Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 CULTURAyESPECTÁCULOS MARTES 1 s 12 s 2009 ABC Teatro La Estrella de Sevilla Producción s Compañía Nacional de Teatro Clásico Dirección s Eduardo Vasco Actores s Daniel Albaladejo, Arturo Querejeta, Jaime Soler, Muriel Sánchez. Violín barroco s Isaac M. Pulet Vestuario s Lorenzo Caprile. Lugar s Gran Teatro de Córdoba. Fechas s 27 y 28 de noviembre de 2009. Solidez y teatralidad La programación teatral del Gran Teatro, en lo que va de temporada, ha optado por textos muy comerciales, con repartos muy comerciales (televisivos) que han llenado el aforo y agotado las localidades. No es el caso en esta producción de un clásico. Un clásico con un sabor más contemporáneo (en el fondo y en la forma escénica) que muchas obras recién escritas y estrenadas (y olvidadas) La Estrella de Sevilla atribuida a Lope de Vega. El texto de esta obra barroca tiene solidez y teatralidad. Desarrolla uno de los temas favoritos del teatro clásico español: el abuso de poder. Enfrenta a éste la ética de la dignidad, de la libertad y el perdón encarnado en el personaje femenino Estrella Tavera, emocionantemente interpretado por Muriel Sánchez. Pero el texto trata más cosas: el honor, tanto en su vertiente de dignidad individual e irrenunciable, como en la de su extrema acepción de fanatismo (contrapuesto a la ética racional y tolerante de la mujer protagonista) Trata también la corrupción de la justicia, la MIGUEL ÁNGEL DE ABAJO Uno de los cuadros de Joaquín Martínez que se expone en la galería Carlos Bermúdez bien como masa y materia, el artista la dota de una considerable densidad por medio de la cual se expresa. Cubre la superficie de los cuadros de una espesa capa pictórica sobre la que posteriormente graba los distintos contenidos de cada pieza. Ello los dota de un aspecto como de grabado rugoso, evocador de los grabados pétreos del arte rupestre. Los temas seleccionados por el pintor con cotidianos: paisaje urbano, arquitectura (el pintor es ingeniero) perspectivas, etc. Pero también de- ROLDÁN SERRANO Extraño extranjero Joaquín Martínez Galería s Carlos Bermúdez (Hernán Ruiz, 3) Fecha s Hasta el 12 de diciembre de 2009. Horario s De lunes a viernes de 10.00 a 14.00 y de 19.00 a 21.00. Sábados de 10.00 a 14.00. Objetos estéticos Joaquín Martínez es un pintor cordobés que, tras 30 años de ausencia, vuelve a su ciudad para exponer en la Galería Carlos Bermúdez la colección Extraño extranjero Las obras están realizadas al óleo sobre lona. El pintor prepara los soportes y la pintura para lograr superficies rugosas y plásticas. El color, la pintura más MIGUEL ÁNGEL DE ABAJO Las pinturas representan el gusto del artista por mostrarlas como objetos estéticos en sí mismas dica atención a diversos y múltiples objetos del entorno más doméstico y habitual del ser humano, como utensilios que pasan casi desapercibidos pero, ante los cuales, el autor centra su observación. La exposición se complementa con apuntes en papel de la mayoría de los cuadros que se exponen, quizás estos bocetos ocupan espacio en la sala pero no aportan cosa grande a la exposición. Son más interesantes las pinturas en sí. Representan el gusto del artista por mostrarlas como objetos estéticos en sí mismas. Más allá de lo que reproducen o lo que comunican, se convierten en objetos estéticos, en la visión personal del artista respecto a la realidad que le rodea. El resultado de las obras es muy decorativo, al centrar el pintor su interés en las cualidades de la pintura como objeto, en su plasticidad. manipulación de las instituciones que han de velar por ella y su ambigüedad ante las presiones del poder... La puesta en escena es de una sobriedad monacal. Un fondo envolvente de madera, una tarima y unos prismas de madera manejados por los actores para sugerir espacios. La escenografía, de Carolina González, es como la abstracción de un corral de comedias en el que la palabra actuara como efecto escenográfico, ese recurso del siglo de oro que daba al verbo potencia gráfica, emocional y reflexiva, porque apelaba a la imaginación. El director subraya precisamente la palabra. Para ello, ha necesitado de actores, buenos actores, que ofrecen el verso con claridad, nitidez y coherencia entre la musicalidad de la rima y la intencionalidad del concepto, Para dar mayor valor a la palabra, Eduardo Vasco ha vestido a todos los personajes con el mismo tono, entre el negro y el gris, un vestuario actual y funcional diseñado por Lorenzo Caprile, ello concentra la atención del espectador en lo que dicen y hacen los actores, no en los aditamentos. Lógicamente esto se puede conseguir cuando director y actores saben lo que quieren, como es el caso. La iluminación, de Miguel Ángel Camacho, redondea la severa plástica escénica. Como puede deducirse de lo dicho hasta ahora, la dirección ha obrado con una exquisita sobriedad, rayando el ascetismo. Con ello ha logrado que todo luzca: el texto, los actores, las ideas de la obra... El resultado es que una obra del siglo XVII tenga una forma y un fondo plenamente contemporáneo, sin necesidad de las descontextualizaciones paródicas que tantas veces se aplican a los clásicos para que parezcan menos clásicos.