Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 ABCdelOCIO VIERNES, 17 DE FEBRERO DE 2012 abc. es ABC T eatro Un momento de la comedia amarga escrita por Filippo que hasta mañana se representa en el Gran Teatro de Córdoba ABC Yo, el heredero Alterio y Cuetos en el Gran Teatro Los actores subirán al escenario cordobés con esta sátira sobre la sociedad burguesa ABC E l Gran Teatro acoge este fin de semana Yo, el heredero una comedia amarga de Eduardo de Filippo sobre la herencia, la pretendida caridad de la sociedad burguesa y los falsos valores. Se trata de una producción de Andrea d Odorico dirigida por Francesco Saporano, colaborador de la compañía italiana Teatri Uniti- Napoli. Una docena de actores y actrices integran el reparto, en el que figuran Ernesto Alterio, Concha Cuetos y José Manuel Seda, entre otros. Actor, autor teatral y director de cine, Eduardo de Filippo (1900- 1984) es un símbolo del neorrealismo italiano sobre todo por Filomena Marturano (1946) la obra de teatro que le daría mayor celebridad y que en el Gran Teatro de Córdoba pudo verse en 2006 protagonizada por Concha Velasco. En 1941 escribe en napolitano Yo, el heredero texto que reescribió en 1968 en italiano y que él mismo interpretó. El protagonista, Ludovico Ribera, interpretado por Ernesto Alterio, pretende heredar la caridad de la que había vivido su padre, Próspero Ribera, y que durante 37 años le había dispensado el patriarca de la acaudalada familia Selciano. Con fir- En esta obra me llega una reivindicación de lo importante que es para cada hombre encontrar su camino. Es un canto a la libertad. Mi personaje tiene algo de Edipo dice Ernesto Alterio meza, ironía y cinismo se presenta en la casa del abogado Amadeo- -al que da vida el actor José Manuel Seda- hijo del viejo y caritativo Selciano, dispuesto a ocupar el lugar de su padre. Ante la negativa a ser acogido, Ludovico les acusa de haber convertido a su padre en un parásito, pero luego consigue convencerlos de que sigan ejerciendo con él su hipócrita labor de beneficencia. De este modo, al igual que su padre, Ludovico se convertirá en objeto de burla y desprecio, como una especia de bufón, aunque a cambio vive a costa de los Selciano y disfruta de los favores de una de las mujeres de la familia. Para Ernesto Alterio, su personaje, Ludovico Ribera, tiene algo de héroe trágico. En esta obra me llega una reivindicación de lo importante que es para cada hombre encontrar su camino. Es un canto a la libertad, y Ludovico va a luchar por ella desde dentro de la familia. Tiene algo de Edipo. Viene a ejercer una venganza sofisticadísima; se inmola porque va a condenarse a vivir en esa casa durante treinta años insiste. El actor destaca, por otra parte, la precisión con la que la obra está estructurada y el resultado obtenido por De Filippo: Un espectáculo muy bien tramado, entretenido y que proporciona una reflexión de mucha enjundia