Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 CULTURA LUNES, 6 DE JUNIO DE 2011 abc. es cultura ABC El Consistorio cierra los horarios de La Noche Blanca del Flamenco ABC CÓRDOBA Álvarez de Miranda ingresa en la RAE BEl lexicógrafo ocupa desde ayer el sillón Q y dirigirá el Diccionario de la institución ABC MADRID El Ayuntamiento informó ayer, mediante un comunicado, que todas las actividades que se desarrollarán en La Noche Blanca del Flamenco, que tendrá lugar el próximo sábado 18 de junio, tienen ya cerrado el horario, que la organización ha ido escalonando a lo largo de la madrugada para que los aficionados puedan disfrutar del mayor número posible ellos. La primera cita grande dará comienzo a las 22.30 horas en la plaza de Las Tendillas, donde actuará Eva Yerbabuena Media hora más tarde, las artistas Niña Pastori e India Martínez actuarán en la avenida de República Argentina. A las 00.30 horas, José Antonio Rodríguez intervendrá en el Patio de los Naranjos de la Mezquita- Catedral. A esa misma hora, Diego Carrasco y Tomasito actuarán en el Compás de San Francisco. Otra de las actividades más esperadas, el Tributo a Enrique Morente fallecido el año pasado, correrá a cargo de Los Evangelistas, miembros de Lagartija Nick y Los Planetas. El escenario elegido será la plaza de La Corredera a las 02.00 horas. Coincidiendo con esa hora, el artista Miguel Poveda con la Orquesta de Córdoba interpretarán Historias de viva voz en el Teatro de la Axerquía. Mientras que media hora más tarde, Ali Khattab Quinteto Voces actuarán en la plaza Abades en una producción de Casa Árabe. La IV Noche Blanca del Flamenco también recibirá a Javier Ruibal a las 03.30 horas en la plaza de Jerónimo Páez. El programa entra en su recta final con la celebración del espectáculo Tacompás en Cardenal Salazar a las 04.30 horas, donde participarán Ana María García, con el cante de Miguel Ortega y Rosi Navarro La Divi José Luis Medina, a la guitarra; y Juanfra González con la percusión. La última cita tendrá lugar en la plaza del Triunfo a las 05.30 horas con el espectáculo Vámonos pa Cuba donde actuarán, entre otros, al cante, Antonio Plantón El Gueñi SIMAVE, S. A. Pedro Álvarez de Miranda ocupa desde ayer el sillón Q de la Real Academia Española, para asumir la dirección del buque insignia de la institución como explicó a Efe el filólogo: el Diccio- nario. Álvarez de Miranda es un lexicógrafo entregado y vocacional. Este experto, el especialista más destacado en este terreno, como consideró el también lexicógrafo Manuel Seco en su discurso de bienvenida, llega a la Real Academia tras haber pasado trece años en el Seminario de Lexicografía de la Docta Casa (del que llegó a ser subdirector) trabajando en el Diccionario Histórico, entre 1982 y 1995, y tras haber ocupado su cátedra de Lengua Española en la Universidad Autónoma de Madrid. El flamante académico evitó politi- zar su discurso de ingreso, y prefirió centrarlo en todos los discursos de ingreso pronunciados desde 1874, año en que comenzó a realizarse este ritual. Así dio cuenta Álvarez de Miranda que empezó a sentir fascinación por la institución desde joven: con quince años ya asistía a los discursos de ingreso en compañía de su madre. El nuevo académico, nacido en 1953, releva en el sillón Q al fallecido psiquiatra y escritor Carlos Castilla del Pino, para quien también tuvo un recuerdo en el discurso pronunciado ayer. La Academia ha ido muchas veces lenta, porque tiene que dar un tiempo para ver si determinadas novedades se consolidan. Pero es que yo voy más allá y niego la mayor: da igual que una palabra esté o no esté en el diccionario para que tenga existencia afirma Álvarez de Miranda. El nuevo académico, ayer leyendo su discurso de ingreso EFE Revolución, cultura y dictadura Dirección: Juan Carlos Villanueva. Actores: Carlos Castro, Belén Benítez, Juan Carlos Villanueva, Rafael Montero, Ricardo Luna y Mercedes Tirado. Autor: Antonio Varo. Espacio Escénico: Miguel Ángel Montero. Espacio Sonoro: Francis de Haro. Vestuario: Enrique García. Iluminación: Juan Carlos Villanueva. Producción: Andrómina y Trápala Teatro. Lugar: Gran Teatro. Fecha: 4 de junio de 2011. MIGUEL ÁNGEL DE ABAJO LA VISITA Complemento a Convocatoria de Junta General Ordinaria de Accionistas En relación a la Junta General Ordinaria que se celebrará en la sede social de la Compañía el 29 de Junio de 2011 a las 20: 00 horas en primera convocatoria y en el mismo lugar el 30 de Junio a las 20: 00 horas, en segunda convocatoria, se publica por imperativo del artículo 172 de la Ley de Sociedades de Capital el siguiente complemento que se transcribe literalmente para ser tratado como punto del orden del día: Decisión sobre el reparto de los beneficios generados en el ejercicio 2009 En Madrid, a 2 de Junio de 2011. El Administrador Solidario, Eduardo Mascagni Clemente. La visita es una obra teatral que supone la primera incursión en el género dramático del poeta y ensayista Antonio Varo Baena (Montilla 1959) Plantea una situación basada en la realidad, pero una realidad reconstruida gracias a la ficción dramática. Es teatro político. Mejor dicho, trata sobre ética (política) La acción desarrolla los últimos años de un dictador, Tirano, retirado del poder, pero implicado todavía en sus entresijos por medio de su sucesor. El autor mantiene en el anonimato a los personajes para incentivar el dramatismo poético, pero claramente alude a Fidel Castro. Por medio de unos diálogos tensos y densos, Varo Baena desenmascara los mitos de la revolución de Tirano. Pero, a pesar de la indudable responsabilidad de este en los abusos de poder, la obra señala otra responsabilidad no menos grave, la complicidad del mundo de la cultura y los intelectuales lavando la cara y la imagen de la dictadura. Esto se plasma en la dramaturgia por medio del personaje de El Escrito quien, con sus campañas de imagen contribuye a lavar las manos ensangrentadas del déspota. La obra es valiente y plantea puntos de vista no inéditos, pero sí poco reconocidos y expuestos por la cultu- ra dominante y mucho menos por la corrección política oficial. Es un texto hondo, bien escrito, con réplicas concentradas y enjundiosas en la economía del verbo. La puesta en escena, dirigida por Juan Carlos Villanueva, es sobria, centrada en plasmar la alta conflictividad de la acción. El propio Villanueva es quien encarna el papel protagonista, Tirano, realizando una interpretación soberbia, riquísima en matices. Pero a lo mejor, en esto radique una carencia apreciable en la función, cierta indefinición en el resto del reparto y en algunos pasajes destacados en los que la dramaturgia aconsejaría más intensidad y densidad expresiva. No obstante, todos los actores hacen unos trabajos solventes. La obra, a pesar de su densidad de pensamiento, no se hace larga, poco más de una hora de duración. El teatro contó con una muy aceptable presencia de público, que aplaudió a la compañía y al autor, quien saludó al final.