Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ESPAÑA LUNES, 30 DE ENERO DE 2012 abc. es españa ABC 956 delegados votan líder sin programa BEl Congreso del PSOE elige el fin de semana a Chacón o Rubalcaba en función de luchas de poder, no de ideas nia en las primarias de 1998 y la de José Bono en el 35 Congreso) porque el PSOE es un partido con una vena ácrata Solo hay un aspecto en el que ambos candidatos mantienen acentos diferentes por utilizar la terminología interna: el modelo de partido. Ru- balcaba tiene claro, y así se lo está diciendo a los delegados de toda España en sus entrevistas a puerta cerrada, que con él como secretario general volverá el viejo PSOE del debate interno en el Comité Federal y la Ejecutiva, que ejercen de contrapesos Ella, por contra, no se cansa de repetir eso de si prometemos primarias, hacemos primarias para atraerse a nuevas generaciones. Es sí, sin entrar en la confrontación con el mejor ministro del Interior de la Historia El resto son puyas de Rubalcaba y su equipo a los eslóganes de Chacón, y alusiones del equipo de la aspirante a lo desesperado que debe estar él- -tras el reparto de delegados- -como para intentar arrinconarla en el mensaje del PSC. Chacón sabe desde el primer día que la catalanidad iba a ser usada en su contra y por eso eligió Olula (Almería) el pueblo de su padre, para anunciar la candidatura. Después, no ha tenido empacho en señalar que se opondrá con uñas y dientes al concierto fiscal que quieren tanto CiU como el PSC. Una decisión que le ha costado fricciones con la federación catalana, la cual aportará a priori la inmensa mayoría de los 110 delegados que el PSC aportará al cónclave sevillano para que sea secretaria general. Fuera de eso, ninguno de los dos se ha salido del guión en materia económica. Han seguido defendiendo que se combine la lucha contra el déficit con estímulos a la economía para crear empleo. Él dio primero al señalar N G. SANZ L. L. CARO MADRID o nos engañemos, mucha gente elegirá bajo esta premisa: ¿con quién va el secretario general de mi federación? que me opongo reconoce a ABC un destacado barón del PSOE poniendo de manifiesto, sin quererlo, el drama al que se enfrentan los socialistas en su 38 Congreso Federal, el próximo fin de semana en Sevilla: no ha habido un debate de ideas entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, como sí ocurre en el socialismo francés de corrientes que tanto gusta referir la nomenclatura hispana. Lo más cerca que estuvimos de ver ese debate fue aquel amago de cara a cara televisivo, el 10 de enero, que ese mismo día abortó el aparato de Ferraz esto es, el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, con tres argumentos: No hay esa cultura en el PSOE los dos defienden la misma ponencia- marco, y el debate ideológico se hace de abajo a arriba con las enmiendas de las agrupaciones. Siendo cierto, ¿con qué criterio van a elegir, entonces, los 956 delegados con derecho a voto? Rubalcaba conoce esa contradicción y por eso repite todos los días aquello de no votéis contra nadie Solo por ser catalana o por tener 61 años, le falta decir. Igual que Felipe González, que, sin llegar a la crudeza de Juan Carlos Rodríguez Ibarra- -ayer confesaba que algún delegado cambiará voto por ofertas de cargo- sí admitía que su apuesta por Rubalcaba puede ser otra equivocación (tercera después de la derrota de Joaquín Almu- que Mariano Rajoy debe hacer hincapié en que se revisen los plazos de reducción de déficit impuestos por Europa para hacer posible esos estímulos. Luego, Chacón, asesorada por Josep Borrell, emitió un decálogo abogando por lo mismo. Además quiere una reforma integral del sistema fiscal que aumente la equidad, por ejemplo, haciendo que las rentas del capital tributen como las del trabajo, aumentando los tipos marginales para las rentas más altas. Rubalcaba pone el acento no solo en pedir un esfuerzo a quienes más tienen y más ganan, sino a quienes más heredan. La ex ministra quiere luchar más contra el fraude y los paraísos fiscales, y que los delitos de ese tipo prescriban a los 10 años. La idea de perseguir al máximo el fraude fiscal ya fue defendi- El decálogo de Chacón da por Rubalcaba durante la campaña. Igualmente, los dos apuestan por romper el oligopolio de las agencias de calificación de deuda. Como la ponencia- marco dedica varios capítulos a las amenazas del Estado de bienestar, tanto Chacón como Rubalcaba coinciden en que España no puede perder en la salida de la crisis la cobertura que tenía antes de entrar en ella. Si acaso, Chacón matiza que para garantizar el estado del Bienestar habría que establecer un volumen básico de inversión social en los Presupuestos Generales por ley garantizando un alto impacto redistributivo También son intercambiables sus rechazos al contrato único y a los mini- jobs (contratos por debajo del salario mínimo interprofesional) y la apuesta por reforzar políticas activas de empleo. En materia programática Rubalcaba lleva ventaja.