Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES, 17 DE FEBRERO DE 2012 abc. es deportes DEPORTES 83 Topal tumba las torres 0 STOKE Begovic Wilkinson Shawcross Huth Wilson (70) Pennant Delap Palacios (53) Etherington Walters Crouch (70) Whitehead (53) Jerome (70) Shotton (70) GOLES 0- 1, m. 36: Topal. EL ÁRBITRO Peter Rasmussen (DIN) Amonestó a Shawcross, Etherington, Walters, Whitehead, Wilkinson, Ramí, y Tino Costa. LOKOMOTIV ATHLETIC CLUB 2 1 1 VALENCIA Guaita Bruno (81) Ramí Dealbert Mathieu Topal Tino Costa Feghouli Jonas Piatti (89) Aduriz (79) Soldado (79) Miguel (81) Bernat (89) En la segunda parte, el Athletic se quedó helado LAURA MARTA Topal celebra con euforia el gol del triunfo del Valencia REUTERS R. COSÍN El camino que lleva al Nacional de Bucarest obliga a pasar por plazas duras. A exigirse. A mostrar ambición. Tener personalidad. Y también mostrar capacidad para adaptarse a las circunstancias. El Valencia, que quiere estar en la final de la Europa League, de muchos quilates esta tempo- rada con la presencia de los dos equipos de Manchester, el Oporto o el Atlético de Madrid, supo bajar al barro en una exigente plaza como la del Britannia Stadium. Solo intentó mostrar un buen fútbol frente al sencillo y tremendamente físico Stoke cuando fue preciso. Primó el juego al contragolpe y la compostura para contrarrestar el habi- tual bombardeo de juego aéreo al que acostumbra el conjunto inglés con todo su repertorio de acciones a balón parado, incluidos los saques de banda de Rory Delap, y el fútbol directo. Mostró carácter el Valencia. No se amilanó cuando apretó el conjunto de Tony Pulis, que vio como un chutazo de Mehmet Topal con la derecha daba el triundo a los españoles. De nada sirvió el fútbol elegante y de toque con el que salió el Athletic sobre el nevado campo del Lokomotiv. De nada sirvió tener el balón y las múltiples ocasiones. De nada, la gran jugada de Susaeta y el remate a la red de Muniain que abrió el marcador. De nada, porque en una pobre segunda parte, el Lokomotiv revirtió la situación, arrinconó a los bilbaínos, aprovechó los errores defensivos y multiplicó sus llegadas a la meta de Iraizoz. En una de ellas, Aurtenetxe derribó a Caicedo en el área y Glushakov empató. Sentencia para el Athletic y recompensa para los rusos que vieron muy cerca la victoria. En ella se empeñaron. Fue de nuevo Caicedo quien mostró las deficiencias de la zaga bilbaína para firmar la remontada. Solo entonces luchó el Athletic, pero sin cabeza ni tiempo. San Mamés decidirá.