Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 CULTURAyESPECTÁCULOS MARTES 1 s 12 s 2009 ABC Reacciones José M. Caballero Bonald Poeta César Antonio Molina Escritor Antonio Gamoneda Poeta Juan Gelman Premio Cervantes 2007 Carlos Fuentes Escritor Tiene un lenguaje misterioso que consigue crear un mundo poético muy singular Es un grandísimo poeta, impregnado de una intelectualidad literaria extraordinaria Sus poemas son formalmente serenos y correctos, de una relevante calidad y dignidad A sus dotes de poeta une las de narrador, crítico y periodista; todo eso sostenido por una cultura enorme Es el mayor poeta vivo de México y uno de los grandes poetas de la lengua castellana en todos los tiempos Cuatro décadas de amplio reconocimiento literario en todos los rincones José Emilio Pacheco (Ciudad de México, 1939) ha obtenido a lo largo de su vida innúmeros galardones: Magda Donato por Morirás lejos (1967) Nacional de Poesía Aguascalientes por No me preguntes cómo pasa el tiempo (1969) Xavier Villaurrutia por El principio del placer (1973) Nacional de Periodismo por Divulgación Cultural (1980) Malcolm Lowry por trayectoría (Ensayo literario) (1991) Nacional de Lingüística y Literatura (1992) José Asunción Silva al mejor libro de poemas en español. Iberoamericano de Letras José Donoso (2001) Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo (2003) Poesía Iberoamericana Ramón López Velarde (2003) Internacional Alfonso Reyes (2004) Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2004) Internacional de Poesía Federico García Lorca (2005) Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2009) Cervantes (2009) José Emilio Pacheco, premio Cervantes UN POETA DE NUESTRO TIEMPO El centro de su obra se basa en una profunda convicción: escribimos siempre dentro de la tradición que hemos heredado y que, al hacerla nuestra, le damos nueva vida periodismo cultural, traducción, etc. Es, por lo tanto, un paradigma del hombre de letras, un caso difícil de hallar en el ámbito de nuestra lengua. El centro de esa obra es su poesía, que se basa en una profunda convicción: la de que escribimos siempre dentro de la tradición que hemos heredado y que, al hacerla nuestra, le damos nueva vida y significado. Por eso, su obra resulta la relectura de esa tradición y su puesta al día para que otros continúen la misma tarea, su poesía es por eso una serie de escolios, adiciones y reelaboraciones de lo que otros han escrito antes que él. En la recopilación general de su obra poética, titulada Tarde o temprano incorpora una sección, bastante amplia, de las versiones que ha hecho de poetas de todas las épocas, desde los incluidos en la famosa Antología griega hasta autores del presente. Él las llama aproximaciones pues no son exactamente traducciones sino textos que él presenta como José Miguel Oviedo Crítico literario A lo largo de los años, José Emilio Pacheco ha ido elaborando una vasta obra que cubre prácticamente todos los géneros y formas de la actividad literaria: poesía, cuento, novela, teatro, crítica, ensayo, crónica, obras que agrega a la literatura contemporánea, como si fuesen suyas. Pacheco es un poeta de la temporalidad, pues considera que todo lo que ha pasado en la historia de los hombres volverá, inevitablemente, a pasar, que nuestros males, excesos y errores son los que la humanidad cometió en el lejano pasado. Es decir, nos movemos en un ciclo que no tiene ni principio ni fin, que nos crea la sensación de que el tiempo es un flujo constante y sometido a las leyes de siempre. Su crítica al mundo contemporáneo está hecha, con frecuencia, con una sutil ironía: la de un hombre que siente que sus palabras son un gesto contra oscuras fuerzas que debe conjurar. La Reina, entregando a Pacheco el premio de poesía que lleva su nombre, el pasado 17 de noviembre en el Palacio Real de Madrid ABC