Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES, 6 DE ABRIL DE 2011 abc. es cultura CULTURA 75 Garci y Rodríguez Marchante, en su conferencia en Córdoba VALERIO MERINO Garci traerá a Sherlock Holmes a Madrid en su próxima película BEl cineasta tiene un guión donde el detective busca a Jack el Destripador en España LUIS MIRANDA CÓRDOBA El nuevo proyecto cinematográfico de José Luis Garci va tomando forma y, aunque por el momento no se conocen demasiados datos, promete ser uno de los más singulares de su carrera. El cineasta avanzó algunos detalles el pasado lunes en Córdoba, en una cita organizada por la edición de ABC en la ciudad para apoyar la candidatura a Capital Europea de la Cultura 2016. En un coloquio en el que estuvo acompañado por el crítico cinematográfico de ABC Oti Rodríguez Marchante, Garci fue dejando caer pinceladas, como su insólito protagonista: Sherlock Holmes. El mítico detective británico creado por Sir Arthur Conan Doyle viajará a Madrid para realizar una investigación acompañando por el doctor Watson. Garci ni siquiera avanzó el título del filme, que abundará en una teoría sobre el enigmático personaje de Jack El Destripador. Según algunas investigaciones, el desconocido asesino en serie pudo ser un trabaja- dor de la Embajada de España en el Reino Unido, motivo por el cual el detective vendría a España a investigar el asunto. Garci está ya estudiando posibles localizaciones para el filme. Aunque algunas podrían ser en Londres, la capital de España sería el lugar donde se rodaría una buena parte de la película. Para ello se dirigió al Casino de Madrid, que cuenta con uno de los lugares más británicos de toda España como es su biblioteca. Mientras hablaba sobre otros asuntos, el autor de Volver a empezar dejaba caer detalles que, involuntariamente, hacían ver cómo podría ser la nueva película. Por ejemplo, el director artístico será el veterano Gil Parrondo, uno de los profesionales más reconocidos en su ámbito. De hecho, le acompañó en esta visita al Casino de Madrid para conocer algunos lugares por los que podría hacer pasar al detective más famoso de la ficción. Garci contó algunas cosas más, como su intención de reproducir el mítico apartamento de Baker Street donde vivían Sherlock Holmes y el doctor Watson, según las novelas de Conan Doyle. El cineasta madrileño no dio a conocer ninguna clave más del filme, ni sobre las fechas ni cuáles serán los actores. Sí ha barajado rodarla con intérpretes tanto británicos como españoles, aunque por el momento esta opción está algo más desdibujada. Cuando salga adelante, será el primer proyecto de José Luis Garci después del rodaje de Sangre de mayo la película histórica sobre la Guerra de la Independencia que hizo subvencionada por la Comunidad de Madrid y cuyos resultados no fueron tan buenos como se esperaba. La Belle Époque renace con sus grandes retratos N. PULIDO VALENCIA Si hablamos de Belle Époque enseguida nos vendrán a la mente señoras espléndidamente vestidas y señores elegantes en los salones de sus mansiones, como salidos de las páginas de algunas novelas de Proust, Flaubert, Tolstoi, Henry James o Edith Warton. Son los años de El Gatopardo de La Edad de la Inocencia Y, a pesar de que fue la Edad de Plata de la cultura rusa, o incluso la de Oro para los escan- dinavos, siempre ha cargado a cuestas con la etiqueta de estereotipos como lo caricaturesco, los cancanes... La muestra que nos ocupa era un viejo proyecto expositivo de Tomás Llorens, que ahora retoma con su hijo. Con él ha querido revisar los clichés historiográficos de este periodo, que generalmente se cuenta con una pintura naturalista retrógrada y conservadora Y creía que el mejor modo de hacerlo era a través del retrato. Las historiografías nacionales- -explica Tomás Llorens- -están más cerca de la realidad que la historiografía internacional, que dividía la pintura entre buenos y malos Esta pintura sufrió, tras la I Guerra Mundial, el complejo de Edipo, el rechazo del padre, y nunca entró en los cánones establecidos. Le ganó la partida el impresionismo, que sí subió a los altares del arte. La exposición arranca en torno a 1880, con el final de la guerra francoprusiana, y concluye con el estallido de la I Guerra Mundial. Reúne 78 obras de 42 artistas de tres generaciones y un nexo común: el retrato. Hay préstamos de una treintena de museos e instituciones (Uffizi, Metropolitan, Hispanic Society, Leopold Museum, Tretiakov, Petit Palais, Patrimonio Nacional, Casa de Alba...