Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ESPAÑA LUNES, 30 DE ENERO DE 2012 abc. es españa ABC TRIBUNAL SUPREMO La extrema izquierda acentúa su campaña de descrédito del TS en apoyo a Garzón ABC MADRID La crisis ha provocado que el negocio ilegal de compraventa de vehículos de segunda mano suba un 15 en toda España La venta ilegal de coches acelera A solo 48 horas de que el juez Baltasar Garzón vuelva a sentarse en el banquillo del Supremo, miles de personas de la izquierda radical se manifestaron ayer en Madrid para mostrarle su apoyo. Convocados por la plataforma Solidarios con Garzón políticos, sindicatos y artistas se echaron a la calle bajo el lema Contra los juicios de la vergüenza. Contra los crímenes del franquismo. En apoyo al juez Baltasar Garzón La marcha se inició al mediodía de ayer muy cerca del Tribunal donde el magistrado tiene que ser juzgado por declararse competente para investigar los crímenes de la dictadura. En primera línea estaban los líderes de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez; el coordinador general de IU, Cayo Lara, el diputado Gaspar Llamazares y los socialistas Pedro Zerolo y Soraya Rodríguez. Junto a ellos, detrás de una gran pancarta estaban las actrices Pilar Bardem, Marisa Paredes y Lola Herrera. Para el líder de CCOO, es lamentable y absolutamente intolerable que Garzón se siente en el banquillo, mientras que para Méndez el juez es una persona integra y ha ejercido su labor de forma legítima Más extemista fue el discurso de Cayo Lara al atacar al Alto Tribunal afirmando que está tendiendo puentes de plata a la corrupción y un muro de silencio al genocidio franquista Tampoco faltaron a la cita caras conocidas del séquito de la ceja Actores como José Sacristán, Juan Diego, Aitana Sánchez Gijón y Maria Botto participaron activamente en este campaña de descrédito del TS. El acto, que concluyó en la plaza de Canalejas, tuvo como broche final las palabras del poeta Luis García Montero que calificó este juicio como vergonzoso y advirtió que ya no estamos en la clandestinidad pero tampoco en una democracia perfecta Entre banderas republicanas y gritos de Fuera fascistas del Tribunal Supremo y Que no, que no, que no nos representan en alusión al movimiento 15 M, los manifestantes fueron convocados por García Montero para hacer presión el próximo martes frente al Tribunal Supremo. D TATIANA G. RIVAS MADRID Duro ataque al Supremo esde un Fiat Punto de hace diez años por 800 euros hasta coches de alta gama por unos 10.000. La horquilla de precios es variada en los mercados ilegales de compraventa de vehículos que proliferan a lo largo de toda la geografía española ante un reclamo por parte de los usuarios de coches low cost Gastar lo mínimo se antepone sobre las garantías que ofrecen los pseudovendedores que utilizan polígonos industriales, talleres clandestinos y zonas cercanas a centros comerciales para lucrarse con un negocio que supone una competencia desleal para los concesionarios legales y un fraude para la Hacienda Pública. La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvan) denuncia que la crisis económica ha provocado que esta práctica se incremente un 15 en toda España: No estamos en contra de que un particular venda su coche, pero cuando una misma persona se dedica a vender cierto número de vehículos es evidente que se trata de una actividad comercial encubierta y la Administración debe actuar Pese a que buena parte de las ciudades españolas combaten esta actividad a golpe de ordenanza (conllevan la retirada del vehículo y sanción económica para el propietario) los infractores eluden la norma trasladándose a la periferia de los principales núcleos urbanos. Uno de los mayores mercados de venta ilegal de vehículos de segunda mano enquistado en la Comunidad de Madrid se encuentra en el municipio de San Fernando de Henares (40.654 habitantes) En un buen tramo de la avenida de Castilla del polígono industrial que lleva el mismo nombre se colocan cada domingo centenares de individuos, en su mayoría de nacionalidad rumana y marroquí, y toman la vía con sus coches repletos de carteles de venta. El regateo siempre se produce, así que la mayoría pone en los anuncios un precio 500 euros superior a aquel por el que está dispuesto a darle salida. La mayoría de los ofertantes asegura estar vendiendo su coche para regresar a su país, pero fuentes policiales informan de que existe un negocio de compraventa ilegal. Muchos coches tienen los mismos teléfonos, así que entendemos que hay una acti- El mayor mercado de venta ilegal de vehículos de Madrid, ayer DE SAN BERNARDO Esquivando las ordenanzas Desventajas para el adquisidor Todos los carteles de venta de estos vehículos garantizan tener todo en regla y al día, incluso con la última inspección técnica pasada. La cuestión administrativa de los vehículos se puede comprobar en las jefaturas provinciales de tráfico antes de hacer la compra, pero el aspecto mecánico es una lotería. Las trasferencias de propiedad en el caso de estos particulares se realizan como indica el vendedor. Desde Ganvan informan de que en la compraventa de vehículos a través de profesionales y concesionarios legales se entrega una garantía en la que se asegura que el vehículo está en las condiciones que se describe. Es obligatorio por el Real Decreto Legislativo 1 2007 dar este documento para futuras reclamaciones. Esta normativa no es obligatoria para los particulares. vidad fraudulenta Son las 11 de la mañana y a Lorenzo, de nacionalidad rumana, cuatro agentes de la Policía Nacional le están solicitando- -en el polígono madrileño citado- -toda la documentación para comprobar que el vehículo no es robado. Todo está en regla. Vendemos nuestro BMW 320 por 4.000 euros. Sólo tiene 130.000 kilómetros. Es la primera vez que venimos aquí. Vamos a regresar a nuestro país y matricularlo allí cuesta mucho. Nos volvemos porque aquí ya no hay trabajo explica Lorenzo. En esta localidad existe una ordenanza que prohíbe la venta de coches en la vía pública. La cuestión es que para proceder a la retirada del vehículo es necesario que permanezca estacionado con un anuncio de venta 72 horas. Antes de que comenzara la crisis eran los inmigrantes los que copaban la compraventa de segunda mano y vehículos de ocasión. Ahora, los españoles sucumben de igual modo ante el bajo precio, como es el caso de Manolo, que ayer ojeaba diferentes carteles de coches en San Fernando. No quiero pagar más de 2.000 euros, pero me preocupa que me falle a los dos meses. No sé si merece la pena arriesgarse argüía. Cambia la clientela