Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 ABCdelOCIO VIERNES, 17 DE FEBRERO DE 2012 abc. es ABC El gato montés Entre el amor y la muerte Gorrotxategui (izquierda) Blancas y Ódena, durante un momento del ensayo de El gato montés JESÚS ALCÁNTARA Ausente de los escenarios veinte años, la Zarzuela estrena hoy un nuevo montaje de la ópera de Penella, con dirección escénica de José Carlos Plaza y musical de Soler, y las voces de Gorrotxategui, Blancas y Òdena V SUSANA GAVIÑA uelve a los escenarios la ópera El gato montés con música y libreto de Manuel Penella. La última vez que se presentó fue con motivo de la Expo 92 en Sevilla, en una producción del Teatro de la Zarzuela, firmada por Emilio Sagi, y con la edición crítica de Miguel Roa. En el reparto estuvieron Plácido Domingo, Verónica Villarroel, Joan Pons, Teresa Berganza y un joven Carlos Álvarez. Aquel encuentro de grandes voces quedó registrado en un disco. Hoy, dos décadas después, El gato montés regresa en otra producción del Teatro de la Zarzuela, con la misma edición de Roa (es la única que existe) pero bajo la dirección de José Carlos Plaza, que ha querido subrayar el dramatismo de la historia y de la música, alejándose de los tópicos españolistas El brillo y la luz de su famoso pasodoble- -que yo evité al principio- -oculta una ópera que es casi una tragedia, llena de una gran complejidad musical y escénica, y también de una gran belleza La obra aborda los amores de una gitana, Soleá, dividida entre dos hombres, Rafael, torero de buena familia; y el gitano Juanillo, el gato montés que se ha echado al monte perseguido por la justicia tras matar a quien quiso deshonrar a Soleá. Es una obra que tiene mucho que ver con los ancestros españoles. Creo que Penella hizo un trabajo extraordinaro sobre el conocimiento del alma humana, y las raíces que motivan las pasiones españolas apunta Plaza. Asegura, además, que no ha querido presentar la tauromaquía desde la perspectiva del folclore, sino la del minotauro, que representa al hombre que tiene un destino prefijado, la muerte El gato montés estrenada en 1917, fue llevada al cine por la Paramount en 1924, con el título de Tiger Love y en 1935, por Rosario Pí. Volvió a escena en 1969 y para la Expo de 1992 Un destino que comparte con Juanillo, que morirá, pero por amor Soleá, personaje racial que lleva la pasión hasta el límite, representa para el director de escena, a nuestro país. Por un lado, está el instinto y la fuerza; y por otro, la lógica intentado no vivir en la miseria. Por eso se vende, y pagará un precio por ello El director de escena ha enmarcado la tragedia en una escenografía esencial de claroscuros que recuerdan a la Andalucía profunda retrada en obras como Bernarda Alba En esta economía de elementos, se ha apoyado en iconos: un olivo seco, un espejo barroco, una capilla He intentado huir de la españolada y el folclorismo andaluz admite Plaza. En cuanto al vestuario, ha contado con su colaborador de siempre, Pedro Moreno. Plácido, de torero a gato Del reparto, destaca la experiencia de Ángeles Blancas (que se alternará con Saioa Hernández) una fuerza de la naturaleza y la juventud y humildad de Andeka Gorrotxategui (se alternará con Ricardo Bernal) A Juanillo le darán vida Ángel Òdena y José Julián Frontal, en un papel de barítono que propusieron a Plácido Domingo. Se lo ofrecimos cuando estuvo aquí, en el teatro, con motivo de un acto por su 70 aniversario, pero no pudo ser se lamenta Cristóbal Soler, responsable de la dirección musical. Conscientes de que la obra ha trascendido gracias al dúo y el pasodoble, Oliver Díaz, que dirigirá a la Orquesta de la Comunidad de Madrid durante algunas funciones, no desmerece el resto de la partitura que está llena de ideas maravillosas y de referencias a otras músicas, como Puccini También hay muchos giros del cante jondo- -añade Soler- -y de música andaluza. Y a nivel de expresionismo está llevaba al límite. Yo la calificaría como la ópera de las pasiones. Va a impactar confía. Uno de los grandes atractivos de esta producción es la presentación escénica de Andeka Gorrotxategui en el Teatro de la Zarzuela (ya participó en un recital a principio de temporada, acompañado también por Ángeles Blancas) que será Rafael. Para el papel ha tomado como referencia la única grabación que existe (de Domingo) de 1992. Es lo único que tenía bromea. A pesar de las comparaciones, el tenor vasco aborda este reto con muchas ganas. Es una historia muy fuerte, pero hemos tenido un mes de ensayos, lo que me ha permitido meterme en el papel tanto desde el lado dramático- -es un personaje tremendamente posesivo, al borde del