Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 OPINIÓN LUNES, 30 DE ENERO DE 2012 abc. es opinion ABC POSTALES JOSÉ MARÍA CARRASCAL BREVERÍAS Seguir creciendo Faltan menos de dos meses para las elecciones andaluzas y todos los partidos afilan sus armas. Equo, una de las pequeñas fuerzas emergentes en el panorama nacional, acaba de definir su apuesta. Marisa Vadillo encabezará una lista que, como no podía ser de otra forma, garantiza la paridad. Cordobesa de 35 años y profesora de Dibujo en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, aspira a consolidar el predicamento que la formación ha tenido en el voto de izquierda. La pasión del 11 El CR 7 del fútbol cordobés, el delantero brasileño Charles, demostró ayer una profesionalidad que rayó la heroicidad. Después de recibir un codazo que le provocó doble fractura de mandíbula, el delantero cordobesista continuó 30 minutos con un pañuelo ensagrentado en la boca. Las lesiones, que le obligan a pasar por quirófano, le apartarán cinco semanas de su afición blanquiverde; una grada que esperaba su reaparición y que deberá volver a esperar. Con la memoria La presidenta de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer San Rafael, Ascensión Gómez, lleva una década echándole un pulso a la enfermedad del siglo XXI. Su madre murió de alzheimer y ella no ha dudado un momento en fundar el primer centro de día especializado en estos enfermos. Ahora, tras su reelección no ceja en su empeño porque se abran en plena crisis, plazas geriátricas especializadas en aquellos que olvidaron quienes son. Ganas le sobran. EL CENTRO REY JUAN CARLOS I DE NY ¿Vale la pena mantener el Centro Rey Juan Carlos I en Nueva York, dado lo poco que aporta, excepto para sus beneficiados? E L auto de procesamiento que el juez Marchena ha dictado contra Garzón es lo suficientemente explícito yrotundo para necesitar aclaraciones o incluso comentarios. Garzón lo ha denunciado con igual contundencia. El Tribunal Supremo tiene ahora la palabra. Quiero, sin embargo, referirme al que fuera escenario de la tercera causa contra el magistrado de la Audiencia Nacional: el Centro Rey Juan Carlos I, de la Universidad de Nueva York. Vengo siguiendo sus actividades desde su fundación, habiendo asistido a algún acto esporádico. Promotor del mismo fue John Brademas, presidente de dicha universidad e hispanista, aunque no deprimera fila (su única obra como tal es Anarcosindicalismo y revolución en España 1930- 1937 tal vez porque su principal actividad fuela política, comocongresista durante 22 años, llegando a ser viceportavoz de la facción demócrata. Pero el Centro Rey Juan Carlos I no ha llegado a tener notoriedad ni peso en la universidad ni en la metrópoli. Sus actividades pasan desapercibidas ynunca las he visto reseñadas en el New York Times aunque no descarto que se hiciera eco de algún acto. Pero por lo que he podido observar, se trata más biendeuna especie de balneario, en cuyacátedra adjunta, intelectuales españoles de las distintas tendencias- -según el gobierno en curso- -pasan un año en Nueva York, con un buen estipendio, sin demasiados deberes, gozando de la atmósfera agradable de un campus universitario en medio de la urbe más popular del mundo. Nada que objetar si no fuese porque los gastosdel Centro nolos paga la universidad, sino España y las empresas españolas, a las quesepidendonativosparafinanciar cursosyactividades. Enun principiono huboproblemas, peroconforme la crisis se acentuaba oí en labios de los representantes de esas empresas quejas, bajas, pero cada vez más frecuentes, por esos sablazos Añadiendo algunos que, habiendo en Nueva York un Instituto Cervantes muy activo y un Spanish Institute, rebautizadoQueenSophiaInstitute, con muchamás tradición, el Centro Rey Juan Carlos I resulta redundante, a más oneroso. Aunque lo que yo quería apuntar es la falta de colaboración de dicho Centro con la Justicia española, cuando le ha