Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 DEPORTES VIERNES, 17 DE FEBRERO DE 2012 abc. es deportes ABC LIGA EUROPA Falcao consiguió dos goles ante el Lazio y fue el mejor jugador del partido REUTERS Un Atlético imperial en Roma BSoberbia reacción frente al Lazio del equipo de Simeone, que recibió su primer gol en siete partidos JOSÉ CARLOS J. CARABIAS 1 LAZIO Marchetti Konko Diakaté Biava (46) Zauri Ledesma (83) González (53) Matuzalem Candreva Hernanes Klose Stankevicius (46) Kovac (53) Zampa (83) G G 3 ATLÉTICO Courtois Juanfran (81) Miranda Godín Filipe Luis Mario S. Gabi Diego (71) Koke Adrián (65) Falcao Perea (65) Arda (71) Salvio (81) H a encontrado el Atlético su lugar en el mundo. Y la felicidad se traduce en dividendos. Ayer, en el Olímpico de Roma, mostró un comportamiento imperial ante el Lazio, tercero en el escalafón del calcio. Recibió el Atlético el primer gol con Simeone, pero lejos de abandonarse al derrotismo, replicó a lo grande con un Falcao estelar. El Atlético sigue enseñando argumentos para apostar por su futuro con este entrenador. El cambio de competición, un adversario con otra coraza, la digestión del estrés por encarar el único torneo al que puede aspirar este año, el eterno tembleque del Atlético ante enemigos con un empaque superior... Todos esos supuestos que tradicionalmente confiscan la solvencia de este equipo se dieron la vuelta como un calcetín. El Atlético ejecutó un primer tiempo extraor- dinario en el Olímpico de Roma. Jugó con personalidad. Es probablemente el mayor beneficio que le ha reportado la dirección de Simeone. El grupo no duda, se mueve por el campo con una confianza desacostumbrada en la ribera del Manzanares y exprime sus virtudes por encima de cualquier obstáculo. Fe y tenacidad no son el único soporte de esta tribu en ebullición. Hay un plan, una idea colectiva de juego. El Lazio es tercero en el calcio y expone las señas de identidad de este fútbol para autómatas. Defensa a ultranza, rigor táctico sin un ápice de fantasía y balones a la contra o, en el mejor de los casos, a la cazuela en espera de conseguir el pleno: uno de uno o similares. Frente a esto, el Atlético se esmeró. Aplicó su habitual receta defensiva, muñecos apretados en líneas muy juntas que muerden con el balón de por medio. Rojiblancos que hacen faltas tácticas, una detrás de otra, sin llamar la atención, como quien no quiere la cosa. Pero además del percal conocido, el Atléti- GOLES 1- 0, m. 18: Klose. 1- 1, m. 24: Adrián. 1- 2, m. 36: Falcao. 1- 3, m. 62: Falcao. EL ÁRBITRO P. Kralovec (Cheq. Amonestó a Mario Suárez, Juanfran. Partido de ida de los dieciseisavos de final de la Liga Europa. co gobernó la pelota ante la renuncia del Lazio. Y lo hizo con propiedad, carácter y criterio. Todo partió del sentido común: Gabi y Mario destruyeron y no se complicaron. Buscaron con rapidez a Diego y ayer a Koke, titular por encima de Arda Turan. Todos se movieron en la circulación del balón, con especial dedicación a las bandas, donde Filipe Luis y Juanfran volvieron a mostrar su amplitud de miras en la doble faceta defensiva y atacante. El Atlético no se taladró la mente ni se cortó las venas, como en otros tiempos, por el primer gol en contra de la era Simeone. Un disparo lejano que atajó mal Courtois y remachó Klose, más atento que Godín. El técnico pidió calma y su equipo lo siguió como los ratones a Hamelin. Lo que vino a continuación fue el mejor repertorio rojiblanco en años. Reaccionó el equipo con temperamento, fe y una voluntad de hierro. No admitió el fatalismo de la casa. Adrián empató al borde del fuera de juego en un gran salto de Falcao. Y selló el Atlético el segundo gol unos minutos después en un fabuloso taconazo de Adrián, desmarque en un ladrillo de Diego y gol de caza del colombiano. El Lazio apeló al orgullo herido en un arreón inicial en la segunda parte. Palideció solo unos minutos el Atlético. Cuando peor pintaba para los madrileños, volvieron a asociarse los talentos. Diego, Adrián y su generosidad y el tercero de Falcao, un tormento ayer para los italianos. Sin rubor ante el qué dirán, Simeone maniobró pragmático. Retiró a los creadores y llenó el campo de sangre fresca (Perea, Arda, Salvio) Obtuvo el resultado que esperaba y mantuvo el marcador porque ayer todo le vino de cara al Atlético.