mintel. El problema con lo digital es que diluye la separación entre nuestra vida privada y la laboral opina. En los últimos meses, el lanzamiento de ciertas revistas impresas de edición exquisita y contenidos se- Un modelo desfila por la pasarela de Milán con un bolso para llevar periódicos ABC rco tiene algo de mañana de Año Nuevo en el hangar del cotillón, sólo que aquí las sobras son performances y nada ya hay más viejo que el ir y venir de estos zombis de la posmodernidad asustados por una crisis que amenaza con destetarlos de esa gran ubre cultural que era el Estado. ¿Habéis visto al Franco, qué cañero? Arco tiene de moderno lo mismo que Toni Freixa, El Puma culé, que pide el Bernabéu para épater le bourgeois nacionalista en calzón y camiseta, y una galeríabarcelonesa se ha presentado en el cotillón del arte contemporáneo con el tabarrón de Franco metido en una frigidaire cuando lo cañero cañero es que el diestro se juegue de veras la femoral) sería cargar la suerte con Pujol, o mejor, la Ferrusola, dama de acrisoladas virtudes que confesó su malestar por que un presidente de Cataluña, Montilla, fuera un andaluz que tiene nombre en castellano Arco es el día de la marmota, pero sin marmota. Y en medio de este jardín de infancia para niños con más años que una bandada de loros das, de pronto, con un dibujo de Saura que brilla como un cocuyo que te ilumina la salida. ¡Un artista! Una crítica de arte laureada por Zapatero que da clases de cine a los alumnos de Arte en la Complutense explica la lobreguez de este Arco 2012: -La baza del poder en esta coyuntura es deprimirnos para tener más control sobre nosotros con los miedos y las amenazas continuas. Va a resultar que Mariano, para estar de pie y no engordar, pinta (para Arco) después de almorzar. Como el Generalísimo.