pedido datos sobre el sonado caso en marcha. El juez instructor se hace eco de ello en su auto, en términos tan duros como ocultación descontrol y reparto clandestino de dinero. Pienso que si la Casa Real se distanció de uno de sus miembros por asuntos monetarios no ejemplares tendría que repensar si debe seguir prestando el nombre del monarca a una institución que aporta tan poco a España y a su justicia, y tanto a sus administradores y beneficiados. Sobre todo, en los tiempos de ajustes y penurias que corren. ¿Vale la pena mantener el Centro Rey Juan Carlos I en Nueva York, dado lo poco que aporta, excepto para sus beneficiados? CARTAS AL DIRECTOR Gracias, Rafa Gracias, Rafa. Gracias por hacernos vibrar, sentir, sufrir, reír, llorar... Gracias por ser como eres, por demostrar que, mientras quede aliento y voluntad, siempre habrá esperanza. Gracias por esa lucha, constancia y esfuerzo, por ese ¡vamos! que nos lleva a todos en volandas. Gracias por ese afán de superación y ese espíritu, por esa ilusión y esas ganas de demostrar que nunca, nunca, debemos tirar la toalla. Siempre tendremos adversidades, pero ahí estás tú para demostrar que no son más que una pequeña piedra en nuestro camino. España, en estos momentos tan difíciles, debe tomarte como ejemplo. Caer está permitido, levantarse es obligatorio, y estoy seguro de que, como haces una y otra vez, resurgirás de tus cenizas y que tu ¡vamos! volverá a recorrer España de arriba abajo. Porque no es más grande quien no cae, sino quien cae y se vuelve a levantar, y tú, Rafa, eres grande, muy grande. JOSÉ MANUEL GARCÍA ARRECHEA MADRID ¡Moratinos por fin encuentra empleo! Después de algunas tribulaciones y un par de buenas expectativas fallidas, Moratinos por fin ha encontrado empleo, no es lo que él hubiera querido, pero ya se sabe que no están los tiempos para hacerle ascos a nada. Una vez que Zapatero lo dejó en el paro como ministro, Moratinos se dejó querer para alcalde de Córdoba, pero debió pensar, sensatamente, que, en tierra de vinos, muy pocos iban a votar a quien prefiere y hace alarde público del vino de Burdeos, y desechó su idea. Moratinos intentó después ser director de la FAO, y estaba tan seguro de conseguir el puesto que casi tenía encargados los muebles del despacho, pero un brasileño, que para eso viene de un país emergente le pisó el empleo. Mas recientemente, Moratinos aspiró a convertirse en coordinador de la ONU para el Líbano, y cuando ya tenía hasta el apoyo del gobierno de ese país, llega el gracioso del secretario Ban Ki- Moon y le da el puesto a un inglés, quizás porque le hacía más gracia un súbdito de su Graciosa Majestad Isabel II. Cuando ya estaba más perdido en los organismos internacionales que Rafael Gómez en una biblioteca, Moratinos recibe una oferta de Qatar para que se incorpore como consejero diplomático a un programa de ese país sobre seguridad alimentaria. ¡El contrato es temporal y tendrá que vivir allí, pero le han garantizado un mínimo de un año y le han asegurado que no tendrá que tener el despacho en una jaima, todo lo cual, tal como están las cosas, se puede decir que no está nada mal! CARLOS LUIS RUIZ ALCAIDE CÓRDOBA ¿Por qué recordar el asesinato de Ascen y Alberto? Se cumplen catorce años del asesinato de Ascen y Alberto, y quizás alguien piense que ya ha pasado tiempo suficiente como para que Sevilla, donde vivían y les mataron, siga cada 30 de enero recordando aquel crimen. Que quizá lo que convendría sería ir pasando página suavemente y, si acaso, dedicarles una leve mención; porque recordar todo aquello es revivir el dolor, y así nunca avanzare- mos. Pero esto de pasar página, que quizá resulte lo más recomendable cuando se trata de agravios o rencillas personales y familiares, no opera igual cuando se trata de crímenes terroristas... En estos casos, los asesinos son permanentemente ensalzados como héroes por sujetos que exigen para ellos impunidad y excarcelación, y