Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO, 18 DE SEPTIEMBRE DE 2010 abc. es sociedad SOCIEDAD 63 Localizador Proyecto de Almacn Temporal Centralizado (ATC) Salida de aire Proceso 1234567891011- Entrada del contenedor en recepcin Volteo a la posicin vertical Carro de transferencia Teruel Retirada de la 1 tapa y comprobacin del interior Retirada de la tapa de la celda Cuenca y de la 2 tapa del contenedor Valencia Descarga del combustible gastado Zarra Zona de almacenamiento en Km trnsito del combustible gastado 130 Cpsula de acero inoxidable Transferencia de la cpsula al Albalcete contenedor de almacenamiento Transferencia a los tubos de almacenamiento Tubos de almacenamiento Zarra: 49,70 Km 2 551 habitantes Presupuesto 2010: 477.525,95 Û Alcalda J. J. Rubio Navarro Economa agrcola Mdulo de almacenamiento Entrada de aire 10 Caractersticas tcnicas Tendr: 283 m. de largo, 78 m. de ancho y 26 m. de alto y Ocupar: 13 hectreas. Junto al almacn se construir un centro tecnolgico de 7 hectreas y un parque empresarial de 5 hectreas 5 4 7 6 9 8 11 2 1 çrea de recepcin 3 Tubo de almacenamiento de residuos vitrificados Zona de preparacin Celda de descarga Zona de encapsulado Tubo de almacenamiento del combustible gastado (2 barrera) Cpsula (1 barrera) As ser el almacn de residuos nucleares Fuente: Endesa ABC E. R. Valencia se rebela contra la decisión de situar el almacén nuclear en Zarra BLa presión de la Generalitat obliga a De la Vega a suspender una medida firme del Consejo de Ministros I. B. VALENCIA El emplazamiento del Almacén Temporal Centralizado (ATC) está más que decidido: será Zarra, una población de la provincia de Valencia situada a pocos kilómetros de la central nuclear de Cofrentes. El informe técnico del Ministerio de Industria esgrimido ayer tras la reunión del Consejo de Ministros por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, es claro respecto a la idoneidad de este pequeño municipio de apenas quinientos habitantes para albergar la futura instalación de residuos nucleares. La decisión política también está tomada. Y es plenamente coincidente con la técnica. Pese a que la vicepresidenta dijera ayer lo contrario, sólo la presión ejercida durante toda la mañana por el Gobierno valenciano evitó que el gabinete que preside José Luis Rodríguez Zapatero otorgara ayer mismo carácter oficial a la medida. La previsión, una vez analizado un segundo informe ampliatorio al que la vicepresidenta aludió en su habitual comparecencia de los viernes, es que la rúbrica se produzca en la próxima sesión del Consejo de Ministros. Tanto los modos empleados por el Gobierno para decantarse por Valencia como la secuencia temporal registrada en la mañana de ayer revelan la puesta en práctica de una estrategia de hechos consumados muy alejada del consenso político que el Gobierno asegura perseguir durante el proceso. A primera hora de la mañana, el titular de Industria, Miguel Sebastián, trató de informar al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, sobre las intenciones del Ejecutivo respecto a la ubicación del ATC. La circunstancia de que, en ese momento, Camps presidiera la reunión del Consejo del Gobierno autonómico impidió que éste pudiera darse por enterado, aunque sólo fuera con unas horas Zarra, 304 puntos; Ascó, 300 F. ÁLVAREZ Sebastián llama a Camps El informe que ayer analizó el Consejo de Ministros (al que ha tenido acceso ABC) sitúa a Zarra y Ascó como un grupo homogéneo Los terrenos presentados por los municipios de Zarra, Ascó, Yebra y Villar de Cañas son los que resultan más idóneos para la realización del proyecto, arrojando la valoración técnica escasas diferencias entre ellos añade el documento. La clasificación de las candidaturas ha quedado de la siguiente manera: Zarra (304 puntos) Ascó (300) Yebra (290) Villar de Cañas (272) Melgar de Arriba (228) Santervás de Campos (228) Congosto de Valdavia (218) y Alabalá (170 puntos) Es prioritario disponer de la instalación en 2015 añade. de antelación, del criterio final del Gobierno. Entonces entró en escena el secretario de Estado de Industria, Pedro Marín, quien telefoneó al vicepresidente primero de la Generalitat, Vicente Rambla, para participarle la voluntad ministerial de instalar el almacén nuclear siguiendo el informe técnico, lo que, precisó, se estaba tratando en el Consejo de Ministros. La reacción de oposición frontal de Rambla, así como el malestar generado en Valencia por el escaso margen de tiempo con que el Gobierno informaba a la Generalitat sobre una decisión interpretada como un nuevo agravio de Rodríguez Zapatero a la región, explican la rectificación posterior de De la Vega. Para entonces, un comunicado del portavoz del PP en las Cortes Valencianas, Rafael Blasco, y la comparecencia del consejero de Medio Ambiente valenciano, Juan Cotino (notificado sobre la marcha de la decisión del Gobierno mediante una nota que le hizo llegar Rambla) habían encendido la mecha del rechazo frontal a una instalación a la que la GeneraliBBB Cotino se adelanta