Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 28- -10- -2007 ContraMiradas CÓRDOBA 43 Yo he visto a toros llorar Ahora, al cabo de los años, después de haber matado a casi 500 astados y haber dedicado su vida al mundo del toro, Chiquilín ha reblandecido su corazón torero. Ahora no puedo ver un descabello y vuelvo la cara. Los animales sufren y le duelen las cosas. Los toros te miran y tienen cara de buena gente ¿Hoy sería capaz de matar a un toro? Ahora no. Tengo piedad de ellos Una vez me dio cosa matar a uno, por que el animalito era muy bueno. Me tenía en el suelo, me miró y no me quiso hacer nada ¿Y esas cosas pasan? A mí me pasó. Me miró y me dijo: ¿Qué hago? ¿Te mato? Yo he visto a toros llorar. El toro siente y, a la vejez, me ha dado sentimiento de los toros. Tengo una perra desde hace ocho años y me ha hecho cambiar con los animales. Yo, que he ido de cacería todos los días durante mucho tiempo, ahora soy incapaz de matar una mosca. El otro día un grillo me dio la guerra toda la noche, hasta que me levanté y lo encontré en la maceta. Lo miré y lo solté. Increible. Me ha pasado algo muy raro aunque esta vez el pitón le rozó la yugular. Pero fue en Mallorca donde una embestida le truncó su carrera profesional. El toro me atravesó el muslo entero, me pegó tres o cuatro vueltas y acabó partiéndome el fémur. Fue una corná muy gorda: me partieron los tendones y la femoral Chiqulín estuvo un año en el dique seco, aunque mantuvo su ritmo de entrenamiento con la mente puesta en los ruedos. Pero su pierna no pensaba lo mismo que él y le traicionaba cada vez que se ponía el traje de luces. No podía torear. No estaba a gusto delante del toro por que la pierna me fallaba. Y el toro, en un momento, te saca la barriga o te parte el corazón Y a los 27 años, en la plenitud de su carrera, tuvo que cortarse la coleta. Adiós a los toros ¿Qué sintió? -Es lo peor que me ha podido pasar en mi vida. Mejor haberme muerto. Alfonso González Olmo conservó durante años, como si fueran una reliquia, tres trajes de luces, que hace escasas fechas ha tenido que regalar. No podía verlos. Abría el armario y me entraba una pena muy grande ¿Qué faena le queda por hacer? -Vivir muchos años. Chiquilín, esta semana, posando en la plaza de toros de Córdoba